• 14 de agosto de 2022

Massa impulsa en el Congreso cuatro leyes esenciales para su plan económico

Para impulsar su programa económico, el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, remarcó la necesidad de que el Congreso sancione leyes esenciales para fortalecer la producción y la generación de empleo. Los proyectos se centran en cuatro ejes: la construcción, la agroindustria, industria automotriz y la bio y nanotecnología.

Con las cuatro leyes, Massa le da un guiño a los principales empresarios del país mediante la rebaja de cargas impositivas. En paralelo, se dinamizan sectores que generan una gran cantidad de empleo mientras se apuntala el frente fiscal.

Los proyectos

El proyecto de régimen de incentivo a la construcción federal argentina y acceso a la vivienda, tiene media sanción de Diputados y ya cuenta con dictamen del Senado. La iniciativa busca prorrogar a lo largo del 2022 la ley de incentivos para fomentar la construcción, que permite disminuir impuestos en el marco específico de un blanqueo de capitales no registrados.

Concretamente, el texto plantea extender por 360 días el capítulo II de la Ley 27.613, titulado “Programa de Normalización para Reactivar la Construcción Federal Argentina“, que es lo referido al blanqueo para quienes inviertan en los proyectos de construcción.

Por otra parte, el proyecto de ley buscará utilizar fondos para la terminación de obras que no fueron concretadas en su totalidad, como la reactivación de obras públicas.

El proyecto que impulsa Massa para el incentivo al desarrollo de bio y nanotecnología también presenta media sanción de Diputados, que fue aprobada a principios de julio. El proyecto prolonga hasta el 31 de diciembre de 2034 el Régimen de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna, e incorpora al sector de la nanotecnología.

La iniciativa contempla que quienes accedan al régimen de promoción podrán obtener beneficios de amortización acelerada del Impuesto a las Ganancias en una cuota, devolución anticipada del IVA y el otorgamiento de un bono de crédito fiscal correspondiente al 50% de los gastos pagados destinados a las contrataciones de servicios de investigación y desarrollo (I+D) con instituciones del Sistema Público Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Las tres convocatorias (2019-2020-2021) del Régimen de Promoción de Biotecnología Moderna otorgaron beneficios por $590 millones a las empresas inscriptas. A nivel global, Argentina está dentro de los primeros 20 países del mundo con mayor cantidad de empresas biotecnológicas, con más de 200 compañías registradas.

Por otra parte, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados avanzará la próxima semana en la discusión del proyecto de Ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial que busca generar divisas y nuevos puestos de trabajo en la producción agropecuaria y agroindustrial de las 24 cadenas de valor del país.

El proyecto apunta a lograr una mayor industrialización en la actividad agropecuaria para exportar con mayor valor agregado, a través de la incorporación de inversiones y de mayor tecnología (semillas, fertilizantes, genética, entre otros). El objetivo que plantea la iniciativa es alcanzar en el 2030 exportaciones por 100 mil millones de dólares y la generación de 700 mil nuevos puestos de trabajo.

Para ese propósito, la iniciativa también propone otorgar un bono de crédito fiscal computable para el impuesto a las Ganancias por las compras incrementales en fertilizantes, semillas, bioinsumos, y genética y sanidad animal.

Por último, el proyecto de promoción de la industria automotriz recibió media sanción en Diputados también a principios de julio. El texto extiende hasta 2034 la vigencia del régimen de beneficios fiscales y amplía su alcance a las actividades que incorporan nanotecnología.

Las medidas de incentivo están orientadas a los nuevos proyectos de inversión que aseguren mayor producción, exportaciones y empleo en las terminales y empresas autopartistas, de manera de agregar valor a partir de procesos industriales.

En el proyecto se contemplan beneficios para las inversiones automotrices, como la devolución anticipada del IVA, ya que establece que el plazo de devolución se reducirá de seis a tres años y en el caso de la amortización de bienes de capital se reduce de cinco a tres años.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

El Evita aprovecha la crisis con Grabois y se modera para no perder la lapicera

Read Next

D’onofrio aseguró que buscan reducir la brecha del costo del colectivo entre interior y AMBA