Se encienden las alarmas en el Gobierno por una “Mesa de Enlace” militar

blank

El anuncio de la creación de la “Mesa de Encuentro Libertador General San Martín” por parte de efectivos retirados de las Fuerzas Armadas y policiales, generó preocupación en el Gobierno.

“Lo que uno puede ver claramente es que intenta aparecer como un escenario de conducción paralelo de las Fuerzas Armadas, encabezado por alguien que tiene historias de conspiraciones y financiado por la Sociedad militar Seguro de Vida”, explicó Agustín Rossi, ministro de Defensa.

“Sin dudas, es un hecho que miro con mucha atención, que molesta y sobre todo que está destinado a menguar las facultades de los jefes de la Fuerza”, agregó, en diálogo con Radio con Vos.

“Es extraño lo que se está conformando. Es una clara operación política, con la autodenominación mesa de enlace. Los nombres no se ponen aleatoriamente. El que convoca es el general retirado Bossi, que es un conspirador nato. Conspira en primer lugar contra los jefes de la Fuerza”, insistió el ministro.

Además afirmó que “la Mesa de Enlace de las Fuerzas Armadas, como su nombre lo indica, nació para conspirar”.

El ministro Rossi recordó una cena clandestina organizada por Bossi en el Regimiento de Patricios en mayo de 2004, sólo dos meses después de que Néstor Kirchner ordenara bajar los cuadros de Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone de las paredes del Colegio Militar.

Se habían encontrado en el casino de oficiales y fueron interrumpidos por orden del entonces presidente, quien envió al lugar a su ministro de Defensa, José Pampuro. Participaron de la reunión, además, Enrique “Coti” Nosiglia y Vicente Massot, ex director del diario bahiense La Nueva Provincia, tío del diputado de Juntos por el Cambio.

Hicieron por orden de Kirchner una investigación a fondo para identificar a los al menos 70 invitados y se habló de “conspiraciones a la nueva usanza”, en línea con las declaraciones actuales de Rossi. Después de una semana, se prohibieron las reuniones de los efectivos retirados en cualquier dependencia de las Fuerzas Armadas.

Bossi, por su parte, dijo en La Nación que se acuerda “bien de aquella cena, porque yo la organicé. Era una costumbre que teníamos en mayo, porque ese mes hay varios acontecimientos: el día de la Armada, el día del Ejército y el 25 de mayo”, aclaró.

“Me parece que lo que sucedió fue producto de aquel contexto y esperamos que ahora, con nuestro accionar claro y transparente, termine la desconfianza”, explicó.

Esto podría interesarte:

Read Previous

Valeria Salech de Mamá Cultiva: “nos amiga además con la política porque entonces nos damos cuenta que vale la pena luchar”

Read Next

Cannabis: tras la aprobación del autocultivo el objetivo es una ley integral