A contrarreloj, el oficialismo busca darle media sanción en el Senado a la reforma del Consejo de la Magistratura

Los senadores oficialistas buscarán este jueves darle media sanción a la reforma del Consejo de la Magistratura en la Cámara Alta, sabiendo que será casi imposible que la aprobación se consiga antes del plazo perentorio que fijó la Corte Suprema de Justicia para el próximo 15 de abril.

Luego del 15 de abril el Consejo ingresará en un limbo que se buscará subsanar mediante un reglamento de emergencia para permitirle seguir adelante con sus funciones administrativas. La duda que permanecía anoche en el bloque de senadores del Frente de Todos era si incorporaban ya la nueva modificación al proyecto que piden desde el bloque del lavagnismo en Diputados o si dejaban la discusión para la Cámara baja.

El debate inició en diciembre pasado, cuando en un llamativo fallo, la Corte Suprema estableció la inconstitucionalidad de la actual conformación del Consejo de la Magistratura -que venía funcionando con 13 miembros desde hacía más de una década– porque interpretó que le da mayor peso al estamento político. Estableció un plazo de cuatro meses para que el Congreso reformule el Consejo respetando el equilibrio entre los distintos estamentos o, de lo contrario, se deberá volver a su anterior estructura de 20 miembros y con la presidencia ejercida por el propio presidente de la Corte.

En verdad de lo que se trata, es de un intento del máximo tribunal del país en pos de sumarse más poder retomando el manejo del organismo que designa y remueve jueces y fiscales.  “La Corte le dio un golpe a las instituciones democráticas sin precedentes”, reaccionó en aquel momento el Gobierno a través del ministro de Justicia, Martín Soria.

Existían más de 20 proyectos de reformas del Consejo dando vueltas por el Congreso, la mayoría estableciendo una nueva integración de 17 miembros. Pero, luego del fallo, Juntos por el Cambio giró en redondo y pasó a defender la idea de la Corte de un Consejo de 20 miembros presidido por el propio Horacio Rosatti, titular del Tribunal.

El proyecto del Ejecutivo lleva el organismo a 17 miembros, sumando dos abogados, un juez y un académico. Para conseguir el respaldo del rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana se le incorporaron modificaciones sobre la igualdad de género y una estructura más federal. De esta manera, el oficialismo se aseguró para la sesión prevista para hoy a las 14 los 37 votos justos que necesita para la media sanción, a pocos días de que opere el vencimiento. Aunque todavía debe pasar por Diputados.

Dada la posición que tomó el macrismo en el Congreso, el apoyo más probable es el del Interbloque Federal, de ocho integrantes, que ya mostró todas las facetas. Los tres cordobeses que responden a Juan Schiaretti anticiparon su rechazo mientras que el líder político del espectro, el ex ministro Roberto Lavagna, se pronunció a favor de que la Corte presida el Consejo, en ambos casos cada vez más afines a Juntos por el Cambio.

Sin embargo, la diputada Graciela Caamaño -integrante del Consejo- dijo que hacía mucho tiempo que no veía a Lavagna y que ella no pensaba que la Corte debiera presidir la Magistratura. Pero sí que debe integrarlo como un miembro más.

Por eso, anoche en el Senado barajaban la posibilidad de incorporar ya mismo esta modificación al proyecto oficial: es decir, que en vez de un juez, uno de los nuevos miembros sea un ministro de la Corte Suprema mientras que quien ejercerá la presidencia quedaría a consideración del Consejo. De esa forma, se podrían conseguir los cinco votos que faltan desde el Interbloque Federal.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: