Bullrich podría perder a sus referentes bonaerenses si sella una alianza con Ritondo

El terremoto político el PRO explotada tras el enfrentamiento del tándem Macri-Bullrich contra Horacio Rodríguez Larreta empieza a tener sus réplicas en las provincia de Buenos Aires. La tropa «halcón» amenaza con irse a las filas de Javier Milei.

La decisión de Larreta de desdoblar concurrentemente las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires provocó un tembladeral político con consecuencias inciertas. Una de las primeras reacciones fue mostrar a la plana mayor del PRO enfrentada al alcalde porteño.

Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo encabezaron las voces cantantes de la bronca. En menor medida María Eugenia Vidal también, aunque diversas versiones apuntan que la ex gobernadora bonaerense nunca quiso enfrentarse a Larreta, y culpa del polémico tweet levantado por Macri al ex secretario del expresidente, Darío Nieto.

Escapando un poco de los reflectores nacionales, y poniendo la lupa en territorio bonaerense, la sintonía de declaraciones entre Bullrich y Ritondo -precandidato a gobernador por el vidalismo pero cercano a la presidenta del PRO- puso en alerta a la tropa halcón provincial.

Los ex titulares de las carteras nacional y provincial de Seguridad vienen mostrando una mayor coincidencia en tiempos recientes, posiblemente influenciada por las encuestas que muestran a Ritondo como el segundo mejor posicionado del PRO para enfrentar al larretista Diego Santilli en las PASO, quien perfila como favorito de la oposición. Ambos apelan al discurso «duro» para enfrentar el «dialoguismo» larretista.

Una figura competitiva seduce a Bullrich para incorporarlo como alfil en la lucha por la gobernación bonaerense, pero al mismo tiempo pone en riesgo de ruptura al PRO provincial.

Si la presidenta del PRO finalmente suma a Ritondo como postulante, el senador bonaerense Joaquín de la Torre y el intendente de Capitán Sarmiento Javier Iguacel, sus otrora alfiles provinciales, están dispuestos a abandonar el espacio para pasarse a las filas libertarias de Javier Milei, el dirigente que crece en las encuestas al calor de las internas del oficialismo y oposición.

Los referentes «halcones» ponen el ojo en una encuesta reciente de la consultora Isonomía, realizada entre el 5 y el 21 de marzo, que indica que cualquier postulante provincial colgado de Milei está en condiciones de sumar algo más del 16% de intención de voto.

El trabajo indica que el gobernador Axel Kicillof suma 29,3% y Santilli 18,1%.

La interna amarilla podría ratificar las sospechas de que la división del voto macrista entre Santilli y Ritondo debilitaría al PRO al punto de que el postulante de Milei podría ascender al segundo lugar.

Cabe resaltar en este punto que el diputado ultra derechista aún no consagró ninguna figura como «su candidato» en PBA, por lo que Iguacel y De la Torre especulan con que tendrán mayor lugar disputando el Sillón de Dardo Rocha por los libertarios, que siendo sepultados en las internas del PRO.

Si Ritondo desembarcara como el candidato de Bullrich, la presidenta del PRO podría perder buena parte del armado que construyó en su momento junto a la estructura bonaerense que le prestó Emilio Monzó.

Mientras tanto, del otro lado de la vereda amarilla, Santilli hace lo posible para aplacar el fuego interno y llamó a sus colaboradores bonaerenses a no polemizar públicamente ni con Bullrich ni con Ritondo, sino centrar sus críticas y expresiones contra el gobierno provincial de Axel Kicillof.

En otras palabras, Santilli apuesta por mantener el tono de campaña inmaculado, apostando a no «porteñizar» la disputa bonaerense, confiado en que las encuestas son ciertas y será el elegido en las PASO.

Por el momento, la interna amarilla sólo ratifica lo que todas las mediciones muestran: Kicillof sigue siendo el claro favorito para retener la gobernación del principal distrito electoral del país.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: