Alberto Fernández: “Hay una percepción de que la Corte Suprema y la Justicia no están funcionando”

El próximo 1 de febrero habrá una marcha frente a la Corte Suprema de Justicia contra el funcionamiento de gran parte del Poder Judicial y para pedir “el fin del lawfare“, además que algunos exigirán un cambio en la composición del tribunal. El Gobierno nacional adelantó que apoya el reclamo pero no convocará a la movilización. Por su parte, Horacio Rodríguez Larreta criticó la iniciativa.

La convocatoria es impulsada por sectores y personalidades afines al Frente de Todos y algunas de las consignas de la convocatoria son: “no a la Corte mafiosa“, y “la podredumbre del Poder Judicial hay que terminarla con el pueblo en la calle“.

Desde el Gobierno se encargaron de asegurar que no se trata de una convocatoria propia, pero que está a favor de que “todas las personas se puedan expresar libremente“.

Recordaron que desde el oficialismo trabajan en una reforma judicial desde que asumió el presidente Alberto Fernández y que nunca ocultaron la mirada crítica sobre el desempeño del sistema en general y la Corte Suprema en particular.

El último episodio de los encontronazos entre el gobierno y la Corte se dio a principios del pasado mes de diciembre, cuando el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, se reunió con los cortesanos y no se ahorró ninguna crítica con su accionar.

El Presidente Alberto Fernández dijo en diálogo con AM750 que “en la Corte hay un problema de funcionamiento muy serio“.

Cuando en el año 2003, la reconstruimos con Néstor (Kirchner), no buscamos jueces que fueran afines a nosotros. La Argentina sintió que aquella Corte pasaba a tener otra calidad. Desde el momento en que el gobierno de (Mauricio) Macri propuso nombrar en comisión a dos jueces de la Corte, empezó a degradarse la calidad. Y cuando uno mira el funcionamiento actual, el tema es muy preocupante”, añadió el mandatario.

En esa línea, consideró que “existe esta percepción ciudadana de que la Corte Suprema y la Justicia no están funcionando“.

En la misma sintonía se expresó incontables veces la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que en reiteradas ocasiones cuestionó su funcionamiento, como cuando dijo que fue la propia Corte “la encargada de encabezar y dirigir el proceso de lawfare” y de garantizar la impunidad de los exfuncionarios de Cambiemos.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el marco de una conferencia de prensa que dio el pasado martes, opinó al respecto y dijo que le parece “muy grave el avance y ataque del gobierno nacional a la Corte” (sic). También se refirió a la marcha del 1F y cuestionó que “participen funcionarios nacionales“.

Algunos de los que comenzaron con la convocatoria para el primer día de febrero a las seis de la tarde fueron el juez nacional Juan María Ramos Padilla y el dirigente social, Luis D’Elía.

Este último había dicho que “estamos hartos de ser perseguidos y manoseados” y consideró que sería bueno “ampliar la Corte“, para de ese modo poder “aumentar el control popular” sobre el máximo tribunal del país.

Ramos Padilla, en tanto, afirmó:

“Si quieren descalificar se equivocan. Quieren decir que esta movilización la convoca el Gobierno, pero, como siempre, mienten. Yo asumo la responsabilidad, me sume a argentinos de bien, que quieren expresarse el 1F”.

“¿No les da vergüenza mentir tanto? Usan a la mafia judicial como una herramienta contra el pueblo y se victimizan. Espías, causas inventadas, persecuciones“, enumeró.

Desde el Gobierno se escuchó la voz del viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, que opinó que “hay mucha gente con hartazgo“. En esa línea, destacó que

Siempre avalo toda expresión popular directa. Me parece sano y estoy de acuerdo cuando, sin intermediarios, la gente le dice a los poderes hegemónicos su opinión y les pide límites“.

Hay límites que el gobierno de Mauricio Macri superó, barriendo con todo en materia de manipulación política, judicial y protección del poder mediático y eso genera hartazgo. Me parece muy positiva la movilización”, declaró el funcionario en el portal El Destape.

La Ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez, también se refirió a la marcha:

“El derecho a expresarse y decir que el servicio de justicia funciona mal es un derecho constitucional. Nosotros creemos en una justicia democrática e independiente y que sea igual para todos los ciudadanos. Siempre nos van a encontrar construyendo en ese sentido“.

Luego, Álvarez Rodríguez evaluó que “vivimos una situación grave y necesitamos respuestas del poder judicial y de los partidos políticos expresándose al respecto“.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Mauricio Viviani tildó a Nelson Castro de “responsable” de la derrota de Macri

Read Next

El día que Carrió afirmó su defensa incondicional al Procurador bonaerense Julio Conte Grand