En medio de las tensiones, Juntos por el Cambio conserva el nombre y definió el piso de las PASO

Tras arduas negociaciones, Juntos por el Cambio resolvió conservar la marca para estas elecciones 2023 como así también definió los pisos electorales. Tan tanto, se cruzan las versiones sobre los posibles compañeros de fórmula radicales para las candidaturas de Patricia Bullrich y Néstor Grindetti.

Acuerdo a nivel nacional

En un encuentro de líderes partidarios celebrado este miércoles se definió conservar la marca «Juntos por el Cambio» al tiempo que se formalizaron los ingresos de los espacios Avanza Libertad, de José Luis Espert; el GEN, de Margarita Stolbizer, UNIR, de Alberto Asseff y el Partido Demócrata Progresista.

Estas fuerzas se suman a las fundadoras PRO, Coalición Cívica y Unión Cívica Radical (UCR) como así también al partido Encuentro Republicano Federal de Miguel Ángel Pichetto.

En cuanto al reglamento electoral para la conformación de las listas tras las primarias las autoridades determinaron que el piso en las PASO será del 20%, aunque para las listas de diputados y senadores nacionales, cada distrito determinará su reglamento electoral. En todos los casos se utilizará el sistema D’ Hondt.

En medio de la rosca quedó congelada la iniciativa de aliarse al gobernador cordobés Juan Schiaretti, aunque eso no detiene los planes de Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales, quienes proponen continuar con las negociaciones «hasta último minuto» antes de asumir un hipotético gobierno en diciembre de este año.

No se quebró Juntos en CABA

Uno de los focos de mayor tensión se ubica en la Ciudad de Buenos Aires, donde finalmente la alianza oficialista no se fracturó tras el acuerdo alcanzado entre Martín Lousteau (UCR) y Jorge Macri (PRO).

Los dirigentes se cruzaron duramente desde el martes en la pelea por el piso del reglamento electoral que la alianza acuerda para integrar las listas de cara a las PASO del 13 de agosto. Finalmente, ambos establecieron que el umbral de votos será del 20%, al igual que a nivel nacional.

Cabe recordar que Macri reclamaba un 30%, y al radicalismo pedía mantenerlo en 15%. Ante este panorama, Lousteau había amenazado con quebrar la alianza en la Capital Federal si se subía tnato el piso.

En rigor, el primo del expresidente buscaba desalentar las candidaturas de los espacios más chicos de JxC que quieren disputar el gobierno porteño, con especial énfasis en la figura de Ricardo López Murphy, quien más le disputa el «voto halcón».

Curiosamente, pese a haber sorteado el problema de los pisos, el ex ministro de la Alianza enfrenta otro inconveniente. El liberal quedó enfrascado en una dura interna de Republicanos Unidos, fuerza de Roberto García «Pampito» Moritán, cuya convención partidaria no aprobó el ingreso a Juntos. De todos modos no está descartado que el marido de Pampita pueda incorporarse como candidato, complicando más a López Murphy.

En tanto, otro espacio que también jugara en CABA es Confianza Pública, de Graciela Ocaña, quien también había discutido el elevado piso que pedía Macri. Por su parte, el otro socio de Larreta en CABA, el «socialismo» de Roy Cortina, no presentó objeciones ante las distintas propuestas de pisos electorales.

Rosca en PBA

Mientras tanto, en el principal distrito electoral del país -la provincia de Buenos Aires-, Juntos acordó que el piso sea del 25%, más arriba que a nivel nacional y porteño.

Independientemente del porcentaje, el territorio bonaerense es escenario de frenéticas negociaciones y versiones cruzadas entre el PRO y la UCR. Y nuevamente, el partido centenario es arrastrado por la interna amarilla.

Patricia Bullrich realiza un juego a dos puntas: mientras coquetea con el ala «dura» del radicalismo, tensiona con el otro sector boina blanca al afirmar que, si es electa, tendrá la potestad de negociar con la fuerza de Javier Milei en el Congreso. Cabe destacar que para el oficialismo radical de Morales y Lousteau, «Milei es el límite«.

Si soy yo la candidata de Juntos por el Cambio voy a poder articular con el bloque Libertad Avanza, y lograr aprobar las leyes principales que vamos a mandar al Congreso”, afirmó este miércoles Bullrich, encendiendo todas las alarmas en JxC.

Mientras que por el lado de su estrategia de seducción, diversos nombres radicales circulan como eventuales compañeros de fórmulas. Bullrich quiere avanzar con el esquema de fórmulas cruzadas, en las que nuevamente el radicalismo ocupe el lugar de acompañante de los amarillos.

Para su candidato a gobernador bonaerense, Néstor Grindetti, Bullrich evalúa 2 nombres radicales que lo podrían acompañar como vice.

Uno de los que suena como posible precandidato a vicegobernador es el jefe comunal de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, que es el presidente del Foro de Intendente de la Unión Cívica Radical y que ya confirmó que no buscará renovar su mandato en el municipio.

La incorporación de Fernández le sumaría al jefe comunal de Lanús una amplia estructura territorial y, por consiguiente, una penetración de su imagen en buena parte del interior provincial con vistas a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Sin embargo, tampoco se descarta la opción de Maximiliano Abad, el titular del Comité bonaerense de la UCR. Esto, siempre y cuando, no se confirme el otro rumor, que asegura que Bullrich le habría ofrecido a Abad ser su compañero de fórmula, por lo que el bonaerense saltaría de ser potencial vicegobernador a posible vicepresidente de la República.

Esa versión es desmentida con énfasis por Abad que prefiere concentrarse en el armado bonaerense. De allí que suene como potencial compañero de Grindetti.

En tanto, otro rumor mediáticamente difundido daría cuenta que en verdad Bullrich no le habría ofrecido la vicepresidencia a Abad, sino a otro radical. Se trataría del senador formoseño Luis Naidenoff, cuya titularidad de la Cámara Alta le sería más natural.

En mayo, la candidata del PRO visitó la provincia de Formosa y elogió al senador radical. Allí consideró que podría llegar a ser su compañero de fórmula . «Es una gran persona y conocedor de la política y del Senado, y es una de las personas que podría cumplir ese rol», dijo.

Internas calientes

Aunque se definieron los miembros de la alianza y los pisos electorales, en medio de los ruidos por las candidaturas, las semanas que siguen antes de la presentación de candidatos prometen ser intensas para la oposición.

Durante el cierre de alianzas, el clima de tensión se podía palpar en las frenéticas reuniones finales. Una de las encargas de graficar las diferencias internas en Juntos fue la cofundadora Elisa Carrió.

«Lilita» volvió a arremeter contra Mauricio Macri, en este caso por el ajuste que considera que va a hacer si gana su candidata, Bullrich, y también por su origen social.

“Me parece que (Macri) quiere un ajuste tan brutal que yo no estoy dispuesta. ¿Y saben por qué? Porque va a caer toda la clase media argentina. El que no vivió y no fue de clase media, no sabe lo que es la clase media. Y él nació rico«.

La líder de la Coalición Cívica le contestó al ex presidente, en particular cuando afirmó que no había que aliarse con Schiaretti para no perder la identidad:

«Dos tercios de JxC, toda la CC, la mayor parte del radicalismo y casi la mitad del PRO, seguimos manteniendo la identidad. Quizás la haya perdido Mauricio«, señaló.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: