Carlos Bianco: "Con Macri, el motor de la economía argentina es el pulmotorax del FMI"

El Ágora Digital
El Ágora Digital
Carlos Bianco: "Con Macri, el motor de la economía argentina es el pulmotorax del FMI"
Loading
/

Carlos Bianco es docente e investigador y forma parte del equipo económico de Axel Kicillof. Entre 2013 y 2015 se desempeñó como Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería Argentina, durante el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El sábado pasado participó de una charla con vecinxs en el Ateneo Néstor Kirchner de la ciudad de Bahía Blanca, luego de haber visitado Tres Arroyos y Coronel Rosales. Luego de la presentación a cargo del diputado provincial Gabriel Godoy y de las palabras de Carlos Quiroga, concejal, Bianco realizó su exposición refiriéndose a la evolución económica de nuestro país desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada.

Al comienzo de su disertación se refirió a las promesas de Macri en campaña como una “estafa electoral” en tanto no sólo no cumplió nada de lo que prometió sino que hizo todo lo contrario. Comparando a la economía argentina como un avión con tres turbinas, explicó como Macri desarmó los motores de la economía nacional, al punto que hoy funciona con el “pulmotorax del FMI”.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, el principal motor de la economía era el consumo, principalmente el privado y apuntalado por ciertos niveles de consumo estatal. A su vez, las dos turbinas laterales eran la inversión y las exportaciones. Utilizando las cifras del INDEC de la gestión Macri, mostró que durante los doce años de gobiernos kirchneristas, en promedio el producto bruto interno creció un 4,1%, el consumo un 5,2%, las inversiones un 7,8% y las exportaciones un 5,5%.

También reconstruyó el verdadero “modelo” macrista a partir de sus medidas económicas de tinte neoliberal y encuadradas en lo que se llama “la teoría del derrame“. Brevemente, esta teoría que nunca en la historia se cumplió, postula que cuando la riqueza de los más ricos crece “se derrama” en forma de inversiones productiva que generan puestos de trabajo con salarios altos. La realidad argentina muestra que los más pudientes fugan la riqueza en forma de dólares a paraísos fiscales.

Sin embargo, Bianco explicó que Macri no pudo ni siquiera poner a prueba la teoría del derrame porque sus condiciones ni siquiera llegaron a cumplirse. En ese sentido explicó que el modelo macrista suponía reducir el consumo y aumentar las inversiones y exportaciones, pero sólo logró lo primero, reduciendo fuertemente la capacidad adquisitiva de la población

Además, pese a haber “generado confianza” para lograr la “lluvia de inversiones” y de haber aumentado la rentabilidad empresarial para generar un “boom de exportaciones”, ninguna de estas cosas sucedió, en tanto -explicó Bianco- en el mundo los capitales se retraen hacia los países centrales, los mismos que aplican medidas de protección de las economías nacionales, dificultando la posibilidad de exportar.

Ante esta situación, a Macri no le quedó otra opción que rendirse ante las demandas de los fondos buitres para poder volver a tomar deuda externa y financiar su modelo económico. Sin embargo, la fiesta del endeudamiento no redundo ni en inversiones productivas ni en infraestructuras, sino en la bicicleta financiera que significa mayores ganancias para quienes tienen mayor cantidad de dinero. A su vez, la insostenibilidad de la deuda produjo que a principio de años los mercados internacionales dejaran de prestar dinero a nuestro país y tuviera que recurrir al FMI.

Repasando los montos de los desembolsos y el calendario de pagos para los años venideros, Bianco explicó que se trata de una deuda impagable y que el próximo presidente debería, minimamente, negociar la postergación de los pagos para evitar un default. A la vez, señaló que el FMI es corresponsable de la crítica situación del país por haber prestado una exorbitante cantidad de dólares a un país cuya economía no tiene capacidad de obtener dólares legítimos para repagar la deuda.

Sobre el final se refirió al fenómeno del “milagro portugués“. Portugal atravesaba una profunda crisis, similar a la de Grecia, hasta que con el cambio de gobierno en 2015, se tomó la definición política de aumentar los sueldos públicos y privados así como las jubilaciones para revitalizar el consumo. Así se logró que la economía vuelva a crecer redistribución mediante, abriendo un camino de verdadera esperanza para los pueblos devastados por el neoliberalismo.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: