Bonadío juega su última carta y manda a CFK a juicio oral luego de que Casación señale su "perdida de neutralidad"

Claudio bonadío

El juez federal Claudio Bonadío jugó una de sus últimas cartas y envió a juicio oral a Cristina Fernández Kirchner en una causa derivada de la de las fotocopias. Allí se investiga la supuesta cartelización de la obra pública durante el gobierno de la hoy vicepresidenta. Recientemeente, el juez pistolero había sido apartado de una causa contra CFK por “perdida de neutralidad”.

El juez de Comodoro Py dio como terminada la investigacion y la envió a sorteo. Además de CFK, irán a juicio Julio de Vido, José López, y empresarios de la construcción como Aldo Roggio, Gerardo Ferreyra, Cristóbal López, Juan Chediack, Carlos Román, José Cartellone, Carlos Wagner y el primo del ex presidente Macri, Ángelo Calcaterra.

Según el juez habitué de la Embajada de Estados Unidos, quedó acreditada la existencia de “una maquinaria de corrupción que, a nivel nacional, se instaló desde el comienzo mismo de la presidencia de Néstor Carlos Kirchner, permaneciendo enquistada en nuestra República Argentina, sin solución de continuidad, durante más de doce años”.

“Se organizó un esquema de recaudación ilegal de dinero, a través del cual se procedió a digitar la adjudicación de las licitaciones de las obras públicas civiles”, detalló Bonadío en su escrito, que bien podría servir como borrador para un guión de una miniserie de ficción.

Cabe destacar que los empresarios fueron procesados despues de que Wagner, ex titular de la Cámara de la Construcción, fuera aceptado como “arrepentidos” y delatara un supuesto sistema que habría funcionado durante los gobiernos kirchneristas para recaudar dinero en base de sobornos, que se cobraban a cambio de adjudicaciones irregulares de obras.

Según el fiscal procesado Carlos Stornelli:

“Los privados y los representantes de la organización paraestatal realizaron un claro pacto, en el cual los primeros entregaban dinero a los segundos para que éstos, ejerciendo sus capacidades, hicieran algo específico y determinado con relación a los procedimientos administrativos o contratos en los cuales estaban involucrados”.

Cabe recordar que tan sólo 10 días atrás, Bonadío fue apartado por la Cámara de Casación por una causa también derivada de “Cuadernos”, por “pérdida de neutralidad” contra la expresidenta.

Más recientemente, el prestigioso juez camarista Juan Ramos Padilla señaló a Claudio Bonadío como responsable intelectual de acciones de espionaje contra su persona.

Además, Bonadío tiene más de 10 denuncias en el Consejo de la Magistratura, situación que podría significar su salida anticipada del poder judicial. A todas luces, Bonadío está jugando su última carta, más como un manotazo de ahogado que como un ancho de espadas.

 

 

Mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Seguinos en redes

Offtopic: