24.1 C
Bahía Blanca
jueves, enero 26, 2023

Entrevistada en un diario brasilero, CFK se expresó sobre la causa Vialidad y el atentado: “Me quieren presa o muerta”.

Las últimas noticias

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó una entrevista al diario brasileño Folha de Sao Paulo en la que se expresó sobre el veredicto que se conocerá este martes en la causa Vialidad, como así también del atentado que sufrió: “Me quieren presa o muerta”.

El «regalo para Magnetto»

Refiriéndose al inminente veredicto del tribunal que la juzga en la causa por la obra pública en Santa Cruz, Cristina aseguró que: «Acá el lawfare estuvo encarado desde la cúspide del poder«.

CFK remarcó que el «partido judicial» surgió en Latinoamérica contra:

«Aquellos gobiernos que fueron más allá de lo que el establishment les permitía en cuanto a inclusión y beneficios para los sectores más postergados«.

Un punto fuerte de la entrevista fue cuando la titular del Senado remarcó la fecha en que se conocerá el veredicto:

«El 6 van a dictar la sentencia. El 7 de diciembre va a ser publicada en los diarios. Ese día, el 7D, fue un emblema de nuestro gobierno con la ley de medios, que establecía que los dueños de medios que tenían demasiada concentración mediática debían desinvertir».

En ese marco, añadió: «La tapa de ‘Cristina condenada’ y el 7D van a coincidir. Es una suerte de regalo para Magnetto«.

«Que estaba la sentencia escrita lo dije el dos de diciembre del 2019 la primera vez que declaré en el juicio», añadió.

CFK también apuntó contra el juez Julián Ercolini:

«El juez que instruyó esta causa es el mismo juez que siete u ocho años antes, en la misma causa, con las mismas obras, con las mismas denuncias de la oposición había dicho que no era competente, que había que remitirlo al sur. Se investigó allá, hubo sobreseimiento, lo que acá se denomina cosa juzgada«, recordó.

«Durante todo el juicio que duró tres años en audiencias, todas las pruebas testimoniales, todas las pruebas documentales, todas las pruebas periciales dicen que es una absoluta falsedad el querer involucrarme«, afirmó la exmandataria.

Además remarcó: «Es imposible que se caracterice a gobiernos democráticos como una asociación ilícita«.

«El neoliberalismo encontró tres nuevos instrumentos: controlar la voluntad popular, proteger judicial y mediáticamente a los dirigentes de derecha y disciplinar a los dirigentes políticos para que los que quieran defender a los excluidos lo piensen dos veces», sostuvo Fernández de Kirchner.

Al remarcar el armado del lawfare desde la cúpula del poder del estabislment, apuntó:

«Ricardo Lorenzetti, cuando era presidente de la Corte, se tomó una foto con Sergio Moro -el juez y posterior ministro de Justicia bolsonarista que encarceló a Lula da Silva- de un lado y Claudio Bonadio, que era un juez que perseguía a mí y a mi familia, del otro».

«El atentado contra mi vida tiene una fuerte connotación política»

La vicepresidenta también se refirió al intento de magnicidio en su contra el pasado 1° de septiembre y afirmó que la investigación da cuenta de que existen autores intelectuales del hecho pero «los jueces de Macri» no lo quieren investigar.

La titular del Senado también insistió en los vínculos entre la denominada «Banda de los Copitos» y el grupo de odio de ultra derecha Revolución Federal.

“Después de haber analizado todo, se ve claramente que los detenidos eran sólo los autores materiales. Hay ideólogos y autores intelectuales del atentado”, remarcó.

«El atentado contra mi vida tiene una fuerte connotación política. Estaban vinculados por los grupos de derecha y financiados por grupos del macrismo«, remarcó la líder peronista, quien relató que se encontraron mensajes que revelan el plan para matarla.

«Encuentran mensajes que esto (el atentado) está escrito entre gente que se comprobó que recibió 17 millones de pesos de familiares de funcionarios de Macri«, afirmó, en referencia a las tranferencias multimillonarias del Grupo Caputo a Jonathan Morel, cofundador de Revolución Federal.

En este marco apuntó contra»los jueces de Macri» que no quieren investigar las conexiones entre estos grupos. «Me quieren presa o muerta«, lanzó.

Cristina insistió en la relación entre Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte, Nicolás Carrizo, acusados y detenidos por el atentado, y Revolución Federal.

“Ellos se fotografiaron con estos líderes. Los siguieron. Fueron a las mismas manifestaciones y recibieron un financiamiento de 17 millones de pesos de un fideicomiso de (Nicolás) Caputo, amigo del alma de Macri”, enfatizó.

Asimismo, la Vicepresidenta advirtió que:

«Los jueces puestos por (el expresidente Mauricio) Macri lo protegen a él y protegen a quienes quisieron matarme, y no investigan nada de lo que pasó durante su gobierno«.

«Hay 17 millones de pesos que fueron entregados desde un Fideicomiso de Caputo a estos grupos violentos que querían mi muerte para destituir al gobierno. Que fueron y quisieron incendiar la casa de gobierno, que fueron con molotovs a mi casa. Si, los dejaron libres. ¿Quiénes los dejaron libres? Los jueces puestos a dedo por Mauricio Macri antes de irse del gobierno», apuntó CFK.

Cristina también se refirió a las críticas misóginas que recibe a diario:

«Esto de que CFK no es pragmática, que CFK esto. Soy polarizadora…soy mujer, ese es el problema. Si yo grito, histérica, está gritando, loca, loca. Como les decían a las Madres de Plaza de Mayo, locas. Si el hombre que fuerza que tiene, es un tipo fuerte. Es un tipo fuerte», afirmó.

Finalmente, la dos veces presidenta reafirmó su convicción de seguir ocupando el rol que deba ocupar en pos de cumplir sus objetivos políticos:

«Ser dirigente es poder mirar más allá y decir ‘la historia va por allá, hay que hacer esto’. Eso no lo voy a perder nunca. Podré ser presidenta o legisladora, pero nunca voy a renunciar a decir lo que me parece que hay que hacer para construir un país mejor para nuestra gente«.

Personas mencionadas en esta nota:

Latest Posts