Crisis cambiaria: Nuevas medidas del BCRA, la foto con Massa y el pedido de EE.UU. para ordenar la interna

El Banco Central tomó una serie de medidas para contener la crisis cambiaria, entre las que destaca la suba de la tasa de interés. Tras operar en su contra, Fernández debió mostrarse junto a Massa para calmar a los mercados. Por su parte, el ministro de Economía negocia un paquete de asistencia de EE.UU., que mira con preocupación la interna oficialista.

Las medidas del Central

Tras una reunión del Directorio de la entidad, el Banco Central (BCRA) subió este jueves la tasa de interés tres puntos y la llevó al 81%, con una efectiva anual del 118%. En medio de la disparada del dólar blue y la presión inflacionaria, el ente que conduce Miguel Pesce aplicó el segundo aumento consecutivo.

El BCRA ajustó nuevamente al alza los rendimientos de los depósitos a plazo fijo en su habitual reunión de directorio de cada jueves. En principio, el Directorio buscaba mantener la tasa intacta, pero los desajustes en el dólar “blue” y los financieros motivaron la decisión del Gobierno para incentivar el vuelco al ahorro en pesos.

También aumentaron los pases pasivos, otro instrumento que usa el Central para regular la masa de pesos, vieron subir sus rendimientos del 72% al 75% nominal anual. Con la suba convalidada, el rendimiento de los plazos fijos pasaría al 6,65% mensual.

Luego de subir más de veinte pesos en los primeros tres días de la semana, el dólar blue operaba con un alza de siete pesos y llegaba a 431 pesos para la venta. De esta forma, la brecha entre el dólar oficial y el que se vende en cuevas clandestinas bordeaba el 100%.

Cabe preguntarse si esta clase de herramientas pueden cambiar realmente el panorama. Sin dólares en las reservas y con nulo poder de fuego para actuar, la volatilidad en las expectativas domina cada vez más al escena local.

Por otra parte, el BCRA aprobó un conjunto de medidas para financiar el pago de la importación de servicios profesionales y de fletes entre empresas vinculadas y dispuso la autorización previa para el pago de intereses en el caso de las deudas intraempresas. Ambas medidas fueron adoptadas para tener un mayor control sobre la salida de divisas.

Entre ambas decisiones, el BCRA espera una postergación de pagos por 2 mil millones de dólares hasta fin de año.

Para evitar que haya una salida indiscriminada de divisas entre empresas vinculadas con la excusa del pago de deuda, el BCRA estableció que:

“En el caso de que el acreedor sea una contraparte vinculada al deudor, se requerirá hasta fin de año la autorización previa para acceder al mercado de cambios para pagar servicios de intereses de deudas comerciales por importaciones de bienes y servicios y/o de préstamos financieros con el exterior”.

Por otro lado, el Central aclaró que la medida sobre el acceso al mercado para cancelar la importación de servicios “no afecta al pago de aquellos que actualmente están alcanzados por el impuesto PAIS, como las plataformas de entretenimiento Netflix, Spotify, Youtube, etc, que se seguirán realizando como en la actualidad“.

Los servicios que deberán abonarse a partir de los 60 días corridos desde la fecha de aprobación de la declaración SIRASE son los servicios jurídicos, contables y gerenciales, servicios de publicidad, investigación de mercado y encuestas de opinión pública, servicios arquitectónicos, de ingeniería y otros servicios técnicos y empresariales.

Las fotos de Fernández y Massa

La crisis cambiaria se recrudeció a principios de esta semana, cuando el presidente Alberto Fernández dejó correr una operación contra el ministro de Economía Sergio Massa.

El lunes, el presidente almorzó con quien era el Jefe de sus asesores, Antonio Aracre, quien le propuso una serie de medidas económicas, paralelas al plan de Massa, entre las que se incluían una megadevaluación y desdoblamiento cambiario. Ese día, esas ideas fueron filtradas a la prensa corrió la interpretación que el ex-CEO de Syngenta iba a reemplazar al tigrense en el Palacio de Hacienda.

La operación causó un terremoto financiero ante la posible salida de Massa, además de un profundo malestar en el ministerio que conduce y en todas las tribus del Frente de Todos. En este contexto, el dólar ilegal se disparó, causando un fuerte revuelo político y mediático.

Supuestamente, Aracre le habría jurado al presidente que no fue él quien filtró la conversación, y el mandatario no le habría creído. Por lo que tuvo que hacerle renunciar.

Para calmar a los mercados, Fernández se mostró junto a Massa, en una forma de confirmar que el líder del Frente Renovador seguirá en su cargo.

Las fotos sonrientes con miradas esquivas parecen haber logrado su cometido, aunque la tregua entre los socios del FdT no necesariamente significa la paz. En el kirchnerismo y el massismo descreen de la versión “oficial” sobre el escándalo de Aracre, y le atribuyen al propio Fernández estar detrás de la operación, lejos de ser un acto de rebeldía individual del ex asesor.

¿Fondos del Fondo?

Nuevamente, una operación de prensa con origen en el “albertismo” complicó notablemente la gestión económica del Frente de Todos, que todavía desconoce cuál será su estrategia electoral de cara a las elecciones venideras.

En este marco, este viernes se reunirá el Consejo del PJ, con los ánimos profundamente caldeados tras los descalabros de esta semana. Curiosamente, no es sólo el panperonismo el interesado en resolver de una vez por todas la interna oficialista, sino también los Estados Unidos.

En medio de la crisis cambiaria, Massa negocia a contrarreloj para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acepte girar fondos para aumentar las reservas y frenar la corrida.

En estas horas, el ministro de Economía habla con las autoridades del Fondo para viajar a Washington en busca del giro adicional.

El monto del giro adicional aún es motivo de conversaciones. El Palacio de Hacienda estima una pérdida de 14.500 millones de dólares por la sequía y el FMI calcula unos 6 mil millones, como dijo públicamente la propia Kristalina Georgieva, titular del organismo.

En Economía estiman que el salvataje podría ubicarse en algún lugar entre los 5 y 10 mil millones de dólares. Las negociaciones fueron blanqueada este martes por Juan González, asesor del presidente norteamericano Joe Biden para la región y amigo de Massa. González reveló que el Tesoro de Estados Unidos se sumó a las conversaciones.

Estados Unidos estaría atando el giro de fondos frescos a un ordenamiento político del Gobierno de cara a las próximas elecciones presidenciales. En las conversaciones con el gobierno demócrata, sugieren que una renuncia de Alberto Fernández a sus intenciones de reelección sería bien vista por la Casa Blanca.

La administración de Biden considera al ministro de Economía como un aliado confiable y cree que la decisión de Fernández de mantener su reelección agudiza la interna y tiene un impacto muy negativo en los mercados, como se vio en la crisis que generó el episodio Aracre.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: