15.5 C
Bahía Blanca
lunes, marzo 4, 2024

La Cámara Federal porteña ordenó secuestrar los celulares que Milman no entregó a la Justicia

En el marco de la causa en que investiga el atentado contra Cristina Kirchner, la Cámara Federal porteña ordenó que se le secuestren todos los celulares al diputado PRO Gerardo Milman, quien había entregado a la Justicia un teléfono que había adquirido dos meses después del ataque a la vicepresidenta. Todo indica que tuvo otros 3 que no entregó de los cuales 2 estaban operativos al momento del atentado.

Este miércoles, el tribunal revisor de Comodoro Py hizo lugar a la apelación que hicieron el fiscal Carlos Rívolo y los abogados de CFK, Marcos Aldazabal y José Ubeira, y ordenó a la jueza María Eugenia Capuchetti que le secuestre los otros celulares de Milman.

Para que esto pueda concretarse, la Cámara de Diputados debe autorizarlo, tal como establece la Ley de Fueros invocada en la resolución.

A más de un año del atentado, y a la luz del celular que aportó al expediente –lo que evidencia una maniobra dilatoria-, no será sencillo recuperar los aparatos telefónicos del ex mando derecha de Patricia Bullrich.

La decisión de la Cámara fue por mayoría, por los votos de Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, quienes se manifestaron en sintonía con lo reclamado por Rívolo y los abogados de la querella. En contra se manifestó Mariano Llorens, aunque por primera vez señaló que hay que investigar si el diputado no ocultó pruebas.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

El fiscal Rívolo había argumentado ante la cámara que el pedido de allanamiento del domicilio del diputado “y el secuestro de los restantes celulares que podría tener en su poder, así como de tareas previas para determinar su lugar actual de residencia” obedecía a que, según surgió de los informes enviados por las empresas de telefonía, Milman “habría utilizado otros celulares durante el lapso temporal de interés para la investigación”.

A eso se suma que aportó en sede judicial “solo un aparato que habría estado disponible a la venta luego de la fecha del intento de atentado contra la Sra. Vicepresidente”. Se trata de un Iphone 14 Pro.

Días atrás, además, la Gendarmería Nacional le informó a la jueza Capuchetti que la tecnología de la que dispone esa fuerza no es suficiente para extraer información de ese teléfono por lo que la magistrada le consultó a la defensa de Milman si el diputado está dispuesto aportar el patrón de desbloqueo.

Bertuzzi consideró “adecuada la petición” del fiscal a la que se sumó la querella:

“Ello encuentra debido sustento en los informes de telefonía citados por las acusaciones, que darían cuenta de la existencia de otra línea telefónica y de otros dispositivos que podría haber utilizado Gerardo Milman durante el lapso temporal de interés para la presente pesquisa”, escribió Bertuzzi.

Bruglia, por su parte, resaltó que de no llevarse adelante esta medida planteada por Rívolo se podrían “frustrar los fines del proceso penal impidiendo un avance en la averiguación de la verdad, poniendo en riesgo la obtención de pruebas dirimentes para ello que exige un trámite certero e inmediato”.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi

Por su parte, el juez Mariano Llorens votó en contra. No obstante, consideró "oportuno reparar en la actitud adoptada por el nombrado frente a lo resuelto: presentarse en la sede del juzgado para cumplir con una manda judicial y aportar un celular adquirido, cuanto menos, dos meses después de la fecha del hecho aquí investigado".

El juez Mariano Llorens.

"No descarto que, en alguna medida, su accionar pueda constituir un riesgo procesal vinculado con el ocultamiento de pruebas y entorpecimiento de la investigación circunstancias que, llegado el caso, deberán ser evaluadas", expresó el magistrado.

De esta forma, la cámara revocó una resolución que firmó el juez Julián Ercolini, quien estaba interinamente a cargo del juzgado que encabeza Capuchetti.

Julian Ercolini
El juez Julian Ercolini

Este magistrado, que participó del viaje a la mansión de Joe Lewis en Lago Escondido, había sostenido que no correspondía hacer lugar a la medida solicitada por Rívolo porque al momento de resolver no se encontraba firme la primera resolución de la cámara en la que se ordenaba el secuestro del celular de Milman. Finalmente, esa resolución de cámara fue ratificada con posterioridad por la Cámara Federal de Casación Penal.

El derrotero de la "pista Milman"

La denominada "pista Milman" se inauguró el 23 de septiembre del año pasado: esa tarde un empleado del Congreso, se presentó ante la jueza Capuchetti y dijo que había escuchado al legislador opositor referirse al atentado antes de que ocurriera.

"Cuando la maten yo estoy camino a la costa", fue la frase que habría dicho Milman en el bar Casablanca el 30 de agosto del 2022, oportunidad en la que el legislador se encontraba acompañado de dos asesoras que ya declararon en el expediente.

La orden del secuestro del teléfono del diputado se dispuso tras la declaración de una asesora de Milman (Ivana Bohdziewicz) que contó ante la Justicia que había sido convocada por el entorno del legislador para eliminar la información de su teléfono celular, que podría ser de interés para la investigación del intento de magnicidio contra la Vicepresidenta.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }