Presionado por el PRO, Mauricio Macri ratificó su apoyo a Bullrich sin romper lazos con Milei

Tras varias presiones del equipo de Patricia Bullrich, el expresidente Mauricio Macri brindó una entrevista televisiva en donde sobreactuó su apoyo a la candidata presidencial de Juntos por el Cambio. Confesó que debió ir a terapia para “soltar” el liderazgo del PRO y se encargó de no confrontar con Javier Milei y deseó que sus diputados apoyen un eventual gobierno de Bullrich.

El fundador del PRO volvió a la Argentina tras tres semanas en el exterior a raíz de las actividades que desarrolla en su rol de titular de la Fundación FIFA y por haber participado del mundial de bridge en Marruecos. Sin embargo, antes de retornar a territorio nacional, el expresidente conversó por Zoom con la candidata presidencial de JxC.

Allí ambos acordaron los términos de la re-incorporación de Macri a la campaña, y el principal pedido de la ex ministra de Seguridad fue que le brindara un apoyo explícito a su candidatura, para así despejar los rumores sobre su apoyo al libertario Javier Milei.

Previamente, diversas figuras de la alianza opositora habían presionado públicamente a Macri para que hiciera más clara su postura, como Nicolás Massot o Emilio Monzó.

Este lunes el exmandatario cumplió con su parte del trato. Pasó por los estudios de TN y allí sobreactuó el apoyo a su ex ministra: “tengo un solo candidato y es Patricia Bullrich“, afirmó Macri y consideró a la candidata como una persona con “exceso de vocación de querer decidir“.

Macri se hizo el desentendido con todo lo que ocurrió en las últimas semanas, como el ofrecimiento a los libertarios que banqueros amigos le recaudaran fondos en Estados Unidos. El exmandatario no se refirió al respecto y le atributó todo a “versiones maliciosas”:

“Insisto, Patricia es mi candidata. Yo escuchaba desde el exterior gente que hacía interpretaciones psicológicas, versiones maliciosas de que yo podía tener dos candidatos. Es como no conocerme”.

“Hay alguien que los va a conducir sin mesianismo ni locuras sino con firmeza. La gente legitima un cambio profundo, claro y rápido porque eso es lo que va a sacar la sensación de que no hay destino. Yo creo que estamos en víspera de un cambio histórico”, afirmó Macri.

El ex Boca confesó que el traspaso de liderazgo dentro de la alianza opositora no fue un asunto sencillo para él y que incluso debió hacer terapia para lograrlo:

Ella (Bullrich) va a conducir, va a ser la presidente. Yo trabajé esto cuatro años con mi psicoanalista, para saber que yo soltaba. Si decidí ratificar que no iba a ser candidato fue porque estaba en paz conmigo mismo de que yo podía ceder la conducción del futuro gobierno a un integrante de mi partido“.

La danza con Milei

El ex mandatario no contestó sobre la oferta que le hizo Milei para ocupar un cargo en su gobierno, pero sí dijo que sólo le mandó un mensaje de WhatsApp el domingo de las PASO. “No hubo nada raro“, prometió.

La entrevista dejó sabor a poco entre la tropa bullrichista, ya que pese a las palabras de apoyo, los intentos de Macri por diferenciarse de Milei apenas si catalogaron de tibios.

“Yo insisto, la Argentina necesita un cambio profundo, real y ese es el que puede representar Patricia“, afirmó Macri, quien no perdió oportunidad para considerar al espacio libertario como parte de ese “cambio“. Incluso llegó a pedir que, en un eventual gobierno de Bullrich, los legisladores de La Libertad Avanza acompañen al PRO, o incluso se vuelvan oficialistas:

Yo espero que Milei con el apoyo que está recibiendo, sus diputados apoyen a Patricia cuando ella tenga que encarar estas reformas profundas de una manera sana”.

Así todo, el ex presidente sí intentó remarcar ciertas diferencias con Milei, e incluso ninguneó su victoria en las PASO, afirmando que fue “por poquito“.

Al ser consultado sobre su relación con el postulante de LLA y el llamado que le realizó la noche de las primarias, el expresidente dijo: “Soy una persona de diálogo y siempre lo he sido. Lo único que hice ese domingo fue felicitarlo por la buena elección, no hubo nada raro”.

Luego, aclaró que “la última vez que hablamos fue el día que ganó por poquitito las PASO” y opinó que el libertario “expresa un enojo, más que una idea“.

“(…) Lo único que hice ese domingo fue mandarle un mensajito a Milei felicitándolo por la buena elección. Me dijo ‘Muchas gracias’ y se acabó. No hubo nada raro”, relató Macri.

Asimismo, al ser consultado sobre las advertencias de especialistas que alertan sobre posibles peligros para la democracia en caso de que Javier Milei gane las elecciones, Macri se opinó:

“Siempre hay un límite muy complicado, porque hay que respetar el voto de los argentinos. Yo los quiero convencer de mi camino, pero no me parece que haya intolerancia a la crítica. Cuando veo a Javier Milei ponerse tan violento cuando alguien piensa distinto, pienso que por ahí no es”.

Macri confirmó que le sugirió a Milei que debía “despersonalizar” La Libertad Avanza, “pero claramente no me hizo caso”.

“Le he preguntado por qué hablaba de una forma tan despectiva de Horacio Rodríguez Larreta, pero se ve que no tuve mucho éxito”, contó.

Por otra parte, Macri analizó el nombramiento de Carlos Melconian como futuro ministro de Economía de Bullrich. “Me parece muy bien. Carlos viene preparándose mucho tiempo para esto, me parece una buena decisión de Patricia“.

En cuanto a la dolarización, sostuvo que “la mayoría de los economistas que respeto, me emitieron una opinión de que no hay lugar en este momento para eso. Sería de vuelta buscar un atajo y tenemos que parar de buscar atajos”.

Los pronósticos electorales de Macri

El expresidente opinó que “hay que desdramatizar” el resultado de las elecciones PASO, en las que Milei alcanzó el 29,86% de los votos, Juntos por el Cambio el 28% y Unión por la Patria el 27,28% de los sufragios.

“Creo que hay que desdramatizar. Esto fue un empate. Pero claro, jugó en contra la expectativa, este tema de que las encuestadoras no acierten. Lo que va a pasar es que vamos a ir a una segunda vuelta con los libertarios y Juntos por el Cambio. Ahí se va a dirimir y soy optimista de que vamos a ser los que representen un cambio racional y posible en base a una larga experiencia liderada por alguien que tiene experiencia, trayectoria”.

Asegurando que Milei ganó por “poquitito“, Macri recordó que “Milei en las PASO no competía contra nadie. Ahora compite contra nosotros” y agregó:

“Nuestro desafío es que parte de aquellos que se enojaron y nos acompañaron en 2019, vuelvan a apoyarnos porque acá está el cambio“.

Además, se refirió a la feroz interna que atravesó su espacio y reflexionó:

Los enojos tienen que prescribir, yo creo que a muchos les cayó mal la interna porque no estamos acostumbrados a esa dinámica de las primarias. Siento que la interna nos desperfiló y nos hizo perder foco y atención en la gente”.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: