La Provincia puso en marcha 20 obras del Plan de Infraestructura Penitenciaria

El Gobernador Bonaerense, Axel Kicillof, encabezó la puesta en marcha de 20 obras del Plan de Infraestructura Penitenciaria para la Provincia en un acto realizado en el municipio de Merlo. Además, se suscribió un convenio para continuar construyendo plazas en cárceles y alcaidías bonaerenses.

También participaron del evento los Ministros de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, de Interior, Eduardo de Pedro; el Intendente local en uso de licencia, Gustavo Menéndez; y la Jefa Comunal interina, Karina Menéndez.

Asimismo, estuvieron presentes la Ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez; el Jefe de Asesores del Gobernador; Carlos Bianco; Intendentes e Intendentas; Legisladores y Legisladoras Provinciales.

El Programa de Infraestructura Penitenciaria bonaerense 2022/2023 tiene por objetivo completar 12.200 nuevas plazas que comenzaron a construirse hace dos años.

En Merlo, el nuevo complejo incorporará 2.296 a partir de una inversión de 8.650 millones de pesos destinados a la creación de las unidades penitenciarias 59 y 60 y una alcaidía departamental. Además, la Provincia financiará también la construcción de alcaidías en Berazategui, Almirante Brown, Lomas de Zamora y Escobar.

Por otro lado, el convenio celebrado con la Nación establece fondos por 18 mil millones de pesos para la construcción de tres unidades penitenciarias en Moreno, Mercedes y Florencio Varela; y diez alcaidías en Moreno, Tres de Febrero, Tigre, La Plata, Hurlingham, Morón, La Matanza, Ezeiza, Lanús y Quilmes.

Estas obras incluyen espacios educativos y de formación laboral, destinados a mejorar la reinserción social y disminuir la tasa de reincidencia.

En este contexto, el Gobernador recordó que “cuando asumimos en 2019, la Provincia atravesaba muchas situaciones de crisis“, “pero una de las más graves estaba en su sistema penitenciario, que contaba con la mayor sobrepoblación de su historia”.

Se habían construido solamente 1.100 plazas en cuatro años y los internos estaban en huelga de hambre porque no se les garantizaban los alimentos y la medicación”, agregó.

Asimismo, reconoció que “los problemas estructurales de la Provincia no se van a solucionar en un día, pero nos propusimos dar la discusión para encontrar en conjunto una salida”, y añadió:

“Con apoyo de la Nación y el acompañamiento de los municipios, estamos haciendo realidad el programa de infraestructura penitenciaria más grande la historia de la provincia de Buenos Aires”.

“Estas obras forman parte de un plan integral que hemos denominado seis por seis”, subrayó, “porque ante seis años de crisis vamos a responder con seis años de recuperación y transformación de la Provincia”.

Por último, Kicillof remarcó que “estamos llevando adelante una verdadera transformación del sistema penitenciario”, cuyo objetivo es “que las cárceles dejen de implicar una tortura y se conviertan en un camino hacia la reinserción social”, y concluyó:

“Respetando los derechos humanos e impulsando planes educativos y talleres laborales, haremos que quienes cumplan sus condenas tengan las oportunidades necesarias para desarrollar una nueva vida”.

Por su parte, Alak sostuvo que “la experiencia nos indica que para bajar la reincidencia es fundamental que los internos puedan sostener el vínculo con sus familias“, “ya que de esa forma preservan el interés por formarse y continuar estudiando”.

Además, explicó que “la Provincia cuenta hoy con 24 mil plazas construidas a lo largo de 200 años y, con este programa, vamos a construir 12 mil solo en cuatro años”.

Durante su intervención, Katopodis comentó que se trata de “obras muy importantes que tienen como objetivo fundamental avanzar en una deuda histórica”. “Construir un sistema de seguridad, penitenciario y de justicia que le devuelva la tranquilidad a los vecinos y las vecinas”, detalló.

“Hay una decisión muy firme de continuar con el plan de obra pública más importante de los últimos años en cada rincón de la Argentina”, indicó.

Por su parte, Karina Menéndez resaltó que “con estas obras podremos brindarles a los detenidos la dignidad que merecen, la salud y el bienestar“, lo que “les va a permitir también sostener el vínculo con sus familias mientras cumplen sus condenas”. “Este programa también impactará en lo laboral, ya que será una fuente de trabajo genuino para los vecinos y vecinas de Merlo”, dijo.

Entre tanto, Gustavo Menéndez sostuvo que “es maravilloso contar con el apoyo de la Nación y la Provincia”, y valoró que “muestran este nivel de compromiso con quienes deben transitar esta situación de privación de la libertad y también para con sus familias”. “Debemos unirnos para enfrentar juntos los grandes desafíos que tenemos como Nación”, concluyó.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: