Argentina fue uno de los países con mayor reducción del desempleo de la región tras la pandemia

Según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) con respecto a lo datos de actividad, empleo y desocupación del primer trimestre del año, Argentina se ubica entre los países donde más se redujo la desocupación desde el pico de la pandemia.

Comparada con el resto de la región, el ritmo de reducción de la tasa de desempleo fue del doble con respecto a Brasil y del triple con respecto a Uruguay, mientras que en el resto de Sudamérica se registró mayor desempleo que antes de la pandemia.

En este sentido, la reducción del desempleo en Argentina alcanzó el -29% desde el pico de la pandemia sin contar la entrega de asistencias sociales.

Las cifras de la desocupación

durante el primer trimestre de 2022 la tasa de desocupación se ubicó en un 7%, lo que representa una reducción del 3,2% con respecto al mismo trimestre de 2021.

Así, a partir de los datos recabados en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) se registró a 943.000 personas en situación de desempleo, número que se eleva a casi 1,5 millones si se considera el universo de población.

Entre tanto, la Población Económicamente Activa sobre el total de población retornó a sus promedios históricos (alcanzando un 46,5%) luego de su caída durante la pandemia.

Este porcentaje representa un incremento de 302.000 personas económicamente activas en el país, en tanto que el aumento de la ocupación fue de 956.000.

En el mismo sentido, esta reducción va acompañada por la generación de empleo con aportes jubilatorios, que pasó de 20,2% al 20,4%, lo que implica alrededor de 90.000 puestos de trabajo registrados.

Por otro lado, la subocupación y la tasa de ocupados demandantes también mostraron una reducción, ubicándose en niveles similares a los de 2018. Este número da cuenta de la necesidad de complementar el salario percibido con un ingreso extra.

La brecha de género

Finalmente, en relación a la disparidad de género, se registró que la tasa de actividad de las mujeres es inferior a la de los hombres, siendo del 50,2% contra 68,6%.

Asimismo, la tasa de empleo femenina fue del 46% (contra el 64,6% masculino), número que además representa un aumento del 3% con respecto a 2021. En particular, el alza fue del 29,3% al 33,5% para las edades entre 14 y 29 años, y del 61,7% al 65,2% para el grupo etario de entre 30 y 64 años.

Además, la tasa de desempleo de las mujeres fue un 2,4% superior a la de los hombres (8,3% contra el 5,9%), y fue particularmente notable entre el rango de población más joven, donde se registraron un 16,8% y 11,4%, respectivamente.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: