32.1 C
Bahía Blanca
miércoles, noviembre 29, 2023

Megacausa Zona 5: Pasadas las inspecciones oculares, comenzaron las declaraciones de los imputados

Concluida la etapa testimonial, se realizaron las primeras ampliaciones de declaración de parte de los acusados en la Megacausa Zona 5, que juzga los delitos de Lesa Humanidad cometidos por 38 imputados en jurisdicción del V Cuerpo de Ejército.

Luego de que se concluyera la etapa testimonial en la Megacausa Zona 5, en la audiencia número 74 se llevaron adelante las primeras ampliaciones de declaración de parte de los acusados.

Cabe recordar que los días miércoles 8 y jueves 9 de noviembre, el Tribunal Oral Federal compuesto por los jueces Sebastián Foglia, Ernesto Sebastián y Marcos Aguerrido procedió a realizar las inspecciones oculares que había previsto en los lugares donde se cometieron los delitos que se juzgan en la causa.

Inspecciones que fortalecen

La primera inspección fue realizada en la Sede de la Jefatura Bonaerense de la Policía (en Avenida Alem al 800), a pedido del imputado Claudio Kussman, quien al momento de los hechos se desempeñaba en dicho lugar y se encuentra acusado de delitos de lesa humanidad contra víctimas de esta causa, entre ellos el secuestro, tortura, asesinato y posterior desaparición de la víctima Daniel Bombara.

Inspección ocular en la Jefatura Bonaerense de la Policía. Megacausa Zona 5.

El día siguiente se llevó adelante el segundo de los reconocimientos en el Batallón de comunicaciones 181 y en el predio donde funcionó el Centro Clandestino de Desaparición, Tortura y Exterminio “La Escuelita”.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

En este último recorrido, participaron testigos y victimas que dieron cuenta de los lugares donde habían permanecido cautivos y habían sido interrogados, coincidiendo con lo relatado oralmente durante sus declaraciones.

Inspección ocular en el Batallón de Comunicaciones 181 y "La Escuelita". Megacausa Zona 5.

También se contó con el valioso testimonio de tres ex soldados que hicieron la conscripción en el momento de los hechos y fueron testigos involuntarios de los delitos cometidos allí adentro por el Terrorismo de Estado.

Si bien ya se habían realizado inspecciones en algunos de estos lugares, se accedió por primera vez al famoso “gimnasio” donde numerosas víctimas refirieron haber estado cautivas y donde uno de los conscriptos detalló haber visto más de 30 personas en ese lugar de encierro.

Censura a la prensa

Tanto el Batallón como el predio de “La Escuelita” ya habían sido inspeccionadas por este Tribunal (aunque con otra conformación) en las causas anteriores, que se encuentran con sentencia firme. Es decir que lo que allí se corroboró, ya se juzgó y condenó.

Sin embargo, en esta ocasión el Tribunal impidió el acceso a la prensa para recorrer los lugares inspeccionados, sin permitiéndoles ingresar más allá de la puerta de entrada de las instalaciones.

Inspección ocular en la Jefatura Bonaerense de la Policía. Megacausa Zona 5.

Se trata de la primera vez que esto ocurre, ya que anteriormente se pudo filmar y recorrer los lugares por fuera. Obviamente, sin entrar a las edificaciones reservadas, aunque con amplia libertad de prensa para la difusión de estos juicios, algo que ha sido largamente sostenido a través de los años debido a la importancia que estas causas revisten socialmente.

Esta vez, a pesar de haber hecho acreditar a los y las periodistas, hubo censura a la hora de la cobertura.

Los que hablan, sin decir nada

En lo que respecta a la audiencia, una vez superadas las etapas de Testimoniales y de Inspecciones, el Tribunal empezó a recibir la palabra de los acusados en este juicio. Es decir, la ampliación de sus declaraciones.

Para este primer día se recibió la declaración en primer lugar de José Marcelino Casanovas, quien está acusado de haber sido trasladado a Bahía Blanca para cumplir la función de “guardia” del CCDTyE "La Escuelita".

En este sitio se sometió a cientos de personas a condiciones de vida inhumanas y denigrantes. Secuestros, torturas, homicidio y desaparición son algunos de los delitos que pesan sobre Casanovas, que llega a juicio por primera vez.

José Marcelino Casanovas

En segundo lugar, le dieron la palabra a Adalberto Osvaldo Bonini, quien se desempeñó como enfermero general de la división Sanidad del V Cuerpo de Ejército con el grado de Sargento Primero.

Bonini está acusado de llevar medicamentos y realizar curaciones a los cautivos de "La Escuelita". Según un testigo médico que cumplía funciones junto al acusado, "cargaba remedios y él mismo me decía que iba a atender gente a ‘La Escuelita’".

Otro testigo en las causas de Lesa Humanidad declaró que Bonini le dio detalles del asesinato de un amigo suyo llamado Julio Infante Julio, contándole cómo fue asesinado y que a su cuerpo “lo metieron en un horno de ladrillo y lo quemaron.”

Adalberto Osvaldo Bonini

Además de pesar sobre él acusaciones por secuestros, torturas y homicidios, Bonini está acusado del delito de robo de los dos bebes nacidos en cautiverio en dicho centro clandestino.

se trata de los hijos de Graciela Alicia Romero de Metz y de María Graciela Izurieta, ambas desaparecidas, al igual que los dos niños apropiados.

El tercer genocida que amplió su declaración fue Jorge Horacio Granada, quien ya cuenta con tres condenas a prisión Perpetua: dos en Bahía Blanca y una en Neuquén.

El genocida revestía en el destacamento de Inteligencia 181 de calle Chiclana al 500 de nuestra ciudad, en la sección “Actividades Sicológicas Secretas” llegando al grado de Capitán.

Tenía bajo sus órdenes, entre otros, al torturador de La Escuelita más reconocido por las víctimas y el más emblemático, Santiago Cruciani, alias “El Tío”.

Jorge Horacio Granada

En esta causa, al igual que en las anteriores, se lo acusa de violación de domicilio, secuestros, torturas, asesinatos, desaparición forzada y, además, Abusos sexuales hacia víctimas mujeres.

Al ser consultado sobre su actividad, negó que el destacamento de Inteligencia tuviera “participación con el tema de terrorismo”, relatando que la unidad se había abocado a lo referido al conflicto con Chile, aunque esa situación se da recién en el año 1978.

El rol de Granada, al igual que el de otros miembros de lo que fue la Inteligencia de la Dictadura, ya fue juzgado y condenado en nuestra ciudad en los anteriores juicios.

Allí quedo bien desplegado y probado que lo que realizaba Inteligencia era el análisis de la información de los “blancos”, o enemigos, que habían sido perseguidos e infiltrados por personal civil y militar de inteligencia, para luego enviar esa información al ámbito operativo (las patotas que secuestraban) y lograr mediante la tortura, recabar nueva información de cada uno de los secuestrados para continuar con el circulo de terror.

El ultimo genocida a quien se le permitió ampliar su declaración fue Víctor Raúl Aguirre, (alias "Bicho", según dijo), también condenado en dos oportunidades a prisión perpetua en juicios de Bahía Blanca.

Aguirre perteneció al Destacamento de Inteligencia 181 como auxiliar de la Sección Actividades Sicológicas Secretas, con la particularidad que provenía de la Escuela de Inteligencia del Ejército Argentino.

Además, venia de prestar servicio bajo las órdenes del General Adel Vilas en la zona de Operaciones del Operativo Independencia en la provincia de Tucumán, donde fueron masacrados cientos de militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Víctor Raúl Aguirre

Al igual que los anteriores reos declarantes, Aguirre está acusado (y ya condenado en otros juicios) por los delitos de secuestros, torturas, homicidios y además Abuso Sexual contra víctimas mujeres.

¿Dónde están?

Ninguno de los imputados, condenados o no, reconoció lo ya juzgado y sentenciado en la Argentina, que es la implementación de un Terrorismo de Estado que cometió crímenes aberrantes de Lesa Humanidad en el marco de un genocidio para instaurar un sistema económico, tal como lo señalan alrededor de 320 sentencias a lo largo de todo el país.

“La lucha contra la subversión significaba la eliminación del oponente en todas sus formas y el disciplinamiento del conjunto de la población a través del miedo, con el objetivo de desalentar cualquier actitud crítica o potencial oposición al orden político, económico y social impuesto por el gobierno de facto", expresa el Tribunal Oral Federal Bahiense en los fundamentos de la “Causa Bayón”.

Lamentablemente, para familiares, victimas y sobrevivientes, tampoco ninguno de ellos nos dijo donde se hallan los cuerpos de las personas desaparecidas, ni cual fue el destino de los, al menos, dos bebes que nacieron en los Centros Clandestinos bahienses y que aun buscamos.

Septuagésima cuarta audiencia de la Megacausa Zona 5 (14 de noviembre de 2023)

¿Cuándo continúan las audiencias?

Las próximas audiencias se realizarán los días jueves 30 de noviembre y 7 de diciembre, según se informó, en la sede del Tribunal Oral de Chiclana y Lavalle, desde las 9 horas. Los juicios son orales y públicos, y puede concurrir cualquier persona que así lo desee con su DNI.

También se pueden observar a través de los canales de YouTube de la Subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y del Poder Judicial, así como en el micrositio de la Megacausa Zona 5 en El Ágora Digital.

¡No te lo pierdas!

Registrate y recibí todas
las noticias sobre la
Megacausa Zona 5
en tu correo electrónico

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }