Descomunal derrota interna de los “Halcones” del PRO contra las “palomas”

Un nuevo episodio de la brutal interna opositora: La titular del PRO, Patricia Bullrich, quiso que el bloque de Diputados nacionales de su partido quedara en manos de los “halcones”, lo sometieron a una votación y perdió 43 a 5. Tuvo que salir a ratificar a Cristian Ritondo como Presidente del bloque y los “dialoguistas” del partido amarillo celebraron el triunfo.

En el Congreso de la Nación, cada dos años, los bloques e interbloques se redefinen, ratifican o eligen nuevas autoridades e instalan relaciones de fuerzas que varían según el resultado electoral, según qué sectores ingresen más legisladores al parlamento.

En el caso de Juntos por el Cambio, la dinámica no se planteó como algo sencillo y a casi tres semanas de la asunción de nuevos diputados, estallaron las divisiones.

En el PRO, “los duros” (referenciados en Mauricio Macri y Bullrich) y “los blandos” (liderados por Horacio Rodríguez Larreta) amagaron con una pelea fuerte en las últimas horas porque Patricia Bullrich se quiso quedar con la presidencia del bloque pero perdió por escándalo en una elección interna y tuvo que dar marcha atrás.

Como condimento, el electo Emilio Monzó volverá a la Cámara Baja para formar parte del entramado cambiemita pero con su propio espacio, robándole bancas a uno compañero, el radicalismo mostró dos bandos separados y la Coalición Cívica prefirió no filtrar conflictos por ahora.

Bullrich, envalentonada por el resultado electoral, quiso disputar la presidencia del bloque PRO en diputados y sometió la decisión a una elección interna. Creyó que contaba con 22 voluntades para imponer sus condiciones pero el resultado fue 43 a 5.

El número fue festejado por el “larretismo” que logró mantener su hegemonía en el bloque y Cristian Ritondo retendrá su jefatura. En tanto, la vicepresidencia del espacio quedará en manos de Álvaro González u Omar de Marchi, ambos diputados.

La intención del ala dura fue nombrar a Gerardo Milman, recientemente electo, como nuevo jefe del bloque PRO pero no pudo ser. Sólo acompañaron la propuesta el citado dirigente, y los actuales diputados Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Francisco Sánchez y Virginia Cornejo. El resto, estuvo en contra.

Ante la derrota, Bullrich decidió poner paños fríos e intentar frenar la bola de rumores que se confirmaron con el resultado de la elección a favor del larretismo.

“Como Presidenta del PRO, sostengo la continuidad institucional de nuestro Bloque con @cristianritondo cómo Presidente. Y lucharé para que nuestros votantes se sientan representados en cada decisión. Un Bloque contra el populismo y por un país donde el esfuerzo sea la vara”, publicó en Twitter.

Horas antes del golpe electoral interno, la presidenta del PRO reunió a un puñado de diputados identificados con su manera de construir políticamente para pedir lugares de poder en el espacio – la presidencia o la vicepresidencia primera como premio consuelo – y el endurecimiento del discurso en el Congreso.

Desde el bloque PRO dijeron conocer este armado hace tiempo y los “dialoguistas” vinculados a Cristian Ritondo se mostraron muy molestos por la convocatoria a los duros mediante un grupito de Whatsapp paralelo, sin un aviso previo institucional.

Incluso, un diputado no ocultó su enojo por la propuesta discursiva. Los duros como Fernando Iglesias o Waldo Wolff dijeron lo que quisieron durante todo su mandato y nadie los censuró. Algo así como “el que quiera ser combativo, puede. Pero no le pidan lo mismo a quienes no están de acuerdo“.

Con semanas por delante para esperar a los nuevos diputados a asumir, la convocatoria de Bullrich fue “extemporánea” y “apresurada“.

Más allá de los idas y vueltas, algunos intentaron bajarle el tono a la propuesta de Bullrich.

En la UCR, por su parte, tampoco habrá un panorama calmo, algo que describieron como propio de un Congreso que se renueva cada dos años. Los sectores claramente enfrentados son aquellos que comandan Mario Negri por un lado y Martín Lousteau por el otro.

Enfrentados en internas partidarias y en las PASO, no dejaron de tirarse dardos que seguirán su camino en el Congreso. Desde el “negrismo” apuestan a que el cordobés siga al frente del bloque frente al candidato que postule su compañero de bancada, Emiliano Yacobitti. Tan tensa es la situación que un alto dirigente radical no descartó una ruptura dentro del bloque.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Un funcionario porteño publicó una foto de su hijo menor de edad con un arma

Read Next

Valeria Carreras: “Recibí una intimidación de parte de Macri”