Comuníquese con nosotros
jose luis ares juez correcional

Bahía Blanca

El ex juez José Luis Ares pasó por El Ágora y habló sobre ley del arrepentido, los buzones antinarcos y la “justicia patriarcal”, entre otros temas

José Luis Ares conversó con Juan Ignacio Guarino y Victoria Aure en El Ágora por Radio Universidad.

El ex juez correccional de nuestra ciudad se refirió a una serie de temas polémicos en relación al funcionar del poder judicial.

El ex titular del Juzgado Correccional Nº1 de Bahía Blanca, José Luis Ares, conversó con Juan Ignacio Guarino y Victoria Aure en El Ágora, por Radio Universidad.

Ares dejó su cargo como magistrado en noviembre y participó de una entrevista en la que brindó su punto de vista de distintas cuestiones atinentes al funcionamiento del poder judicial, en el que se desempeñó como juez durante 33 años.

Ley del Arrepentido: la delación premiada

Con relación a este nuevo instituto en nuestro derecho, el doctor Ares expresó en primer lugar las diferencias en el rol que tienen los fiscales en Argentina y en Estados Unidos, lugar donde desde hace tiempo se trabaja con esta característica jurídica:

“El poder de negociación que tienen los fiscales norteamericanos, es un poder prácticamente omnímodo, el fiscal negocia todo, puede hasta entre comillas perdonar delitos, no hacer determinadas imputaciones.

El fiscal argentino está más sometido a reglas -digamos- en su poder de negociación, en lo que se conoce como juicio abreviado, y el fiscal norteamericano tiene una responsabilidad política, prácticamente, no jurídica, porque en general son elegidos por el pueblo. En Argentina el sistema es por medio del Consejo de la Magistratura.”

Refiriéndose concretamente a la ley del arrepentido, explicó que “desde el derecho procesal en clave constitucional han mirado con muchos disfavor a este mecanismo porque son mecanismos que se argumenta que sirven para combatir más eficazmente el delito y que son para situaciones extraordinarias que después terminan ordinarizándose”. En ese sentido, agregó:

“Estos mecanismos aparecen contra las mafias y contra el terrorismo básicamente en distintos países y dicen ‘bueno mire nosotros vamos a hacer esto que bastante raro que hasta por ahí nos saltamos una garantía pero es porque tenemos que combatir esto que pone en riesgo al Estado y que es muy complicado hacerlo de otra manera’…Denota una impotencia del Estado, es decir  si no tengo alguien de la banda que me comunique y negocie conmigo no puedo investigar correctamente un delito. En realidad el Estado actual cuenta con todos los medios con que cuentan los investigadores tiene mecanismos suficientes para investigar”

Además Ares resaltó que hay una cuestión ética, ya que se negocia con un delincuente que en realidad no lo hace porque quiere porque se “arrepintió”, porque en realidad la palabra “arrepentido” es equívoca en tanto no se arrepiente sino que negocia porque le conviene.

En este punto se le preguntó por la causa de los cuadernos, donde Centeno primero declaró que los cuadernos habían sido quemados y luego aparecieron.

“Si alguien dice ‘desapareció tal cosa’ y luego aparece, la credibilidad se resiente mucho, más allá de la consecuencia porque el imputado que miente comete a su vez otro delito que está previsto en la ley”.

Juicios por jurado: una oxigenación para la justicia

El ex magistrado remarcó que Bahía Blanca es una de las jurisdicciones donde más juicios por jurados se dan. Además, celebró que la Universidad Nacional del Sur cuenta con un observatorio del desarrollo de los mismos, que ha adquirido un prestigio nacional.

“Muchas veces dicen ‘esto no es tan fácil como yo pensaba’… es fácil opinar cuando uno escucha una noticia o el noticiero… y es distinto cuando yo tengo que estar acá y resolver Y de mi voto va a depender de una persona quizá termine sus días en la cárcel.

No nos olvidemos que se trata de delitos graves en la provincia Buenos Aires, para delitos que tengan pena superiores a 15 años entonces ahí yo creo que es muy importante también el juicio por jurado como oxigenación para el poder judicial que tiende como toda organización a burocratizarse, me parece que trae un aire fresco es una escuela cívica.”

En relación a los preconceptos que instalaron los medios de comunicación en un primer momento sobre este tipo de juzgamiento, el ex Juez consideró que:

“Al principio en Bahía Blanca generaron mucha inquietud incluso hasta hubo medios de prensa que tomaron partido en contra del Jurado claramente, yo recuerdo títulos tales como el ‘Juicio por Jurado en el banquillo’ o ‘Preocupa la cantidad de absolución en el juicio por Jurado’ y varios fiscales encabezado por el fiscal general también tenían un embate muy fuerte contra el juicio por Jurado.

¿Por qué? porque los fiscales perdían, esa es la realidad. ¿Por qué perdían? En general porque no trabajaban suficiente las causas, porque el sistema de litigación es distinto en un juicio por jurado que frente a profesionales, porque hay que exponer mejor la prueba y en general Las investigaciones, en Argentina y en Estados Unidos, han llegado a la conclusión de algo bastante paradójico: los jurados populares exigen más prueba que los jueces profesionales….

Eso me parece que es que es muy valioso. Y entonces, finalmente, después de tanto cacareo se hizo capacitación y se está haciendo capacitaciones en litigación lo que ha hecho que ahora las estadísticas sean muy similares a los de los tribunales profesionales.”

Punitivismo y garantías constitucionales

Hace unas semanas se conoció un caso en donde la jueza de garantías ordenó el archivo de unas actuaciones en la investigación por pornografía infantil con motivo de que las pruebas fueron obtenidas a partir de una violación a la intimidad ya que fueron obtenidas a partir de que una persona encontró un teléfono celular y luego de comunicarse con quien era el dueño entró al dispositivo móvil para observar el contenido del mismo y allí dio con las imágenes.

Tomando este caso como ejemplificador de muchos más Ares entiende que “El Estado no puede basarse en prueba ilícita, porque habría una cuestión ética y se estaría aprovechando de un delito, no es un tecnicismo cómo a veces se dice, son cuestiones fundantes que hacen a la garantía de un Estado constitucional de derecho.”

Buzones antinarcos

En 2018, el Concejo Deliberante de la ciudad aprobó una ordenanza mediante la cual se implementaban los mediáticos “Buzones Anti Narco”, en una preocupante violación a las potestades legislativas del órgano local y en conflicto con las garantías constitucionales.

A ésta cuestión el ex juez la subsumió en una problemática más general que tiene que ver con que “la denuncia anónima no está regulada y de por si no tiene ninguna entidad” y en consecuencia lo que debería hacer el fiscal es investigar para después si tener una información. “De por si los buzones no pueden habilitar una investigación” concluyó.

Poderes judiciales y patriarcado

Por último, Ares fue consultado sobre su visión sobre la “justicia patriarcal” y respondió que “en nuestro país existen 25 poderes judiciales, uno por provincia más la justicia federal y uno por la Capital” al tiempo que remarcó que hay que analizar cada caso en concreto.

No obstante, en este último tiempo, el auge del feminismo ha puesto la mirada sobre ellos señalando las características patriarcales que en mayor o menor medida tienen cada uno de ellos.

Sobre está cuestión, y con la particularidad de haber integrado la justicia bonaerense hasta hace muy poco tiempo, finalizo la entrevista con el ex juez Ares, quien reconoció que “el poder judicial suele ser bastante conservador y bastante machista. Ése techo de cristal existe, en Bahía Blanca nunca existió una mujer camarista que es la máxima instancia” aunque manifestó que “creo que todo está cambiando, hay muchas capacitaciones, cursos, fallos que marcan un camino.”

Finalmente, advirtió que “no hay que considerar a la mujer como una incapaz” en referencia a que, dados los tiempos de la justicia, muchas veces en cuestiones de agresiones menores las situaciones cambian y la solución puede llegar a ser otra y no penal.

En esos casos, Ares cree que el Estado no toma en cuenta la opinión de la mujer. Sin lugar a dudas, la violencia de género es un tema muy complejo y con muchas aristas. “Al sistema se le pide cosas que no puede dar y otras veces se tiende a tratar todos los casos iguales… y cada caso y cada persona es distinto” concluyó.

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Comentarios
Arriba