Piden que Gils Carbó confirme ante la Justicia si recibió presiones de Pepín Rodríguez Simón

Legisladores del Frente de Todos se presentaron en la justicia para solicitar una declaración testimonial de la ex procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó por las presiones del ex asesor presidencial Fabián Rodríguez Simón, conocido como “Pepín“.

Se basaron en un testimonio del fiscal federal de la Seguridad Social, Gabriel De Vedia, quien relató que Pepín le reconoció que existía una persecución contra Gils Carbó para que vaya a prisión junto a sus hijas, pero que la dejarían tranquila si renunciaba a su cargo, como finalmente hizo después del triunfo electoral de Cambiemos en las legislativas de 2017.

“Lo señalado por De Vedia implica el claro reconocimiento por parte de Rodríguez Simón de la existencia de ese ámbito clandestino e ilegal que era la denominada Mesa Judicial M, que conducía el propio presidente Mauricio Macri, desde la cual se digitaban el curso de acción que debían seguir las causas judiciales que se habían iniciado contra dirigentes de la oposición política“, señalaron.

La presentación original la realizó el diputado Rodolfo Tailhade, del Frente de Todos, y la firmaron sus pares José Luis Gioja, Nicolás Rodríguez Saá y Leopoldo Moreau; y las diputadas Josefina González, Marisa Uceda y Graciela Parola.

También los senadores José Mayans, Matías Rodríguez, Martin Doñate, Jorge Taiana, Guillermo Snopek y Mariano Recalde; las senadoras Anabel Fernández Sagasti, María de los Ángeles Sacnun, María Teresa González y Ana Claudia Almirón.

Tailhade, en su presentación, recordó que De Vedia relató en medios de comunicación que:

Rodríguez Simón le reconoció en una reunión que mantuvieron personalmente, las maniobras que desplegaban desde el entonces gobierno nacional para atacar, desprestigiar y acusar falsamente de delitos a Gils Carbó y su familia, con el objetivo de que la funcionaria renunciara a su cargo”.

De Vedia señaló que Macri “exigía la renuncia” de la ex procuradora “antes de asumir” y:

Había intentado sacarla por decreto. Luego imputaron a sus hijas por la publicación de un blog. Más tarde, el fiscal Carlos Rívolo impulsó la causa judicial por la compra del edificio con dos sobres que aparecieron por abajo de la puerta del despacho”.

“La acusaron de beneficiar al marido del que se había divorciado hacía 25 años. En abril de 2017, el fiscal Eduardo Taiano la imputó. El 12 de octubre de 2017, el juez Julián Ercolini la procesó por administración fraudulenta. Ese mismo día, el editor Ricardo Roa publicó el teléfono de una de sus hijas en el diario Clarín, después de lo cual ella fue víctima de una ola de amenazas”, relató el fiscal. Gils Carbó tendrá la oportunidad de confirmarlo.

Pepín ya tuvo una mala noticia este miércoles, cuando la Cámara Federal de Casación rechazó los planteos presentados por la defensa de Mauricio Macri y autorizó el cruce de llamados con Pepín y otros ex funcionarios.

La sala III del máximo tribunal penal federal del país consideró “inadmisibles” los recursos de las defensas del ex presidente, Rodríguez Simón y José Torello contra la decisión de la jueza María Servini de ordenar una pericia sobre sus teléfonos y llamadas en la causa que los investiga por presiones al grupo Indalo. Pepín, además, ahora debe responder por Gils Carbó.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: