22.3 C
Bahía Blanca
martes, febrero 27, 2024

Mauricio Macri financia a Javier Milei a cambio de un "lugar destacado" en su gobierno

Cada vez queda más expuesto que Mauricio Macri juega abiertamente para una victoria de Javier Milei. El expresidente puso a un amigo íntimo a recaudarle fondos para su campaña, y el libertario respondió prometiéndole un "rol destacado" en un eventual gobierno suyo.

A confesión de parte, relevo de pruebas

Los empresarios más influyentes del Círculo Rojo que -al menos hasta las PASO- se habían posicionado a favor de respaldar a Juntos por el Cambio (JxC), quedaron confundidos al ver el alegre festejo de Mauricio Macri por el resultado de las primarias, pese a que la alianza quedó segunda y su candidata más votada (Patricia Bullrich) tercera a nivel individual.

Algunos de estos empresarios se comunicaron con Macri tras las PASO, y quedaron estupefactos al escuchar una maquiavélica confesión del expresidente: “Si no gobiernan ellos (el peronismo), ni nosotros (Juntos por el Cambio), gobernaremos nosotros a través de Javier (Milei). Lo importante es el fin del populismo”, soltó el ex mandatario.

Esta confesión confirma que Macri, mientras alimentaba la línea Bullrich en la interna de JxC, estaba tejiendo un acuerdo de cúpula con Milei, que va desde los elogios públicos y fiscales propios para cuidarle las boletas hasta los llamados a votarlo en privado.

Macri ya vislumbra una eventual victoria libertaria y una especie de co-gobierno en el que él traza las directrices y Milei ejecuta.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Lo cierto es que el fundador del PRO no oculta más su incomodidad dentro de JxC. Reniega de la alianza con el radicalismo y la Coalición Cívica, y aboga por un espacio de extrema derecha entre el "ala dura" de su partido y los libertarios.

Por eso es que Macri ahora juega una partida a dos puntas, donde potencia a Milei y presiona a Bullrich.

Se desinfla Bullrich

El fin de semana pasado trascendió que el expresidente presiona a Patricia Bullrich para que anuncie a Carlos Melconian y a Germán Garavano como ministros. En caso contrario, Macri amenazó con abandonar la campaña.

Germán Garavano
Germán Garavano

Garavano ocupó el Ministerio de Justicia durante la presidencia de Macri, pero fue después de 2019 cuando se convirtió en un actor clave para el ex Presidente y lo mantuvo a salvo en varias causas judiciales.

En tanto, Melconian tiene una relación oscilante con Macri. En 2015 se especulaba con su posible desembarco en el Ministerio de Economía en 2015, pero primero Alfonso Prat Gay y luego Nicolás Dujovne y Luis Caputo le ganaron la pulseada.

Carlos Melconian

El vínculo se deterioró tanto que Melconián dio un portazo al dejar en Banco Nación y no ahorró críticas a la errática política económica de Macri.

Sin embargo, el último año sirvió para que ambos recompusieran la relación. Mejoró al punto de que el ex presidente le pidiera a Horacio Rodríguez Larreta que lo incluyera como ministro de un eventual gabinete junto a Garavano y a Andrés Ibarra. Pero Larreta prefirió a Hernán Lacunza.

La imposición de Melconián dejaría afuera del Ministerio de Economía al hombre de Bullrich para ese cargo, el diputado santafesino Luciano Laspina.

El problema con Melconian es que además de obligar a Bullrich a marginar a Laspina que aún hoy sigue apareciendo en los medios y hasta en las charlas con el FMI como su futuro ministro, es que Melconian le pidió a la candidata de Juntos el control directo de todas las áreas económicas para convertirse en un superministro. Eso la haría asumir ya debilitada frente a la figura del economista.

Bullrich intenta rearmarse tras las primarias. La titular del PRO quedó en un lugar complicado: necesita endurecerse para ganarle a Milei y moderarse al mismo tiempo para conservar el voto de Larreta, una situación imposible. Y el doble juego de Macri sólo pone más piedras en el camino de la ex ministra de Seguridad.

La candidata presidencial de JxC también recibe presiones internas de su propio espacio: Ahora, Emilio Monzó le pidió que lo confirme públicamente como su futuro ministro del Interior.

Emilio Monzó

La estructura de Monzó jugó fuerte para Bullrich. Justamente sobre la mesa de la negociación se juega el apoyo de esos armadores para octubre. Sin esa estructura, Bullrich podría perder una fuerza interna vital para su candidatura.

Amigos son los amigos

La prueba más cabal del impulso de Macri a Milei radica en que el expresidente puso a un amigo íntimo a recaudar fondos para el libertario.

Se trata del empresario Pedro "Pierre" Pejacsevich, dueño de la consultora financiera T&P Asesores, que fundó en 2017 en pleno auge del gobierno de su amigo. Antes trabajó 25 años en el Banco Macro, donde llegó a gerente.

Pejacsevich está ahora recaudando fondos para la campaña de Javier Milei, algo que hace unos meses la revista Noticias reveló que estaba haciendo también para Bullrich. De hecho, el propio "Pierre" figura como aportante de 3 millones de pesos, según reveló Página/12.

Ahora, el íntimo amigo de Macri se encarga de organizar cenas para juntarle fondos a Milei. Las cenas se realizan en el exclusivo restaurante Elena, del hotel Four Seasons, con un cubierto de 50 mil dólares.

Otra señal del acercamiento es que meses atrás Macri le acercó a Milei a empresarios de su confianza para que lo ayuden y también le recomendó que sume a su campaña al consultor político Santiago Caputo, sobrino de Nicolás, "Nicky", el mejor amigo del ex presidente.

Macri viene levantando a Milei en cada una de sus declaraciones. El mismo domingo de las PASO se encargó de felicitar al libertario y luego se declaró "feliz" por el resultado, que definió como "soñado". "Milei es parte del cambio que se viene en la Argentina", sostuvo arriba del escenario.

La devolución de gentilezas

Confirmando el vínculo de cercanía, el propio Milei adelantó que Macri tendrá un "rol destacado" en un eventual gobierno suyo.

"Si soy presidente, Macri tendría un rol destacado como representante de la Argentina. Sería una figura por encima de Cancillería y demás... un representante del país, no sé cómo se define, habría que crear la figura, pero creo que es alguien que puede abrir mercados", dijo Milei a Radio Mitre.

Además, explicó la relación con Macri también se extiende al plano personal:

"Hablamos de varios temas. Pero me ha sorprendido muy gratamente que no sólo se ocupó de preguntarme cosas de economía, sino que ha mostrado un lado humano no esperado para mi dado el vínculo que tenemos", dijo.

De hecho, el acercamiento Macri-Milei es el verdadero motivo de fondo de otro hecho de trascendencia política ocurrido el fin de semana: la renuncia de Elisa Carrió a su candidatura a parlamentaria del Mercosur.

La ex diputada argumentó problemas de salud, pero está muy disconforme con el rumbo de Juntos.

Carrió había advertido en varias oportunidades que sobre el giro de Macri hacia la "ultraderecha". En una charla en el Instituto Hannah Arendt aseguró que el modelo del ex Presidente y de Milei era solo aplicable con una "represión indiscriminada" y que podría terminar en un juicio por delitos de lesa humanidad.

"Nos vamos a encontrar con una sociedad mucho más pobre a la que no se puede reprimir indiscriminadamente. Represión sin compasión es una de las formas de la dictadura", dijo Carrió en aquella oportunidad.

"Macri se ha corrido a un espacio más cercano al de Milei, lo dijo expresamente 'nosotros queremos ganar para hacer una alianza con Milei'. Ese espacio va por un ajuste muy brutal sobre la clase media, un ajuste brutal en cuatro meses", alertó la ex diputada a principios de junio.

La preocupación empresaria

Hace unos días, el Grupo de los Seis (G-6), entidad integrada por la Unión Industrial Argentina (UIA), las cámaras del Comercio y la Construcción, los bancos nacionales de ADEBA, la Rural y la Bolsa de Comercio, se juntaron en un evento público donde se palpitó un ambiente de tensión ante un posible gobierno de Milei.

Los CEOs están preocupados porque el libertario no atiende el teléfono de ninguno, y a todos manda a hablar con su hermana Karina, apodada "El Jefe".

En paralelo, preocupó sobremanera el aviso del corte de relaciones que Milei anunció para con China y Brasil, principales socios comerciales de Argentina, y la promesa de apertura total de la economía y las importaciones.

Los que saltaron fuerte y con bronca fueron los empresarios del Centro Azucarero Argentino (CAA), ante la posibilidad de que el azúcar brasilero inunde el mercado argentino, destruyendo a las empresas nacionales.

En tanto, una reunión de directivos de UIA, muchos de ellos textiles, y constructores (que dependen en gran medida de la obra pública que Milei promete borrar de la faz de la Tierra), se volcaron sobre la mesa tres preguntas vinculadas al libertario.

Si tiene capacidad de gobernar, si puede hacer lo que dice, y si su propuesta podría generar una insalvable crisis social. Para los empresarios, Milei no tiene capacidad de gobernar, no podrá cumplir lo que promete y sus ideas efectivamente podrían llevarse puesta a la sociedad (y al mercado).

En este escenario, y con el rol que ha tomado Macri y con Bullrich desinflada, vislumbran un único dique de contención: La fórmula Sergio Massa-Agustín Rossi.

Entienden que Unión por la Patria tiene muchas chances de ir a una segunda vuelta si Massa logra enderezar los números de una economía golpeada y con el FMI adentro y jugando fuerte. Y esta sería la única alternativa al complejo panorama que asomaría con Milei presidente.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }