Bullrich presentó el protocolo antipiquetes que restrinje el derecho a la protesta

La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó su protocolo antipiquetes, con el que pretende restringir el derecho a la protesta. En este contexto, adelantó que las fuerzas de seguridad reprimirán hasta que las vías de circulación sean liberadas y que se creará un registro de las organizaciones que participen en las marchas.

Uno por uno, los anuncios de Bullrich

A través de una conferencia de prensa emitida a partir de las 16:45 horas, Bullrich anunció que las cuatro fuerzas federales y el servicio penitenciario deberán intervenir en caso de que se produzcan cortes, piquetes o bloqueos parciales o totales de las vias de circulación.

Por otro lado, explicó que las fuerzas intervendrán según los códigos procesales vigentes. En ese sentido, indicó que “si hay un delito infraganti, van a poder intervenir“. “Serán determinados los delitos de acuerdo al artículo 194 del Código Penal y podrán intervenir en flagrancia las fuerzas federales“, agregó.

Además, remarcó que no se tomará en cuenta la existencia de rutas alternativas. “Es decir que si se corta la vía principal, se libera la vía principal” y “no porque hay una vía alternativa se permite que haya una vía cortada“.

En ese sentido, adelantó que se reprimirá a los manifestantes hasta que el espacio de circulación sea liberado, y subrayó que “las fuerzas emplearán la mínima fuerza necesaria y suficiente. Será graduada de acuerdo a la resistencia”.

Asimismo, expresó que como parte del protocolo de seguridad “serán identificados los vehículos utilizados y sus conductores, se registrarán todos las infracciones administrativas y/o penales existentes”, y manifestó que se incautarán los vehículos en infracción.

“Se va a crear un registro de las organizaciones que participan”

La Ministra de Seguridad también señaló que se trabajará en las estaciones de tren, “cuando percibamos a personas que tengan en posesión material que debería ser incautado“, haciendo referencia a la portación de palos o máscaras.

De este modo, se pretende evitar que los manifestantes cubran sus rostros para no ser identificados por las fuerzas de seguridad durante las protestas. En este contexto, adelantó que:

Los datos de los autores, cómplices, partícipes, instigadores y organizadores van a ser remitidos a las autoridades de aplicación correspondiente. Sea por un bloqueo, a la IGJ para ver las personerías jurídicas de quienes bloquearon. Sea por personas que vienen con un plan social o sean sindicatos o trabajadores que estén bloqueando una empresa“.

A esto se sumarán sanciones para quienes lleven niños en horarios de clase. Durante la ronda de preguntas, cuando se le consultó por el uso de la fuerza contra menores de edad, expresó que “se va a pedir más a las madres que no lleven a los hijos” y manifestó que “va a haber consecuencias” para las familias que incumplan con el pedido.

Aunque comentó que “no se actúa de la misma manera frente a niños, ancianos, mujeres embarazadas”, no dio precisiones sobre cómo será el accionar en estos casos.

Entre tanto, se enviará la información de los manifestantes de origen extranjero con residencia provisoria en Argentina a la Dirección Nacional de Migraciones. Además, la funcionaria también expresó que:

Se va a crear un registro de las organizaciones que participan en este tipo de hechos. Sistemáticamente hacen de voceros de este tipo de manifestaciones”.

“El Estado no va a pagar por el uso de la fuerza de seguridad. Lo deberán pagar las organizaciones que tengan personería o los individuos responsables“, comentó, al tiempo que anunció la derogación del protocolo de Nilda Garré.

Finalmente, Bullrich aclaró que el protocolo sólo abarca la protesta social, y que estarán exceptuadas las celebraciones religiosas, maratones, eventos deportivos y otras manifestaciones que cuenten con el permiso del Estado.

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: