27.7 C
Bahía Blanca
jueves, febrero 22, 2024

El segundo debate presidencial mostró a Massa propositivo, a Bullrich indignada y a Milei desdibujado

Los cinco candidatos que se medirán en las elecciones generales pasaron por el segundo y último debate presidencial antes de la cita del 22 de octubre. El postulante de Unión por la Patria, Sergio Massa eligió enfocarse en propuestas, mientras que Patricia Bullrich optó por mostrar su lado más confrontativo; en tanto Javier Milei pasó todo el debate a la defensiva por no poder eludir los cuestionamientos a su posturas más polémicas.

Esta vez el encuentro de los presidenciables tuvo lugar en la Facultad de Derecho de la UBA y los ejes fueron:

  • Seguridad;
  • Trabajo y producción;
  • Desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente.

El segundo round que enfrentó por dos horas a Sergio Massa (Unión por la Patria); Javier Milei (La Libertad Avanza); Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio); Juan Schiaretti (Hacemos por un País) y Myriam Bregman (Frente de Izquierda), fue mucho más intenso que el primero, estuvieron mejor administrados los derechos a réplica, hubo más cruces y frases polémicas.

A diferencia del primer encuentro realizado en Santiago del Estero, en esta ocasión no se notó tanto el "coucheo" previo, y pese a que -claramente- los cinco postulantes se habían preparado para el debate, ahora se mostraron más sueltos.

En la presentación, todos hicieron mención del conflicto en Israel, solidarizándose con la situación. Quien se diferenció en este punto fue Bregman, quien afirmó que les "duelen las víctimas" al tiempo que puso el foco de la denuncia en los crímenes cometidos por el Estado de Israel.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Massa a futuro

El candidato de UP concentró la mayoría de sus intervenciones en no entrar en el juego de las "chicanas y provocaciones" -como adelantó-, sino centrarse en las propuestas a futuro.

El primero de los ejes de la noche fue seguridad, y la ocasión fue aprovechada por el ministro-candidato para abordar el tema en tres ejes. Primero la prevención, y para ello mencionó el ejemplo de lo que aplicó cuando fue intendente de Tigre:

"Propongo instalar cámaras, mayor presencia de móviles, sistemas satelitales de rastreo, botón de antipánico para cada ciudad de más de 50 mil habitantes, todo eso financiado por el estado", agregó.

Segundo la lucha contra el crimen mediante la creación de una agencia federal con las cuatro fuerzas federales. "Un FBI argentino instalado en central Córdoba para trabajar contra la corrupción, el narcotráfico y la trata de personas".

Y en tercer lugar propuso exigirle cuentas al Poder Judicial:

"Por último vamos a exigirle a la Justicia. No puede ser que un juicio por indemnización dure 5 años, un juicio por adopción 7 años, una orden de allanamiento 7, 10 o 15 días. Con un cambio en la ley vamos a medir el funcionamiento de los jueces para que ellos también tengan que rendir cuentas a la sociedad", apuntó

En ese punto Bullrich introdujo el tema Insaurralde. "¿Tus números quién te los da? ¿Insaurralde?. No podés hacer buena seguridad si tus socios son corruptos vos defendiste a (Claudio) Scapolan, un fiscal del narcotráfico".

Al responder, Massa se anotó uno de los principales goles de la noche, al remarcar que "no todos somos lo mismo" y le reprochó a la candidata del PRO su protección del diputado Gerardo Milman, implicado en el atentado contra Cristina Kirchner:

"Insaurralde cometió un hecho gravísimo, le pedí la renuncia y lo hizo. No todos somos lo mismo: vos nunca pediste la renuncia de Millman".

Luego del bloque de Seguridad, Massa tuvo su turno para hablar de Trabajo. Allí enumeró algunas de sus propuestas y valoró las recientes medidas del Gobierno en relación al IVA y el Impuesto a las Ganancias.

"Creemos en una sola clase de hombres y mujeres, los que trabajan, y el trabajo será uno de los ejes centrales de nuestra gestión. Proponemos una mejora en el ingreso desde dos lugares: paritaria libre y reducción de impuestos. Hoy por hoy más de 16 millones y medio de personas reciben la devolución del IVA. Además, terminamos con la mentira del Impuesto a las Ganancias y más de dos millones de argentinos ya no tienen esa preocupación", señaló el actual ministro de Economía.

También se refirió a dos grupos en particular: los discapacitados y las mujeres.

"Es clave hablarle a las personas con discapacidad, que son rechazadas del mundo de trabajo, porque la pensión funciona como límite. Se termina eso de que el que tiene pensión no puede trabajar, se termina esa muralla. Y quiero también referirme a las mujeres, que son discriminadas en el salario. Vamos a impulsar la obligatoriedad de la misma tarea y misma remuneración para hombres y mujeres", explicó.

Por último, se refirió a las pymes y el sistema de desarrollo exportador.

"Quiero decirles que ya comenzamos a eliminar carga sociales a las pymes, y que vamos a impulsar un sistema de simplificación tributaria. Y sobre el sistema de desarrollo exportador, energía, minería y agro, las vamos a seguir impulsando porque son la consolidación de las reservas de Argentina", finalizó su exposición.

Finalmente, sobre el tercer eje, Massa anticipó la propuesta de Créditos hipotecarios ajustados por salario; un programa para acceder a 2 millones de lotes con servicios"; y sobre la "casa común", propuso tres ejes: la reforma del código penal para que quien contamine un río o destruya un humedal vaya preso; trabajar sobre las energías renovables y en tercer lugar la creación de un programa ambiental.

La indignación de Bullrich

Luego de la pobre performance en el primer debate, Bullrich intentó recuperar protagonismo en este segundo round. Lo logró a base de elevar el tono y repetir los eslóganes que grabó para sus spots de campaña, donde primó el mensaje indignado.

El principal punto fuerte de la candidata del PRO fueron las reiteradas ocasiones en que polarizó contra Javier Milei, en un intento de mostrarse como la oposición "racional" al peronismo.

"Milei, mostrás motosierra, decís viejos meados y tratás mal a las mujeres", apuntó la ex ministra de seguridad contra el libertario, a quien también le volvió a recordar la presencia de personajes catalogados como "casta" dentro de su armado, haciendo especial énfasis en la figura del sindicalista Luis Barrionuevo ("Tenés la casta adentro", le dijo, evitando sutilezas).

Quizás uno de sus cruces más polémicos fue cuando le reprochó al liberal la presencia de "chorros en las listas". El comentario descolocó a tal punto a Milei que le lanzó una respuesta que, al tiempo que reconoció la denuncia, los dejó embarrados a ambos: "Vos también". Bullrich no replicó este comentario.

Además, resaltó que Milei "quiere liberar las armas y eso cae en manos de los delincuentes", marcó. Sobre este punto, Bullrich le recalcó a Milei el punto de su plataforma electoral donde se refiere al tema, y el libertario apenas pudo ensayar una respuesta floja de papeles.

Sin embargo, fuera de estos cruces, las intervenciones de Bullrich se centraron en chicanas contra el kirchnerismo, su decir atropellado y pleno de furcios y mala dicción. Así todo, en JxC consideran que fue la mejor performance de la ex ministra.

Milei desdibujado

Tras sobreactuar una pose de "profesor" en el primer debate, Milei intentó replicar la estrategia, pero el resultado fue mostrarse como el más "coucheado" de los cinco candidatos; y para peor, pasó toda la velada en modo defensivo, gastando sus derechos a réplica contra los cuestionamientos de los otros cuatro postulantes.

Bullrich lo obligó a defenderse tantas veces que Milei no pudo polarizar la discusión con Massa.

Milei no cumplió su objetivo principal de la noche, que era ganar el capítulo sobre Seguridad. Por el contrario, en ese tramo Bullrich consiguió desestabilizarlo y lo obligó a agotar casi todas las instancias de derecho a réplica.

Finalmente, el libertario quedó acorralado cuando, cerca del final, Massa y Bregman le consultaron por su oposición al proyecto de ley de cardiopatías congénitas y sobre el cambio climático y femicidios.

Sobre la primera, Milei ensayó una endeble crítica al sistema público de salud, y respecto al segundo tópico -que intentó evitar a toda costa- el líder de LLA terminó negando el calentamiento global, aduciendo que se trata de un supuesto proceso natural:

No niego el cambio climático. Lo que yo digo es que existe en la historia de la Tierra un ciclo de temperaturas. Es decir, hay un comportamiento cíclico y este es el quinto punto del ciclo. La diferencia con los cuatro anteriores es que antes no estaba el ser humano y ahora sí está el ser humano. Por lo tanto, todas esas políticas que culpan al ser humano del cambio climático son falsas y lo único que buscan es recaudar fondos para financiar vagos socialistas que escriben papers de cuarta”.

Además, las incesantes chicanas contra Bregman por su ideología política le valió que Massa lo cruzara: "Hasta acá llegaste Javier", le apuntó y le pidió que respete a las mujeres.

Schiaretti y Bregman

El gobernador cordobés y la abogada socialista también se mostraron sólidos a la hora de exponer sus discursos, pero nuevamente cayeron en los mismos vicios del primer debate: el primero volvió a repetir el "modelo cordobés" como respaldo para todas sus propuestas nacionales; y la segunda se destacó a la hora de denunciar la situación social, pero no así en elevar propuestas que se salieran del libreto tradicional del trotskismo argentino.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }