Represión en Jujuy: Morales apuesta a la violencia y se defiende con fake news

Jujuy vivió hoy otro día de intensas protestas y una brutal represión por parte de la policía del Gobernador Gerardo Morales. En el medio de críticas por parte de organismos de Derechos Humanos y funcionarios nacionales, el mandatario provincial se defendió con fake news y acusó al kirchnerismo de “alterar la paz” en la Provincia.

La Convención Constituyente de Jujuy aprobó la reforma parcial de la Constitución en apenas dos sesiones ordinarias y en el medio de manifestaciones por parte del pueblo jujeño.

Mientras la violencia escala día a día en la Provincia, el Gobernador prefiere desligarse de las responsabilidades e insiste en que “en Jujuy defendemos la paz y la democracia“.

La brutal represión no solo genero el repudio de varios funcionarios nacionales, sino también el de varias organizaciones de Derechos Humanos, que exigieron el cese a la violencia y una convocatoria al diálogo.

Brutal represión en Jujuy

A lo largo del día se multiplicaron las imágenes de violencia producto del accionar policial en la provincia de Jujuy, que derivaron en decenas de heridos y detenidos, entre los que se encuentran dirigentes de organizaciones de Derechos Humanos.

Entre los heridos está Nelson Mamaní, del Movimiento Argentina Rebelde, quien fue herido gravemente en la cabeza y trasladado en ambulancia al hospital Pablo Soria.

Una situación similar atraviesa uno de los trabajadores del Corralón Municipal de San Salvador, quien perdió uno de sus ojos y podría perder la vista debido a un disparo en el rostro por parte de la infantería de la Policía Provincial.

Morales se defiende con fake news

Mientras se acumulaban las críticas por el violento accionar policial, Morales prefirió desligarse de sus responsabilidades y comenzó a atacar a través de sus redes sociales a los funcionarios y dirigentes que pedían el cese a la violencia.

Uno de los implicados fue el Ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro, quien había repudiado la represión y comentado que “el modelo de país al que nos quiere llevar Juntos por el Cambio solo se sostiene con represión“. “Es el modelo del 2001, el del macrismo, el de Morales en Jujuy”, indicaba el funcionario.

En este contexto, Morales argumentó que “el Frente de Todos es el que genera violencia” y aseguró que es “el mismo Gobierno nacional que está financiando a grupos violentos en un contexto muy difícil, de miseria e inflación”.

En Jujuy defendemos la paz y la democracia“, comentó, “por eso, le pido que, a través de su ministerio y en conjunto con el ministro Anibal Fernández liberen los cortes“.

Apostando a la desinformación y a la violencia, el mandatario jujeño incluso utilizó noticias falsas para defenderse, asegurando que organizaciones kirchneristas mandan “militantes de distintos puntos del país para alterar la paz”.

La situación no pasó desapercibida para el funcionario nacional, quien expuso la mentira de Morales y le señaló que “la foto es de abril de 2022, en Guernica, Provincia de Buenos Aires”. “Mienten, gobiernan de espaldas al pueblo y terminan con represión“, agregó.

Cruces con el Gobierno Nacional

Lejos de responsabilizarse por la brutal represión ejercida contra los manifestantes por las fuerzas de seguridad de la provincia, el Gobernador de Jujuy prefirió apuntar contra el Gobierno Nacional.

En este contexto, Morales expresó a través de Twitter: “Hago responsable al presidente Alberto Fernández y a la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner” por “la extrema violencia que se está viviendo”.

Asimismo, responsabilizó al kirchnerismo, La Cámpora y al Frente de Izquierda de Jujuy por la situación. Mientras reprime violentamente las manifestaciones, el mandatario provincial insistió en que “en mi ADN está la paz, el cumplimiento de la Constitución y la ley“.

Hágase cargo Gobernador Morales” replicó la Vicepresidenta poco después. Además, exigió al mandatario provincial que “pare con la locura represiva que su propio accionar ha desatado“.

En ese sentido, también recordó que Morales participó del Gobierno de la Alianza en 2001, que fue “responsable del asesinato de 38 argentinos“. Fernández de Kirchner cerró su respuesta pidiéndole que “no mienta más“, e hizo mención a la figura de James Cameron.

Al respecto, cabe recordar que, tras su visita a la provincia, el cineasta denunció que el Gobernador le tendió una emboscada y le ocultaron las discusiones en torno a la extracción del litio en la región.

Más tarde, la Vicepresidenta publicó un nuevo tuit en el que compartió un comunicado de prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el que se exige el respeto de los “estándares de uso de la fuerza provincial en las protestas”.

“¿Ve Morales por qué no hay que mentir? No es La Cámpora, ni el kirchnerismo, ni la Vicepresidenta, ni el Presidente“, indicó Fernández de Kirchner, “es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Por su parte, el Presidente Alberto Fernández subrayó que “usted es el único responsable” de “haber llevado a nuestra querida provincia de Jujuy a esta situación limite”.

En ese sentido, cuestionó la imposición de “una reforma constitucional que no representa la constitución nacional“, y aclaró que:

“El Gobierno nacional respeta el federalismo y los resultados electorales locales, pero debe garantizar la convivencia y el respeto a los derechos humanos“.

Finalmente, exigió al Gobierno de Jujuy el “cese inmediato de la represión” y que convoque al diálogo a todos los actores involucrados.

Sin embargo, Morales insistió en culpar al Gobierno Nacional y acusó a la Vicepresidenta de financiar “a grupos violentos para generar caos en Jujuy”. Además, argumentó que “agrupaciones kirchneristas de todo el país vinieron a participar” de las protestas.

En una seguidilla de tuits acusatorios, responsabilizó al presidente de dar un “manto de impunidad a quienes hoy violentan e intentan debilitar la paz lograda por el pueblo“.

Por si esto fuera poco, y en tono aparentemente electoralista, lanzó: “La buena noticia es que se va a fin de año y se termina este gobierno decadente”.

Ola de repudios contra la represión

Además de la ya mencionada Comisión Interamericana de Derechos Humanos, numerosos organismos de Derechos Humanos expresaron su repudio al accionar del Gobernador.

Entre ellos, la Red Nacional de H.I.J.O.S., que además exigió la liberación de “todas las personas detenidas en la manifestación contra la reforma”.

Instamos al inmediato cese de la represión“, indicaron, “y reclamamos la videncia de derechos y garantías para manifestantes y la prensa“.

Juanita Goebertus, Directora de la División de las Américas de la Human Rights Watch, también expresó su preocupación por la situación y observó que “la reforma constitucional incluye limitaciones excesivas a la protesta” que “contradicen estándares internacionales de Derechos Humanos”.

A las voces de repudio se sumó Amnistía Internacional Argentina, que exigió la suspensión de la reforma constitucional y el cese a la violenta represión.

“La aprobación de la reforma es ilegítima, inconstitucional y significa un retroceso en la garantía de Derechos Humanos”, remarcaron desde el organismo.

Desde Juntos por el Cambio respaldaron a Morales

Desde el sector de Juntos por el Cambio no tardaron en expresar su respaldo a Gerardo Morales. En tal sentido se expresó Patricia Bullrich, quien expresó que “a nosotros no nos corren” e intentó comparar la situación con la de la provincia de Chaco.

Además, apuntó contra el kirchnerismo y aseguró que desde el sector se pretende “desviarnos del camino correcto”. En ese marco, aseguró que “no se puede ceder ante la violencia” y defendió el accionar policial.

Por su parte, Horacio Rodríguez Larreta criticó el avance de los manifestantes sobre la Legislatura provincial y aseguró que “este tipo de violencia antidemocrática nos la vamos a encontrar a partir del 10 de diciembre“.

Entre tanto, José Luis Espert apeló a su discurso habitual y pidió “cárcel o bala” para los manifestantes.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: