Milei amenaza con firmar el Pacto de Mayo sin Gobernadores ni acuerdos en el Congreso

Javier Milei evalúa firmar el Pacto de Mayo sin los Gobernadores tras no haber logrado la aprobación de la Ley Bases antes del 25 de mayo, y luego de haberlos convocado a cambio de liberar los recursos para sus provincias.

Quedan 9 días para la fecha en la que Javier Milei pretende llevar adelante la firma del Pacto de Mayo. Sin embargo, el Gobierno Nacional aún no define cómo se llevará adelante el acto anunciado por el Presidente durante la apertura de sesiones ordinarias.

Inicialmente la Casa Rosada había impuesto una apretada agenda que suponía la sanción de la Ley Bases y el Paquete Fiscal antes del 25 de mayo como condición necesaria para la firma del pacto.

Sin embargo, La Libertad Avanza aún no logró que el Senado de la Nación emita un dictamen, y ya admite que los proyectos recibirán modificaciones, lo que los enviará de vuelta a su cámara de origen y retrasará aún más su sanción.

Entre tanto, el Ejecutivo aún negocia con los Gobernadores cuáles serán los 10 puntos, y ya son 5 los mandatarios que adelantaron su ausencia a la cita en el Palacio de Justicia de Córdoba.

En este contexto, y tras varias idas y vueltas en el discurso oficialista, el miércoles pasado desde Casa Rosada deslizaron un plan alternativo, que implica un acto encabezado por Milei en solitario, sin los Gobernadores y sin apoyo del Congreso.

Desde el Gobierno, pretenden que el mandatario firme los diez puntos «con la ciudadanía», convirtiendo el pacto en una puesta en escena en el Cabildo de la capital cordobesa, similar al acto de asunción del libertario, en el que se limitó a hablar a sus seguidores.

Es decir, que el mentado pacto refundacional al que aspiraba el libertario se firmaría sin haber pactado con ningún otro sector político, ignorando a los representantes de las provincias y dándole la espalda a los legisladores.

Sin embargo, también es posible que dejar circular esta nueva versión del acto sea una forma de presionar a la oposición colaboracionista en el Congreso para que apruebe la ley sin realizar cambios.

La línea de tiempo del Pacto de Mayo

El pasado 1 de marzo, Milei convocó a los Gobernadores a firmar un pacto de 10 puntos en la capital cordobesa, que incluían una reforma tributaria, déficit cero, inviolabilidad de la propiedad privada y una flexibilización laboral.

La promesa del libertario a los mandatarios provinciales era liberar el financiamiento a sus territorios -que actualmente sufren numerosos recortes para sostener el superávit celebrado por el Gobierno Nacional- a cambio de que adhieran al Pacto de Mayo.

Entre tanto, desde el oficialismo pusieron como condición para la firma que se aprobara en el Congreso la Ley Bases y el Paquete Fiscal impulsados por el Gobierno, y que recibieron media sanción el 30 de abril.

Tras su ingreso al Senado, las negociaciones con la oposición se empantanaron, y aunque el Gobierno supone que tiene los votos para aprobar la ley en general, teme que sea desguazada en la votación de los artículos en particular.

Mientras se dilata la emisión de un dictamen que permita votar la ley en el recinto, el Gobierno comenzó a evaluar distintas posibilidades alternativas del pacto. Es que, si hoy no se emite dictamen en comisión, ya no habrá tiempo para que el proyecto se vote antes de la fecha patria.

En este contexto, en el Gobierno inicialmente sopesaron que la firma se realice sin la ley aprobada, y luego el Ministro del Interior, Guillermo Francos, deslizó que se estaba evaluando postponer el pacto:

«Puede ser que algunos no estén proclives a terminar esto para el 25 de mayo, tampoco me parece tan importante. Si se termina, bien; y si no se termina, veremos qué hacemos con el Pacto de Mayo: si lo hacemos en mayo, si lo postergamos o si lo hacemos sin que esté la ley«.

Por su parte, Milei manifestó recientemente que «si no es mayo, será en junio o en julio. No hay problema. Las reformas estructurales son para el largo plazo. Tarde o temprano las reformas las vamos a hacer».

Lo cierto es que en otros sectores ya daban por sentado que el Pacto finalmente no se realizaría y la foto que esperaba tener Milei con los mandatarios tampoco sería posible.

Entre tanto, el informe de gestión de Nicolás Posse ante el Senado se convirtió en otro motivo de enojo con la Vicepresidenta Victoria Villarruel, quien no para de recibir cuestionamientos tras el fracaso legislativo del mega DNU.

Desde el entorno de Milei, consideran que el discurso de Posse llevó a que se perdiera un día de discusión de la ley Bases, y que podría haberse aplazado con la voluntad de la Vicepresidenta.

Pullaro continúa negociando

En medio del zigzagueo oficialista el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro (UCR) adelantó que estaría presente en Córdoba el día 25. Sin embargo, manifestó que pedirá que se agreguen dos puntos:

“Vamos a participar del diálogo y del debate del Pacto de Mayo en Córdoba. Pero también, respecto a los 10 puntos que plantea el presidente Milei, queremos agregar algunos como el fortalecimiento y el robustecimiento del sistema productivo de Argentina porque para nosotros se sale adelante con producción».

«También queremos agregar el financiamiento del sistema educativo argentino porque vamos a salir si tenemos mejor educación, mayor calidad educativa, y para eso es importante el financiamiento desde Nación”, agregó, al tiempo que enfatizó que:

Tenemos que aprender a escucharnos, pero fundamentalmente a escuchar la posición del otro”.

De esta forma, se suma una nueva demanda de negociaciones a pocos días del 25 de mayo.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: