14.2 C
Bahía Blanca
lunes, mayo 20, 2024

La UCR toma la centralidad de Juntos tras la ruptura de Macri y Bullrich

Con su negociación entre gallos y medianoche con Javier Milei, Mauricio Macri intentó quebrar Juntos por el Cambio pero sólo logró romper el PRO. La Unión Cívica Radical lo considera a él y a Patricia Bullrich fuera de la alianza en la que el partido centenario toma por fin la centralidad.

Mauricio Macri, Patricia Bullrich y el candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, se reunieron en la noche del martes en la casa del expresidente para sellar el apoyo unilateral de la dupla amarilla al candidato libertario de cara al balotaje que lo enfrentará con Sergio Massa.

Luego de no poder consensuar una postura unificada en el PRO, Macri decidió avanzar de forma particular con el objetivo de intentar romper la alianza Juntos por el Cambio y fortalecer al candidato de LLA.

Sin embargo, lo único que se quebró fue el partido amarillo: al unísono, la Coalición Cívica, la UCR, los gobernadores en funciones y electores de la JxC, y referentes "palomas" del PRO como Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal se desmarcaron del posicionamiento que Bullrich y Luis Petri anunciaron en conferencia de prensa.

Lejos de desaparecer, todos los integrantes de Juntos por el Cambio consideran que la alianza sigue existiendo, y lo que realmente sucedió es que Mauricio Macri y Patricia Bullrich decidieron abandonarla.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Lo cierto es que los coqueteos de Macri con los libertarios son de larga data y ya habían acumulado mucho tiempo de malestar interno. Su ruptura con JxC sirvió como anillo al dedo de radicales y otros sectores que querían desmarcarse del expresidente sin tener el costo político de expulsarlo de la alianza.

La UCR a la cabeza

El primer partido de JxC en posicionarse respecto al balotaje fue la Coalición Cívica, cuyo liderazgo indiscutido de Elisa Carrió definió la neutralidad ante el enfrentamiento Massa-Milei.

Sin embargo, tras la bomba que detonó la dupla Macri-Bullrich, el partido que finalmente tomó la centralidad de la alianza es la UCR. El partido centenario bregó en los últimos tiempos por dejar de ser el furgón de cola del PRO en la coalición opositora, y el posicionamiento de Macri y Bullrich les dejó servido en bandeja la centralidad de la alianza que contará desde diciembre con 10 gobernadores, cientos de intendentes, 93 diputados y 24 senadores.

La UCR fue la primera fuerza que se expresó tras la conferencia de prensa de Bullrich, a la que calificó de vergonzosa. En otra conferencia que protagonizaron el presidente del comité nacional, Gerardo Morales, y el senador nacional Martín Lousteau, los boina blanca sostuvieron que Macri y Bullrich "están fuera de la alianza" y que "la patria está en peligro con Bullrich y con Milei".

En ese sentido, el gobernador jujeño consideró que Milei es su "límite" y que sus propuestas y valores están en las antípodas del partido fundado por Leandro N. Alem. De mismo modo, los correligionarios anunciaron que, al igual que la CC, se mantendrán neutrales en el balotaje.

Así todo, unos minutos más tarde, en una entrevista con C5N, Lousteau dejó trascender que su voto -a nivel personal- iría para Sergio Massa. En un sentido similar se expresaron diversas voces del radicalismo. De esta forma se deja entrever que la neutralidad radical -acaso estrategia para mantener la unidad del partido- servirá para que un sector de la fuerza se oponga a una posible presidencia de Milei, adelantando su apoyo a Massa.

En la conferencia, Morales consideró que Macri y Bullrich "están afuera de la coalición" porque rompieron "el sistema de toma de decisiones de Juntos por el Cambio". El abandono de las dos figuras del ala dura del PRO dejó a la UCR como la fuerza con más despliegue territorial, con la mitad de los legisladores y la mayoría de las gobernaciones ganadas en estas elecciones.

Esta nueva relevancia a nivel nacional tendrá sus episodios locales. A nivel porteño, Lousteau advirtió que si el electo Jefe de Gobierno del PRO, Jorge Macri "no se pronuncia en contra de lo que hizo Patricia rompe JxC en la Ciudad”.

"Hoy Patricia Bullrich y Mauricio Macri decidieron que no están más en Juntos por el Cambio y que prefieren estar con Milei. Esa es la decisión que tomaron, el resto, los diputados, los senadores, no estamos en eso", afirmó en diálogo con TN.

"Bullrich no habló en nombre del PRO, pretendió hablar en nombre de seis millones de argentinos que la votaron pero no habló en nombre de ninguno de ellos ni del PRO", sentenció.

"Bullrich y Macri se fueron, ahora hay una coalición nueva entre un león y un patito", sostuvo el senador nacional.

El PRO partido

El espacio que más sufrirá la ruptura de Macri y Bullrich es sin duda el partido amarillo. Mientras su fundador empujó a la ex candidata presidencial a protagonizar una vergonzosa alianza con el libertario que hasta la semana pasada la tildaba de "montonera asesina", otras figuras amarillas se desmarcaron de esa postura.

En conferencia de prensa, Larreta también se declaró neutral en el balotaje. Consideró que apoyar a Milei es un "salto al vacío". Y en un sentido similar se expresó la diputada nacional María Eugenia Vidal, quien dio la versión de que había ocurrido una reunión por la mañana en la que se decidió que cada dirigente se exprese libremente.

"No creo que lo que diga ningún político, incluyéndome, defina el voto de los argentinos. No hay libertad de acción para los ciudadanos porque ya somos libres. Cada uno decide y es responsable de su voto", señaló y anticipó que ella no se ubica en la "vereda de enfrente del populismo" y no respaldará a ninguno de los dos candidatos.

Los gobernadores hacen su juego

El último espacio que -hasta el cierre de esta nota- se diferenció de Macri y Bullrich fueron los gobernadores electos y en ejercicio de Juntos por el Cambio.

Los gobernadores definieron también plegarse a la misma estrategia de la CC, la UCR, Larreta y Vidal: la neutralidad.

"Más allá de nuestras posiciones personales, nuestro deber en este momento no es determinar quién será el próximo presidente, sino reafirmar los valores fundacionales", remarcaron en el comunicado que publicaron este miércoles.

Allí, explicaron que la forma de constituirse como oposición y "ser fieles a los valores que representamos" es "reafirmando los valores fundacionales de Juntos por el Cambio por el Cambio en el Congreso Nacional y las provincias, y no entregando nuestra identidad al alquimista de turno", dijeron en clara alusión al pacto Macri-Milei.

Del mismo modo, remarcaron:

"Los 10 gobernadores y cientos de intendentes trabajaremos para ser modelos de gestión eficiente en todo el país. Y nuestros senadores y diputados nacionales serán la garantía de control republicano".

Los gobernadores que se hicieron presente en el encuentro subrayaron que su objetivo es "preservar la unidad de JxC" como "espacio opositor", pero evitaron dar nombres.

"Vamos a trabajar juntos los 10 gobernadores", insistió en diálogo con al prensa el gobernador correntino Gustavo Valdés, cuando le preguntaron específicamente por si esa unidad por la que estaban apostando incluía también al expresidente Macri.

Si bien dijo que los mandatarios provinciales no optaban por ninguna fórmula presidencial porque "el ciudadano es el que va a elegir", aclaró:

"Creemos profundamente en la educación y la salud pública, creemos que hay que invertir en el Estado pero bajar retenciones, mejorar la economía".

En el escrito, los mandatarios provinciales ratificaron su defensa a la educación y la salud pública, y aseguraron que no avalarán “una dolarización sin dólares mediante una agresiva devaluación de nuestra moneda”.

Del encuentro en la Casa de Corrientes participaron los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes); también fueron del convite los mandatarios electos Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Ignacio Torres (Chubut), Carlos Sadir (Jujuy), Leandro Zdero (Chaco), Marcelo Orrego (San Juan) y el actual mandatario mendocino, Rodolfo Suárez.

No participó el gobernador electo de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, porque está de viaje en Estados Unidos, ni tampoco Jorge Macri (CABA) y Claudio Poggi (San Luis), aunque este último estuvo representado por su compañero de fórmula y próximo vicegobernador Ricardo Endeiza.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }