Gobernadores radicales resisten las restricciones pese a a estar al borde del colapso sanitario

Si bien la segunda ola de coronavirus afecta de manera contundente y delicada al AMBA, varias ciudades del país deben encender las alertas ante el aumento creciente de casos. Tanto Jujuy como Mendoza, gobernadas por la UCR, pueden padecer situaciones de extrema gravedad si no previenen el incremento de casos.

De hecho, en Tilcara médicos del Hospital Salvador Mazza advierten que “hay gente internada en los pasillos”, reflejando así el nivel de ocupación que hay en el nosocomio. El nivel de camas está al límite y se complica la derivación de pacientes.

Médicos del nosocomio cabecera en la localidad quebradeña brindaron una conferencia para la gente donde les pidieron conciencia y que respeten los cuidados y medidas preventivas. Relataron que la situación en el lugar es sumamente delicada ya que el nivel de camas está al límite y están teniendo que derivar pacientes.

Según el diario Jujuy al Momento, “los doctores relataron que la situación en el lugar es sumamente delicada ya que el nivel de camas está al límite y están teniendo que derivar pacientes”.

La Subdirección de Epidemiología informa en su último reporte diario que se confirmaron 93 nuevos casos de COVID-19 sumando así más de 24 mil casos.

La situación en Mendoza también es delicada y sin embargo el gobernador Rodolfo Suárez se rehúsa a intensificar medidas. La semana pasada el delegado regional de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Gonzalo Álvarez, adelantó que Mendoza entró en una etapa crítica en relación a la ocupación de las camas de terapia intensiva, porcentaje que estaría llegando al 100 por ciento.

El escenario es crítico y pese a ello Suarez se rehúsa a fortalecer las restricciones. Mendoza posee en la actualidad cerca de 25 mil casos pero en las últimas 24 horas registró 984, un número altísimo en lo que va desde el inicio de la pandemia.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: