35.5 C
Bahía Blanca
martes, febrero 20, 2024

Melconián se suma con un rol central a la campaña de Juntos y le quita centralidad a Bullrich

Patricia Bullrich presentó a Carlos Melconian como su futuro ministro de Economía en caso de ser electa presidenta. La candidata de Juntos por el Cambio quedó completamente desdibujada ante el compromiso de ungir al "armenio" como una suerte de "superministro", cediendo importantes cuotas de poder.

Preocupada por la fuga de votos por derecha -hacia Javier Milei- y por centro -hacia Sergio Massa- Bullrich terminó de ceder ante las presiones del expresidente Mauricio Macri, quien apuraba a la candidata para que nombre al ex titular del Banco Nación como futuro ministro.

La presentación se oficializó en un evento de la influyente Fundación Mediterránea, una asociación de empresarios cordobeses fundada en plena dictadura para proteger sus intereses de clase. En su momento, la Mediterránea logró imponerle a dictadura la figura de Domingo Cavallo como presidente de Banco Central, quién en 1980 nacionalizó la deuda privada de grandes grupos empresarios como Arcor, cuyos fundadores habían creado tres años antes la Fundación.

La simbología del evento fue elocuente al exhibir el debilitamiento político de Bullrich. Melconian apareció en las pantallas al lado de la ex ministra, al mismo tamaño, casi como si fuera una fórmula presidencial más que una candidata anunciando a un futuro funcionario suyo.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Bullrich aspira a que Melconian logre instalar un discurso que confronte con el eslogan de la dolarización impulsado por el "libertario" Milei y, a la vez, con las iniciativas de Sergio Massa, el ministro de Economía y candidato del oficialismo.

El ex titular del Banco Nación en tiempos de Cambiemos puede brindarle a la candidata algo de lo que carece: un innegable conocimiento en Economía. El estilo discursivo de Melconian varía entre un lenguaje coloquial -y a veces grosero- pero sencillo para hablarle al votante de a pie, y un lenguaje técnico que le permita debatir con mayor precisión con contrincantes y en medios de comunicación. Este es el mayor activo que aporta a Bullrich, quien acumula numerosos traspiés a la hora de exhibir su pobre manejo en asuntos económicos.

Pero otro fundamental aporte de Melconian es su capital técnico y político. El potencial futuro ministro es jefe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), que depende de la Fundación. Haciendo una demostración de fuerza, anunció un programa económico "Capitalista, occidental, disruptivo y federal": cada uno de estos ítems forman parte del vocablo básico del Círculo Rojo, el establishment económico y empresarial argentino.

Melconian desembarca en la campaña con un ejército de 80 economistas que lo acompañan en el IERAL y con el explícito apoyo de muchos de los miembros del Círculo Rojo. Los históricos asesores económicos de Bullrich, el diputado del PRO Luciano Laspina y el radical Eduardo Levy Yeyati, no cuentan con semejante capital a cuestas.

Al estblishment argentino le cae mucho mejor una figura como Melconian, amparado en la estructura de Juntos por el Cambio, que Milei, de quien dudan sobre su capacidad de mantener la institucionalidad, la gobernabilidad y la paz social.

A la hora de los discursos, el de Bullrich fue el que más cambios sufrió: pese a que intentó mantener el tono de firmeza política, también se moderó y ponderó ideas como el "humanismo". Prometió "una economía humanista que piensa y pone a las personas en el centro". "Esa Argentina humanista es la que queremos". agregó.

Sin embargo, fue "El Armenio" quien se llevó la centralidad del evento. Como era previsible, Melconian buscó polarizar con Milei y cruzó el plan de dolarización del libertario al prometer un programa "rupturista" pero también "realista" y "dentro del sistema".

En sintonía con la moderación de Bullrich, Melconian dijo que:

"El centro de la economía de un país son las personas, las familias, las empresas, los que emprenden, los que trabajan, los que se ponen el casco, los que salen a trabajar con un carrito. Si el ser humano está bien, si la familia está bien, la economía va a estar bien porque van a tener las herramientas. Y las herramientas no van a ser una concentración de poder. Que lo único que hace es sacar, sacar y sacar. Nosotros queremos devolver, devolver y devolver a las personas", agregó.

El posible ministro también buscó transmitir optimismo sobre el futuro y evitó hablar de ajustes, un error repetido tanto en la campaña de Bullrich como en la de Larreta antes de las PASO.

"Lo que tenemos que hacer no es el ajuste, lo que ya está ocurriendo es el ajuste. Nosotros vamos a venir por la solución, no por el ajuste", dijo. "Más allá de la gravedad, nosotros venimos a dar solución. No hay ningún mago ni pase de magia que resuelva esto", continuó.

Así todo, después matizó con un elogio al ajuste:

"Claro que hay que bajar costos en la Argentina. Claro que hay que bajar impuestos. Claro que hay que bajar burocracias (...) Seremos un gobierno de transformación con un capitalismo de reglas claras, con transparencia, en el cual se terminen los privilegios", prometió.

"Puede quedarse tranquila la sociedad argentina: hay un plan, hay un programa, es realista, es implementable, tiene sentido común, es práctico y no es dogmático", prometió el armenio, redundando en sinónimos.

Melconian prometió "un cambio disruptivo, pero dentro del sistema", en un claro mensaje respecto de los planes de Milei. "Cambios que tengan toda la institucionalidad posible, la que haga falta. Hay que retomar la idea de institucionalizar los cambios en Argentina", indicó.

"Lo único que está prohibido acá es fantasear con teorías que son imposibles de poner en práctica", siguió con otra clara diferenciación de Milei. En otro pasaje, prometió también no "vender espejitos de colores" y dejó un mensaje más que claro contrario a la idea de la dolarización: "Vamos a tener moneda".

"Lo más importante es que tiene horizonte, tiene futuro, tiene luz al final del túnel. No estamos frente a un salto al vacío y es importante que se entienda", planteó.

La referencia al "salto al vacío" tampoco fue inocente. Ese fue el término que utilizó el economista Guillermo Mondino para referirse a la idea dolarizadora de Milei. Guillermo es el hermano de Diana Mondino, candidata a diputada de Milei y posible futura Canciller.

¿Quién es Carlos Melconian?

Nacido en 1956 en Valentín Alsina, Melconian es un economista graduado de la Universidad de Buenos Aires con máster en Economía de la Universidad Torcuato Di Tella. Fue funcionario del Banco Central entre 1983 y 1989. Durante los dos primeros años de gestión de Mauricio Macri fue presidente del Banco Nación, y tras la crisis económica desatada en 2018 su nombre sonó como potencial ministro de Economía, pero su nombramiento nunca llegó.

Mientras tanto en PBA y CABA

Mientras a nivel nacional Bullrich relanzó su campaña con Melconian, Juntos por el Cambio afronta dificultades a nivel bonaerense y porteño.

En la provincia de Buenos Aires, el candidato a gobernador Néstor Grindetti consiguió que el Concejo Deliberante de Lanús habilite su licencia en la intendencia por dos meses para poder enfocarse en la campaña electoral.

Con esta aprobación, el candidato a gobernador de Juntos tiene garantizada su licencia al frente del municipio de Lanús hasta el 31 de octubre, periodo en el que será intendente interino quien busca sucederlo en el cargo en estas elecciones, Diego Kravetz.

En el peronismo, rechazaron el pedido de licencia:

"Venimos denunciando este abandono sistemático que venimos padeciendo hace muchos años. El problema es que Grindetti no solo abandonó esta ciudad, sino que abandonó este Lanús con enormes problemas del espacio público, con nulas políticas en materia de la atención primaria de la salud, sin políticas para las infancias, lleno de baches, de plazas rotas y que arde en la inseguridad", dijo el concejal Agustín Balladares.

Por otra parte, en la Ciudad de Buenos Aires finalmente se encontraron Jorge Macri y el derrotado en las PASO, Martín Lousteau. Sin embargo, pese al encuentro, no hubo "foto de unidad" ni propuesta concreta para sumar a los radicales a la campaña del PRO.

Los primeros trascendidos dejaron entrever que son pocas las posibilidades de que el senador nacional se involucre al 100% en la campaña del primo del expresidente. Así todo, los dos referentes acordaron conformar una mesa de campaña que estará conformada por los presidentes de cada partido que integra la alianza. En el caso de los radicales, estará la presidenta de su comité en la Ciudad, Mariela Coletta. Además del PRO y la UCR estarán la Coalición Cívica, Confianza Pública y el Partido Socialista.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }