Alberto se reunirá con Biden en la Casa Blanca y deja expuesto a López Obrador

Tras un llamado telefónico de casi media hora, Alberto Fernández le confirmó a Joe Biden su participación en la Cumbre de las Américas, dejando expuesto a su par mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien tiene una creciente molestia con el presidente argentino. Finalmente, Biden recibirá a Fernández en la Casa Blanca en una reunión particular el próximo 25 de julio.

La decisión de Alberto deja expuesto a López Obrador que fue el primero en poner en duda su participación en el cónclave continental porque la Casa Blanca analiza no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La semana pasada Alberto su subió a ese posicionamiento e incluso filtró la posibilidad -si finalmente participaba- de armar una contracumbre en Los Angeles, bajo el paraguas de la Celac -la cual preside de forma temporal-, en la que se cuestionaría la política de bloqueos y exclusiones de Estados Unidos.

Detrás de este plan surgido de la Cancillería argentina, estaba la intención de reversionar un suceso que en el kirchnerismo se recuerda con épica: la Cumbre de las Américas de Mar del Plata en 2005, cuando en el gobierno de Néstor Kirchner se organizó una contracumbre para rechazar el ALCA y que tuvo como protagonista a figuras como Hugo Chávez, Evo Morales y hasta Diego Armando Maradona.

No estaba del todo claro quienes asistirían a ese encuentro, pero sí que se trataría de un foro con un retórica crítica de la decisión de Estados Unidos de utilizar su rol de anfitrión para excluir países de un foro regional. Luego desde Argentina incluso se filtró la posibilidad de invitar a ese encuentro a funcionarios o diplomáticos de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Pero el mayor problema, que molestó en el gobierno de López Obrador, fue que Alberto Fernández lanzó su plan sin “ponerle la firma“. Dicho de otro modo: en el gobierno de México consideran que el gobierno de Argentina quería endosarle los costos de semejante plan a México, que por su vecindad tiene una relación siempre compleja con los Estados Unidos.

Argentina es un país que está en la otra punta del continente y puede darse estos lujos meramente declarativos“, explicaron en off desde el gobierno mexicano.

López Obrador se tomó la mañana del pasado miércoles para, en una conferencia de prensa, desligarse de la propuesta de la Contracumbre. La respuesta argentina llegó en la noche del miércoles, con la confirmación de Alberto de su viaje a Los Angeles -donde se realizará la Cumbre-. Tras desactivarse la contracumbre, se abrió la posibilidad de un encuentro bilateral entre los mandatarios estadounidense y argentino, lo cual finalmente se confirmó para el 25 de julio en la Casa Blanca.

La marcha atrás con la contracumbre y el ruido de la previa le dan fuerza a una hipótesis de varios analistas que sostienen que la Casa Blanca podría finalmente invitar los cancilleres de Venezuela y Cuba, aunque no se sabe si sería extensivo a Nicaragua.

De cualquier forma, los vaivenes de la diplomacia argentina terminaron beneficiando los intereses de Estados Unidos, quien temió por un breve momento que la Cumbre se convirtiera en un fiasco diplomático. Para EEUU, la Cumbre de las Américas es el principal evento continental, donde puede mostrar músculo e imponer sus intereses; con la posibilidad de ausencia de los tres principales países de la región (México, Argentina y Brasil), su evento de preferencia hubiera fracasado.

Pero las negociaciones de Biden con Brasil y Argentina triunfaron, México quedó expuesto y a ciencia cierta no se sabe si efectivamente serán incluidas las delegaciones de Cuba, Nicaragua y Venezuela, replicando así la geopolítica americana calcada de la Guerra Fría.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: