• 14 de agosto de 2022

El Evita aprovecha la crisis con Grabois y se modera para no perder la lapicera

El Movimiento Evita liderado por Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico respaldó las medidas anunciadas por el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, incluyendo la auditoría sobre los planes sociales que manejan. Así, eligen priorizar la agenda de la coalición por sobre la propia, cuando semanas atrás sus dirigentes marchaban con piqueteros opositores y amenazaban con cortarse sólos en las PASO 2023. El aislamiento a Juan Grabois y el posible nuevo bloque en Diputados.


Los primeros anuncios de Massa como ministro generaron un fuerte ruido y disconformidad en el Frente Patria Grande que lidera Grabois. Al punto que la organización convocó al conjunto de su militancia a “rediscutir” su permanencia en el Frente de Todos.

Ante esta crisis, el Evita de Navarro y Pérsico, el movimiento social más cercano a Alberto Fernández, aprovechó la oportunidad para mostrarse “ordenados” ante el recambio del gabinete nacional. Actitud que contrasta con los hechos de las últimas semanas, cuando Navarro, funcionario con despacho en la Casa Rosada, acompañó la protesta de las organizaciones piqueteras opositoras al Gobierno nacional del pasado 14 de julio.

El mismo Navarro que unos días después impulsó la creación de un cargo para que su compañero Juan Manuel Abal Medina negocie una salida de la crisis con la oposición.

Para diferenciarse de Grabois, Pérsico brindó un contundente apoyo al gobierno. “Vamos a acompañar a este gobierno hasta el último día”, aseguró en diversas apariciones en medios de comunicación y hasta apoyó el plan de Massa de llevar un ordenamiento a los planes sociales, mientras que a fines de junio su movimiento puso el grito en el cielo cuando la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló de terminar con la “tercerización” de los planes.

En sus anuncios de este miércoles, Massa afirmó que el próximo 15 de agosto comenzará una “auditoría” de planes sociales a cargo de universidades y que “quien no la cumpla, recibirá la suspensión del plan”. Al mismo tiempo, dijo que se cruzará la información con la base de datos de la ANSES. El segundo anuncio al respecto fue un plan para transformar planes sociales en trabajo formal.

El Evita no cree que estos anuncios cambien la ecuación actual. Por un lado, destacan que la resolución por la que se establecieron los acuerdos con las universidades es algo que ya está en marcha y que se trata de una recopilación de información que difícilmente pueda llamarse “auditoría”. Recuerdan, además, que la potestad de dar de baja planes está a cargo de la secretaría de Economía Social que ellos conducen.

Hay una intención de sacarle la lapicera a Emilio (Pérsico), de que el Evita tenga menos manejo”, insisten en la organización.

De esta forma, el Evita se muestra ahora como el “ala moderada” de los movimientos sociales, buscando aislar aún más a Grabois y al Frente Patria Grande. Y en esa sintonía fueron las últimas declaraciones mediáticas de Pérsico.

Calmemos la economía, salgamos de la tormenta y después reparemos todas las cosas que se rompieron“, dijo el líder del Evita a Radio 10. “No es momento de una gran distribución del ingreso, es momento de calmar a los mercados“, completó en tono fiscalista y en respuesta a Grabois quien sigue impulsando el Salario Básico Universal (SBU).

Se desinfla la amenaza de Grabois de romper con el oficialismo

Disconformes por la falta de voluntad de un sector del gobierno de avanzar en el SBU, y creyendo que en los anuncios de Massa no hubo “el más mínimo anuncio para los sectores sociales más postergados“, ahora el Frente Patria Grande coquetea con la idea de armar su propio bloque en la Cámara de Diputados “sin romper” el FdT. La definición será dentro de 10 días.

La decisión de llamar a la militancia es del sector de Grabois, que cuenta con tres legisladores propios dentro de las filas del oficialismo: Itai Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagiolli. Aunque existen conversaciones con legisladores que responden a otros movimientos sociales, como el Evita, Somos-Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa.

El bloque del oficialismo tiene 118 diputados, si Fagioli, Natalia Zaracho e Itai Hagman llegarán a ir por fuera del Frente de Todos, Juntos por el Cambio podría ser primera minoría en la Cámara.

“En la medida que no haya ningún anuncio para los sectores más humildes tomaremos alguna decisión, pero no estamos planteando irnos del Frente de Todos sino la posibilidad de armar un bloque propio y tratar de funcionar como interbloque”, dijo un colaborador de los tres diputados del Patria Grande.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Rodolfo Tailhade y un repaso por el “currículum” de María Eugenia Vidal

Read Next

Massa impulsa en el Congreso cuatro leyes esenciales para su plan económico