24.6 C
Bahía Blanca
domingo, enero 29, 2023

El Gobierno nacional se prepara para recibir a representantes de los 33 países miembros de la CELAC

Las últimas noticias

El Gobierno inicia una semana signada por la agenda internacional. Por un lado, y pese a las críticas de la oposición, será el anfitrión de la cumbre de la CELAC, en donde reunirá a presidentes y representantes de sus 33 países miembros. Por otro, presentará un informe ante la ONU en el que denunciará el lawfare en el país.

América Latina y el Caribe unidos

El encuentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) será el martes en el hotel Sheraton y vendrán otros catorce presidentes entre los que estarán Gustavo Petro, de Colombia; posiblemente Nicolás Maduro, de Venezuela; Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Gabriel Boric, de Chile, y Xiomara Castro, de Honduras.

El primero en llegar será el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que arribó a la Argentina el domingo por la noche para concretar su primera visita oficial.

Este lunes, Alberto Fernández y el par carioca firmarán un acuerdo estratégico donde habrá proyectos muy ambiciosos a largo plazo como, por ejemplo, generar una moneda común para el intercambio comercial entre los dos países sin necesidad de tener que pasar por el dólar.

El miércoles, luego del encuentro de la CELAC, el Presidente tendrá distintas reuniones bilaterales con algunos de sus pares como la primera ministra de Barbados; Mia Mottley; el de Haití, Ariel Henry; el presidente del Consejo Europeo, Charles Mitchel; Christopher Dodd, exsenador y asesor para las Américas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el director general de la FAO, Qu Dongyu.

También se reuniría con los presidentes de Venezuela y Cuba, Nicolás Maduro y Miguel Díaz Canel respectivamente. La asistencia del venezolano, al cierre de esta nota, aún no estaba confirmada de manera oficial. Lo que sí confirmó es que, en caso de asistir, celebraría una bilateral con Fernández.

Quienes fueron invitados pero no estarán presentes son los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, de México, Andrés Manuel López Obrador -quien nunca viaja a este tipo de eventos pero en su lugar vendrá el canciller, Marcelo Ebrard– ni la presidenta de facto de Perú, Dina Boluarte, que reemplaza al depuesto Pedro Castillo.

El que también fue invitado de forma simbólica, pero que no podrá asistir, es el presidente chino, Xi Jinping. Sin embargo, se proyectaría un mensaje que Xi envió grabado.

El sábado, por último, la semana internacional finalizará con la llegada a la Argentina el primer ministro alemán, Olaf Scholz, que visitará nuestro país por dos días con una importante comitiva de funcionarios y empresarios.

Pese a que el motivo formal de la cumbre de la CELAC es elegir quién será el próximo presidente protémpore del mecanismo -hasta ahora es Fernández-, el objetivo simbólico y político será mostrar a todos los líderes de la región unidos discutiendo estrategias en común para sus pueblos.

Según lo acordado, el próximo elegido para presidir la CELAC deberá ser el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, porque toca que presida el espacio alguien del Caribe.

Las críticas de la oposición

La presencia de los líderes Díaz Canel y Maduro y la posible asistencia del nicaragüense Ortega, que finalmente no vendrá, generó el rechazo de la oposición que durante toda la semana previa provocó un escándalo mediático para tratar de boicotear el encuentro mediante repudios e insólitas denuncias.

Por ejemplo, la titular del PRO, Patricia Bullrich, realizó este domingo una presentación ante la Administración para el Control de Drogas (DEA) para solicitar la detención de Nicolás Maduro.

La ex ministra se comunicó con la Embajada de Estados Unidos -a través de sus colaboradores- para realizar la denuncia.

Bullrich pidió la detención de Maduro a raíz de una denuncia armada desde EE.UU. donde acusan infundadamente al mandatario constitucional venezolano de formar parte del grupo narco conocido como el Cartel de los Soles.

Además, el bloque del PRO en Diputados presentó un proyecto para declarar a Maduro “persona non grata”. Según dijo la exgobernadora.

También presentó una denuncia el llamado Foro Argentino por la Democracia en la Región (FADER) contra Maduro, Díaz Canel y Daniel Ortega, a los que calificaron de “dictadores”, pese a que las constituciones y los resultados electorales de sus respectivos países (avaladas por veedores internacionales) indican lo contrario.

Otro que aprovechó la ocasión para hacer campaña fue el ex presidente Mauricio Macri, quien vía redes sociales publicó un documento sensacionalista en el que cataloga al gobierno del Frente de Todos como «el peor gobierno de la historia de la democracia de nuestro país».

«La inmensa mayoría de los argentinos sentimos vergüenza de que nuestro país se asocie con otros donde hay persecución, tortura, narcoterrorismo, presos políticos y elecciones fraudulentas que se burlan de la democracia», expresó.

En esa línea Macri, que sigue en la Patagonia de vacaciones desde hace más de un mes, calificó tanto a Maduro como Díaz-Canel como «dictadores«, y estimó que «su bienvenida no la organizamos nosotros los argentinos, sino un gobierno que languidece en su mediocridad».

Pese a sus críticas y acusaciones de «dictadores», a Macri se le olvicó mencionar un encuentro que mantuvo con el mandatario cubano en 2018, en el que lejos de confrontar, el expresidente argentino elogiaba los avances de la gestión de Díaz Canel.

Mauricio Macri y Miguel Díaz-Canel en 2018

La cumbre de Díaz Canel y Macri tuvo lugar en septiembre de aquel año, en la sede de la ONU en Nueva York. Meses atrás, Marcos Peña -por ese entonces, mano derecha del expresidente- viajaba a La Habana para afianzar relaciones con el país en cual, ahora, Macri considera que se rige por un «dictador».

Desde la Cancillería argentina explican que las denuncias de la oposición son políticas; que la Celac no expulsa a ningún país porque se trata de un mecanismo de diálogo, y aclararon que no hay ningún peligro de detenciones porque ninguno de los Presidentes tiene pedido de captura internacional, ni alertas rojas.

Incluso, recordaron que el expresidente conservador de Chile, Sebastián Piñera, le dio la presidencia a Cuba en 2013 y que la vicepresidenta de Macri, Gabriela Michetti, participó de encuentros de la CELAC.

El informe ante la ONU por el lawfare

El Gobierno Nacional presentará el lunes su Examen Periódico Universal (EPU), que reporta la situación de los derechos humanos en el país, en una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU).

El informe será leído por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, y contará con críticas al gobierno anterior -de la alianza Cambiemos-, las corporaciones mediáticas y al Poder Judicial.

Bajo el título «Cuestiones emergentes: principales desafíos«, el informe le hace un «llamado de atención» a la ONU por los «discursos del odio» que han proliferado y cómo erosionan la convivencia democrática.

«Han tomado mayor visibilidad en los últimos tiempos debido a los graves sucesos acaecidos recientemente, que culminaron con el intento de magnicidio de la actual vicepresidenta de la Nación y dos veces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner«, asegura el documento.

«Otro de los desafíos que enfrenta nuestro país es el fenómeno del ‘lawfare’ o ‘guerra jurídica’. Desde el actual gobierno nacional y el movimiento de derechos humanos se advierte que la práctica del lawfareimpulsada por sectores del Poder Judicial, la oposición política y sectores concentrados del poder económico y mediático– constituye una práctica violatoria de los derechos humanos y opera como condicionante de los procesos electorales, de la agenda política y de la opinión pública», subraya el informe.

Y agrega que «se violan garantías fundamentales del Estado de derecho bajo la excusa de la investigación y sanción de hechos de corrupción«.

Además, señala que las causas penales se impulsan «únicamente en contra de referentes políticos que representan a sectores populares«.

«Las estrategias de persecución, cuya finalidad última es la proscripción de figuras centrales del escenario político, son ejecutadas en la práctica por jueces y fiscales que visitaban asiduamente al ex presidente (Mauricio Macri), tanto en su residencia oficial como en sus residencias privadas, lo que demuestra la espuria convivencia entre ambos sectores y la continuidad de una política de hostigamiento que afecta los principios democráticos de nuestro país, en especial aquellos que hacen a la independencia e imparcialidad con la que deben actuar el Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos”, dice otro de los párrafos del documento que será presentado en Ginebra.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Latest Posts