Sin Macri en la cancha, Alberto insiste con su candidatura desoyendo a las encuestas

La confirmación de que Macri no será candidato empuja a Alberto Fernández a que lo «imite» y así desista de su intención de buscar la reelección. Desde el peronismo analizan que, al igual que Macri, su baja intención de voto obtura el desarrollo de una estrategia electoral.

El video donde Mauricio Macri anunció que no será candidato a presidente en las próximas elecciones no sorprendió a nadie. Los números de todas las encuestas arrojan al ex presidente al fondo de las intenciones electorales de la población.

Para graficar, una encuesta de la consultora Nueva Comunicación realizada en febrero mostró que la imagen negativa de Mauricio Macri alcanza el 73% en la provincia de Buenos Aires, teniendo el peor diferencial de los dirigentes políticos con -50 puntos porcentuales.

A nivel nacional, la imagen negativa del expresidente oscila entre el 50% y el 60%, con un diferencial negativo que empeoró con el paso del tiempo tras el final de su gobierno.

Macri jugaba al misterio, y regalaba fotos con sus candidatos, mostrándose como potencial candidato, anhelando que el 40% que obtuvo en las elecciones del 2019 se convirtiera en la base de su regreso triunfal.

Pero en la opinión de la ciudadanía, la inflación acumulada del 300%, la mayor deuda de la historia con el FMI y los millones que cayeron en la pobreza son motivos suficientes para que el fundador del PRO ni se acerque a volver a la Rosada.

Pese a que en su video abundan las referencias a los «equipos», a los «dirigentes nuevos y competitivos» y contra los «líderes mesiánicos», la realidad es que lejos de optar por renovar su espacio, Macri se bajó porque los números no le dan.

Curiosamente, quien se encuentra en una situación similar pero insiste con sus intenciones electorales es el presidente Alberto Fernández. Todas las encuestas exhiben una baja intención de voto para el actual Jefe de Estado, quien desde 2021 afirma que se enfrentará en una PASO contra cualquier contrincante interno del Frente de Todos.

Sobre este punto, en lo que pareció una confesión de la soledad política que vive su propio espacio, el ministro albertista de Seguridad Aníbal Fernández reconoció que:  «Soy el único que sostiene que Alberto tiene que ser candidato«, dijo en una entrevista con Radio 10.

Sin embargo, y ya con una importante cuota de imaginación, pese a ser el «único que sostiene» a «Alberto candidato», Aníbal cree que el primer mandatario ganaría una interna contra Cristina Kirchner. Las encuestas y las bases militantes no adhieren a esta tesis.

Mientras tanto, diversos sectores del peronismo afirman que Alberto debería «imitar» a Macri, quien a sabiendas que su figura era un obstáculo para la estrategia electoral, decidió correrse a un costado y así dirimir las internas.

Analizan que la definición de Macri ayudará la alianza opositora Juntos porque, al correrse de la cancha, bajan las especulaciones y eso permite que las diferentes tribus compitan entre ellas con las cartas sobre la mesa.

En el kirchnerismo agregan que Fernández tiene dos agravantes. El primero, que es que él es el Presidente de la Nación y no un dirigente más que intenta ser y no puede; y el segundo que a diferencia de Macri, que empata en la interna, Alberto la pierde.

Por otra parte, recuerdan que Macri fue el primer presidente no reelecto en la historia democrática argentina y las implicancias que eso tuvo. Temen que con Fernández pase lo mismo porque, a cinco meses de las elecciones, no se ven sectores que lo respalden para una reelección, ni tampoco apoyo popular.

Sobre los nombres de los que serían los candidatos del Frente de Todos, desde el peronismo dicen que la declinación de Fernández ayudaría a cristalizarlos.

Alberto perdido

Pese al canto unísono de la mayoría del peronismo que exige una definición electoral, el Presidente hace una increíble lectura contrapuesta: desde su círculo cercano sugieren que “Cristina (Kirchner) podría hacer lo mismo” que Macri.

No creo que nadie tenga que tomar el ejemplo de Macri en nuestro espacio. Es un tema de ellos. No tiene nada que ver con el Frente de Todos”, les dijo Alberto a sus colaboradores desde Santo Domingo, República Dominicana.

Fernández repite los argumentos macristas sobre la supuesta necesidad de “generar renovación” en la dirigencia. Un disparo por elevación al kirchnerismo que sostiene como bandera el liderazgo de Cristina.

Seguinos en redes

Lo que se lee ahora

Personas mencionadas en esta nota: