Megacausa Zona 5: Bebés y adolescentes no escaparon al horror del plan sistemático genocida

Se cumplió la octava jornada de alegatos en la Megacausa Zona 5, a cargo del Ministerio Público Fiscal, en la que se continuó detallando los casos de las víctimas que pasaron por el Centro Clandestino «La Escuelita«, que incluyeron la apropiación de un bebé, y el secuestro y tortura de adolescentes.

El pasado jueves 30 de mayo se realizó la audiencia número 96 de la causa “Ayala Felipe y Otros…” conocida como Megacausa Zona 5. Esta es presidida por el Juez Ernesto Sebastián, a quien secundan los jueces Sebastián Foglia y Marcos Aguerrido.

En ella se juzgan delitos de Lesa Humanidad cometidos por el Terrorismo de Estado y sus Fuerzas Armadas durante el periodo de la última dictadura genocida en Bahía Blanca y la región.

Robar bebes: El niño Romero-Metz

Tal como se viene desplegando desde hace casi 20 años en nuestro país, con la apertura de esta nueva etapa de juicios caídas las leyes de impunidad, el plan represivo fue sistemático e incluyó el secuestro, las torturas, las violaciones, los asesinatos, las desapariciones, el robo de bienes y también el robo sistemático y planificado de los bebes nacidos en cautiverio.

Entre los casos desplegados por la Fiscalía la última audiencia, se pudo escuchar el del matrimonio compuesto por los jóvenes Raúl Eugenio Metz y Graciela Alicia Romero, quien se hallaba embarazada al momento de su secuestro.

Los genocidas mantuvieron con vida a la joven mujer hasta el nacimiento del niño. Tanto Raúl, como Graciela y su bebe, continúan desaparecidos.

Graciela Romero de Metz y Raúl Metz

El 16 de diciembre de 1976 en horas de la madrugada, el matrimonio fue violentamente secuestrado en su domicilio en la Provincia de Neuquén, en presencia de su pequeña hija de 13 meses, la cual fue dejada abandonada con los vecinos.

Graciela y Raúl, ambos de apenas 24 años de edad, eran oriundos de Bahía Blanca, pero se habían trasladado a Neuquén huyendo de la persecución que sufrían.

Una vez secuestrados, previo paso por el Centro Clandestino La escuelita de Neuquén, fueron trasladados a la ciudad de Bahía Blanca y permanecieron cautivos en el Centro Clandestino homónimo, La Escuelita.

Durante el traslado, Graciela fue golpeada y picaneada en su vientre, a pesar de su notorio embarazo.

Numerosos son los testimonios que dieron cuenta de la presencia de la pareja en el Centro Clandestino, como también de la certeza que Graciela estaba en un avanzado estado de embarazo.

El hijo de la pareja nació entre la noche del 16 y la madrugada del 17 de abril de 1977, en una especie de casilla rodante que se hallaba en el patio de La Escuelita.

Esa noche, entre las 22 y 24 horas, hubo una gran movilización en el lugar; los guardias le pidieron a la víctima sobreviviente Alicia Partnoy que lavara una fuente plástica cuadrada de grandes dimensiones mientras calentaban agua.

Alicia supo que Graciela tenía contracciones y que el recipiente era para bañar al bebé. Por tal motivo, solicitó acompañar a Graciela, pero no se lo permitieron y declaró que ésta no recibió asistencia médica porque fue atendida por los guardias.

Lavayén, genocida ya condenado por estos delitos, le expresó que colaboró en el parto, porque era del campo y había participado en nacimientos de animales.

Luego de eso, Partnoy se encontró con Graciela en el baño y le preguntó por el bebé, ella le comentó estaba bien y se encontraban ambos en la casilla rodante. Allí permaneció hasta el 22 o 23 de abril de 1977, cuando fue retirada de “La Escuelita” y nunca hubo más rastros de ella.

Alicia Partnoy, al salir en libertad, le pudo comunicar estos sucesos a las familias de la pareja y a la otra hija del matrimonio, que hasta el día de hoy busca a su hermano.

Este caso fue parte de los juicios realizados con anterioridad en nuestra ciudad, causas Bayón, Stricker y González Chipont. Por la desaparición de la pareja y la apropiación del niño, hay genocidas condenados en esos juicios.

Tanto la pareja como el niño, que hoy cuenta con 48 años de edad, aun se hallan desaparecidos.

La búsqueda continúa

Si naciste entre 1975 y 1983 y dudas de tu identidad, acércate, podes ser uno de los más de 300 niños y niñas que fueron apropiados durante la dictadura genocida. Te estamos buscando.

  • Abuelas de Plaza de Mayo: (11) 4384-0983- Mail: abuelas@abuelas.org.ar
  • Red por la Identidad Bahía Blanca– Mail: redxlaidentidadbblanca@gmail.com
  • HIJOS Bahía Blanca

Disciplinar adolescentes estudiantes

Otro de los casos relevantes tratados en la última audiencia fue el del grupo de adolescentes estudiantes y de un profesor de Física y Electrotécnica de la ENET 1 “Cesar Cipolletti”, que por entonces se encontraba ubicada en calle Chiclana al 900.

Al igual que la pareja Romero Metz, el caso de estas víctimas ya fue tratado en juicios anteriores y hay genocidas condenados por haberse probado las atrocidades cometidas contra este grupo de adolescentes.

En este juicio se trataron los casos de 10 alumnos, todos menores de edad, y un profesor.

El grupo de jóvenes, cuyas edades oscilaban entre los 15 y los 18 años, fue secuestrado en distintas fechas entre los meses de diciembre de 1976 y enero de 1977, y trasladados todos ellos al CCDTE “La Escuelita”, donde sufrieron interrogatorios, torturas y vejaciones.

Escuela Nacional de Educación Técnica N°1

Todos ellos fueron arrancados de sus domicilios, en horas de la noche, mientras muchos dormían, ante el terror y la desesperación de sus padres, que intentaban evitar que se los llevaran personas encapuchadas y armadas.

Los adolescentes permanecieron en el Centro Clandestino atados a una cama y vendados, a merced de los captores que los maltrataban y humillaban.

Entre las torturas en los interrogatorios, relataron haber sido picaneados, golpeados, dejados atados desnudos a la intemperie, ser atacados por perros, sufrir brutales colgaduras hasta el desmayo, haber sido drogados, simulacros de fusilamiento para aterrorizarlos y el ensañamiento con uno de ellos por su condición de judío.

Luego de un periodo allí, siete de ellos y el profesor fueron liberados en diferentes lugares de la ciudad, y los otros seis son parte de una farsa que montó el Ejército para blanquearlos luego del cautiverio clandestino.

En esos seis casos, las víctimas fueron retiradas de “La Escuelita” en la noche del 13 de enero de 1977 y, antes de introducirlos en el Batallón 181, fueron llevados en vehículos hasta la parte posterior del cementerio.

Allí, a través de la puesta en escena de una falsa liberación, fueron entregados a otro grupo de militares que los condujo hasta el Batallón donde fueron interrogados nuevamente. Finalmente, este grupo fue liberado a fines de enero de 1977.

Estos alumnos dieron cuenta en los juicios de la presencia de un cura, Capellán Aldo Vara, a quien le pidieron que avisara a sus familias que se encontraban allí, cosa que no hizo y les decía que rezaran, a pesar de ver el estado desesperante con que los adolescentes habían llegado del Centro Clandestino.

La acusación que pesaba sobre los jóvenes fue un supuesto ataque a una concesionaria de autos, que claramente no pudo comprobarse, y el “hecho de ser ‘revoltosos’ según el director de ese Colegio, calificación ésta que era seguida por el diario La Nueva Provincia al hacer públicos los comunicados del V Cuerpo de Ejército.” Tal como reza la sentencia en “Causa Bayón”, juicio donde muchos genocidas fueron condenados por lo sufrido por este grupo de jóvenes.

Recorte de La Nueva Provincia del 13 de diciembre de 1976

Es sumamente llamativa la brutal represión caída sobre dicha escuela en esos años, ya que este grupo de jóvenes secuestrados no fue el único. Durante los sucesivos juicios que se han transitado, han declarado muchas más víctimas que concurrían a dicho establecimiento y es una de las escuelas con más desaparecidos.

Héctor Eusebio Herrero era el director de la ENET1 por esos años, quien indicaba quienes eran los “jóvenes revoltosos”, cuyo señalamiento muchas veces les podía costar la vida o la tortura.

Las consecuencias en cada uno de los jóvenes, y en todas sus familias, son irreversibles y perduran hasta el día de hoy. Algunos ni siquiera pudieron volver a declarar, por la angustia que les acarrea haber vivido semejante experiencia represiva con tan corta edad.

Todos ellos han sido un valioso aporte al proceso de Memoria, Verdad y Justicia en Bahía Blanca, a pesar de las atrocidades vividas y de los años de impunidad reinantes en nuestro país.

De acuerdo a la responsabilidad de algunos nuevos acusados, las víctimas de la ENET1 que forman parte en este octavo Juicio en Bahía Blanca son: López, Petersen, Aragón, Zoccali, Roth, Carrizo, Mengatto, Voitzuk, Bambozzi, Lebed y el profesor Villalba.

Más casos de víctimas

Además, la fiscalía en la última jornada analizó los casos de las víctimas:

  • Darío Rossi
  • Oscar Meilan
  • Vilma Rial
  • José Bertani
  • Eliseo Pérez
  • Eduardo Madina
  • Patricia Chabat
  • Jorge Abel
  • Héctor Ayala
  • Eduardo Chironi
  • Marina Herrero
  • Jorge Brizzio
  • Enrique y Vicente Macchi

Nonagésima sexta audiencia de la Megacausa Zona 5 (30 de mayo de 2024)

¿Cuándo continúan las audiencias?

Las audiencias continuarán el día jueves 6 de junio, desde las 9 horas, en la sede del Tribunal Oral de Chiclana y Lavalle para proseguir con la novena jornada de alegato del Ministerio Público Fiscal.

Las siguientes fechas informadas fueron el 10 y 13 de junio.

Los juicios son orales y públicos, y puede concurrir cualquier persona que así lo desee presentando su DNI.

Además, las audiencias se emiten de manera virtual por el canal de YouTube del Poder Judicial, de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, así como en el micrositio de la Megacausa Zona 5 en El Ágora Digital.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: