17.1 C
Bahía Blanca
miércoles, abril 24, 2024

Inicia en la Cámara de Diputados el proceso de Juicio Político a la Corte Suprema

Este jueves la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados se reunirá para definir el cronograma del proceso de remoción a los jueces de la Corte Suprema de Justicia, en base al proyecto impulsado por el presidente y varios gobernadores. En respuesta, Juntos por el Cambio inició el miércoles un bloqueo en el recinto que busca paralizar el Congreso.

El largo camino del Juicio Político

La comisión que preside la diputada del Frente de Todos (FdT) por Entre Ríos Carolina Gaillard se reunirá a las 11 horas para analizar los expedientes que plantean el juicio político a Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Por el momento, el oficialismo cuenta con el número necesario en la comisión de juicio político para firmar el dictamen del proyecto, pero no así con la mayoría de dos tercios necesaria para aprobar la iniciativa en el recinto de la Cámara baja.

Los argumentos

El argumento principal es el fallo por la coparticipación que privilegió a la Ciudad de Buenos Aires y perjudicó al resto de las provincias, pero el proyecto también hace mención a otros fallos, como el que definió la composición del Consejo de la Magistratura y el de la resolución de 2017 que declaró aplicable el cómputo del 2×1 para los delitos de lesa humanidad, entre otros.

En el proyecto de resolución, que elaboraron los diputados encabezados por Eduardo Valdés, se toma como base el documento impulsado por el Presidente Alberto Fernández, pero se agregaron además nuevas denuncias para investigar a lo largo del proceso, entre ellas una sobre el manejo de la Obra Social del Poder Judicial.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Al respecto, los diputados nacionales del FdT María Rosa Martínez y Pablo Carro presentaron a mediados de enero la iniciativa, porque para ellos:

"Este incumplimiento sostenido durante años tuvo como consecuencia directa la existencia de una administración plagada de irregularidades, el deterioro del servicio de salud de calidad que debe brindar la OSPJN"

Esto provocó:

"La afectación del derecho a la salud de todos los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y el Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, afiliados a la misma".

Para JxC no es posible cuestionar la conducta de los jueces por el contenido de un fallo judicial, mientras que en el oficialismo apuntarán al proceso de cada expediente para acusarlos por mal desempeño, una de las causales de juicio político.

Por caso, apuntan que los gobernadores no fueron escuchados en el debate por la coparticipación (firmado por los 4 jueces), aun cuando son los representantes de las provincias. Varios de esos mandatarios están en la lista invitados a las audiencias de la Comisión.

También serán citados organismos de derechos humanos y podrían agregarse víctimas de la represión de la dictadura para exponer sobre el caso del fallecido represor Luis Muiña, liberado anticipadamente por un fallo que firmaron Rosatti, Rosenkrantz y la retirada Elena Higton de Nolasco.

Fue anulado después de marchas multitudinarias y una ley correctiva del Congreso, que para algunos diputados que estudiaron el caso no debería haber sido necesario.

Rosenkrantz es el más apuntado porque en 2018 insistió con beneficio a un represor en el caso "Rufino Batalla", sobre el que la oficialista Vanesa Siley tiene un pedido de juicio específico.

Sobre el Consejo de la Magistratura se les recriminará a los jueces la incidencia en el Poder Legislativo al poner en vigencia una ley derogada y luego cuestionar la elección de los representantes del Congreso.

La intención del oficialismo es comenzar con el análisis de los expedientes este jueves y prevé organizar dos reuniones por semana entre lo que resta de enero y fines de marzo, aproximadamente, para recabar las pruebas relacionadas con los pedidos de enjuiciamiento a los ministros de la Corte.

JxC a las audiencias

Los 14 diputados de Juntos por el Cambio que integran la Comisión de Juicio Político habían decidido no dar quórum para tratar el juicio político, pero como el FdT (con su mayoría) habilitaron la sesión, los opositores decidieron participar no sólo de esta audiencia, sino de las que sigan también.

El principal debate de los cambiemitas fue entre quienes pedían participar de las audiencias y los que proponían vaciarlas y dejar al oficialismo en soledad.

