Comuníquese con nosotros

Argentina

Macri ordenó destituir al juez Ramos Padilla para proteger a Stornelli y Carrió

El viernes por la noche se supo que el presidente Mauricio Macri inició una operación para destituir al juez Alejo Ramos Padilla, a raíz de su investigación que revela una red de espionaje ilegal y extorsión. En este organizacion criminal y paraestatal estarían involucrados no sólo el falso abogado Marcelo D’Alessio, agentes de inteligencia, peridiostas oficialistas (como Santoro, de Grupo Clarín) y dirigentes políticos oficialistas como Elisa Carrió y Paula Oliveto.

El objetivo último del presidente es evitar que la investigación salpique a su propio gobierno y a funcionarios judiciales que responden a Casa Rosada.

El trámite se inició formalmente con una nota que el Ministerio de Justicia elevó al Consejo de la Magistratura para investigar al juez por “mal desempeño”. El hecho principal que se le recrimina es la exposición del magistrado en el Congreso, el 13 de marzo. La solicitud ante el organismo encargado de remover magistrados llegó luego que el magistrado afirmara que investiga “una red de espionaje judicial de magnitudes”.

En el escrito dirigido a Juan Bautista Mahiques, representante del Poder Ejecutivo ante el organismo encargado de designar y remover magistrados, la cartera que conduce Germán Garavano advirtió “una clara intencionalidad” en la actuación de Ramos Padilla y habla de una “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”.

El Ministerio de Justicia sostuvo que, en su exposición en Diputados, Ramos Padilla “no sólo careció de imparcialidad” sino que “tampoco demostró observar en forma alguna el deber de objetividad que la ley impone a quienes llevan adelante la acusación pública”.

Vale recordar que el juez federal de Dolores concurrió el miércoles a un plenario de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados en el marco de la causa en la que investigación por una presunta extorsión que involucra al fiscal Carlos Stornelli debido a espionaje ilegal cometido por el detenido Marcelo D’Alessio. En su exposición, Ramos Padilla sostuvo que la causa que lleva adelante es apenas una porción “ínfima” de las revelaciones que están saliendo a la luz” ya que advirtió se está investigando es “una red de espionaje judicial de magnitudes”.

“Los jueces tenemos la obligación de poner en poder a la ciudadanía este tipo de información”, lanzó el magistrado ante los diputados que participaron de la reunión en la que estuvieron presentes legisladores afines al kirchnerismo, del Frente de Izquierda y del bloque Argentina Federal. Minutos antes de la reunión, Cambiemos desistió de participar de la audiencia por considerar que se trataba de “una puesta en escena”.

La embestida de Cambiemos contra Ramos Padilla lleva ya varias semanas pero se precipitó ayer, justo el día en que el juez federal de Dolores envió un nuevo pedido de citación a indagatoria para el fiscal Carlos Stornelli para el 20 de marzo y realizó una ampliación de la indagatoria a D’Alessio, quien se negó a declarar.

¿Cómo es el trámite impulsado por Macri para destituir a Ramos Padilla?

El Consejo de la Magistratura recibirá la denuncia y se designará a un consejero que tendrá que llevar adelante todo el expediente. Entre los potenciales a ser elegidos se cuentan, el presidente de la Comisión de Disciplina y Acusación, Miguel Ángel Pichetto, así también como los consejeros Pablo Tonelli, Graciela Camaño, y Juan Bautista Mahiques, entre otros.

En esa instancia, elegido podrá pedir pruebas para evaluar si Ramos Padilla se excedió en sus funciones o si tuvo un mal desempeño. Toda esta situación deberá ser monitoreada por la defensa del juez, que podrá también intervenir para evitar los embates.

Posteriormente, el consejero debe decidir qué hacer. Puede impulsar la investigación y pedir que vaya a juicio político, solicitar una multa a modo de “castigo” o requerir que directamente se desestime toda la acusación por considerar que no corresponde y que no hubo mal desempeño.

Una multa fue, por ejemplo, lo que el Consejo le fijó a Claudio Bonadio en una causa por demora de la investigación. Hay que recordar que luego la Corte dio marcha atrás con este apercibimiento que representaba un 30% del salario del juez.

Si el Gobierno decide ir por el jury, el camino es complejo. Necesita que 9 de los 13 miembros del Consejo voten a favor de esta situación.  Actualmente, el Gobierno tiene 4 alfiles puros y otros 3 aliados circunstanciales. Para llegar al número sagrado, deberá trazar una serie de alianzas que hasta ahora parecen complejas.

El Consejo es un organismo político. A primera vista no resulta racional que la oposición quiera regalarle a Macri una victoria como tampoco que los jueces que pertenecen al Consejo vayan en contra de uno de sus pares, no tanto sobre su desempeño sino por el contenido de sus fallos.

Hoy por hoy no parece que la situación avance y se llegue a un jury de enjuiciamiento contra Ramos Padilla. Si si llegara a ese punto, para que el jury finalmente destituya al Juez Federal de Dolores, se necesitarían 6 de 7 votos de los juzgadores.

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Comentarios

Seguinos en nuestras redes

Información sobre Coronavirus

Noticias e información sobre coronavirus elaborada a través de la consulta permanente a las autoridades sanitarias. notocias e información sobre coronavirus covid-19
Arriba