Estos últimos quedaron en minoría, sobre todo luego de la decisión del Frente de Todos de ampliar la lista de invitados que podría estirar las audiencias casi hasta mitad de año.

Entre los 35 invitados en los pedidos de juicio político presentados por el oficialismo está el ex juez Eugenio Zaffaroni, quien el año pasado asistió a varias reuniones de comisión del Senado y nunca enfrentó preguntas de JxC.

Zaffaroni expondrá sobre el fallo de la Corte que en 2017 redujo la pena de Muiña.

La alianza opositora decidió presentarse para confrontar con Zaffaroni. Advertidos, en el oficialismo preparan una lista de invitados sorpresa, que podría incluir a víctimas del represor y esto dejaría a JxC en la incómoda posición de cuestionar a víctimas de la dictadura.

El FdT también citará a damnificados por la obra social de la Corte, otro de los motivos de enjuiciamiento y que nuevamente podría poner a JxC en el aprieto de ser quienes hacen la vista gorda ante las denuncias sobre desmanejos financieros, falta de nombramiento de los directores e incumplimiento en las coberturas.

Las internas en Juntos también se colarán en el debate: antes de la reunión de los diputados, Elisa Carrió confirmó que sus diputados mantendrán el pedido de juicio político a Ricardo Lorenzetti, pero por argumentos propios y no los del oficialismo.

"Es por su patrimonio oscuro, por sus relaciones, por todas las causales que nosotros fuimos poniendo a lo largo de los años, con nuestro propio dictamen vamos a pedir la acusación", anunció Carrió en una entrevista radial.

La frase de "Lilita" sirvió para marcarle la cancha a Juan López, el diputado de la Coalición Cívica que la representará en la Comisión de Juicio Político, donde es vicepresidente, quien se había expresado contra toda iniciativa de enjuiciar a los supremos.

Bloqueo al Congreso

Mientras tanto, Juntos por el Cambio ya anticipó que no dará quorum en el recinto para tratar los distintos proyectos de Ley contemplados en la convocatoria a Sesiones Extraordinarias mientras se mantenga el proceso de juicio político, ya que consideran que se trata de un supuesto "ataque a la Corte y a la institucionalidad" por parte del Gobierno.

Desde el FdT ven esta posición, en cambio, como la intención de la oposición de "paralizar el Congreso, sea con ese o con otro argumento", y recordaron que "en diciembre hicieron fracasar dos sesiones que incluían temas como la creación de universidades y la moratoria previsional".

La primera muestra del bloqueo fue el faltazo opositor a la reunión de la Comisión de Recursos Naturales que dictaminó este miércoles el proyecto para declarar reserva natural el parque laguna el Palmar, en Chaco.

La sesión fue posible porque ayudó la diputada Graciela Camaño, del interbloque federal. El último oficialista en llegar fue Máximo Kirchner, suficiente para el presidente de la comisión Leonardo Grosso reuniera las firmas para el dictamen.

Recién después ingresaron algunos diputados de JxC, como Ximena García (UCR), Pablo Torello y Martín Maquieyra (PRO).

Por la tarde de ayer el jefe de la bancada oficialista Germán Martínez convocó a una reunión con las autoridades de las comisiones que tienen que tratar algunos de los proyectos incluidos en la convocatoria a extraordinarias.

Intentó sumar a los opositores que presiden otras comisiones, pero no logró contactarse con ellos y a través de un comunicado anticipó que intentará hacerlas funcionar igual.

Los principales apuntados serían los radicales Ricardo Buryaile y Facundo Manes, quienes presidentes las comisiones de Agricultura y de Ciencia y Tecnología. Los boina blanca, pese a su discurso institucionalista, no dieron señales de querer convocar las comisiones del Congreso que presiden.

El bloqueo de JxC incluye leyes que fueron dictaminadas por sus diputados como las referidas a temas de salud, que incluyen la historia clínica digital y la donación de sangre para médula ósea. También hay proyectos para crear universidades, renovar la moratoria jubilatoria o combatir el lavado de activos, entre otros.

De esta forma, la oposición tiene de rehén en el Congreso a proyectos claves para el bienestar de la población, su salud y economía.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }