14.2 C
Bahía Blanca
lunes, mayo 20, 2024

Unión por la Patria presentó un proyecto para fijar un tope de haberes en los 3 poderes del Estado

Senadores de Unión por la Patria buscan debatir su proyecto para definir un tope para los salarios del Estado Nacional, mientras los legisladores oficialistas defienden la decisión de aumentar sus dietas.

Recientemente se aprobó en el Senado de la Nación el proyecto de resolución 615/24que implicó un aumento de las dietas de los Senadores del 165% y que lleva sus salarios a $7,2 millones bruto ($4,5 millones de bolsillo).

En este contexto, y tras el repudio generalizado que causó la decisión, los legisladores de Unión por la Patria presentaron un proyecto para establecer un tope en los haberes de los tres poderes del estado.

Aunque inicialmente intentaron desligarse de la resolución, los Senadores de La Libertad Avanza comenzaron a defender la decisión y se justifican apuntando a los aumentos ocurridos dentro del Poder Ejecutivo.

El proyecto de Unión por la Patria

Unión por la Patria decidió solicitar una sesión especial para debatir un proyecto del Senador José Mayans y acompañado por las Senadoras María Teresa González y María Carolina Moises.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

La iniciativa propone fijar un tope para los haberes del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial bajo un criterio de "principios de igualdad", "jerarquización", "objetividad", "movilidad automática" y "transparencia".

Con el proyecto de "Topes Remunerativos de las Autoridades Superiores del Estado Nacional", la oposición busca poner en debate las dietas dentro del Estado y atarlas a la evolución del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVyM).

Cabe aclarar que el proyecto había sido presentado en marzo, cuando recibió el apoyo de todas las bancadas, que se comprometieron a tratarlo.

Asimismo, incluye tanto a Diputados y Senadores, como a Jueces y personas con responsabilidad en empresas públicas (como YPF o el Banco Nación) y organismos descentralizados.

Sin embargo, excluiría al personal incluido en el Convenio Colectivo del Sistema Nacional de Empleo Público.

Las nuevas escalas salariales serían determinadas, entre tanto, por el Consejo al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, aunque el proyecto aclara que las dietas no podrán superar los 9 salarios mínimos en caso de no ser nombradas en el proyecto.

Para los demás casos, se incluye un cuadro detallando cuáles serían las escalas y se invita a adherir al Poder Judicial de la Nación.

Se resquebraja el discurso anti-casta del oficialismo

La contracara de lo ocurrido en el Senado se da en la bancada oficialista, que a pesar de expresarse públicamente en contra del proyecto que habían acordado, muestran ahora más firmeza que arrepentimiento.

En el oficialismo aseguran que desde Casa Rosada se emitieron señales que los llevaron a acompañar esta medida, entre ellas, el ascenso del vocero presidencial Manuel Adorni (que pasó a cobrar más de 4,5 millones).

A esto se sumaron los aumentos al Secretario de Medios, Eduardo Serenellini, y a la Secretaria General de la Presidencia, Karina Milei.

"Ya desde ese momento a todos nos importó muy poco lo que puedan decir desde el Gobierno", comentó una fuente del Senado. "Ahora habrá que esperar a que se cumpla la frase que tenía el anillo de Humberto Grondona", agregó haciendo referencia a la inscripción "todo pasa".

Las dietas de Senadores y Diputados venían siendo un tema de discusión dentro del oficialismo, y generaron tensiones entre la Vicepresidenta Victoria Villarruel, el Presidente de Diputados, Martín Menem, y el Presidente de la Nación Javier Milei.

En febrero, el mandatario había exigido a la titular del Senado a dar marcha atrás con el incremento del 29,2% que había impulsado para el mes de febrero. Por su parte, Menem rápidamente obedeció la orden de Milei.

Entre tanto, Villarruel se había manifestado públicamente en contra de la decisión, defendiendo el aumento de las dietas en el Senado y retrasando la definición sobre la resolución, aunque finalmente acató la orden.

Poco después, habilitó el tratamiento del mega DNU en el Senado a pesar de que el oficialismo no tenía los votos para aprobarlo, en medio de la bronca de los legisladores por la suspensión de los aumentos.

Villarruel y el aumento en el Senado

antes de que se votara el aumento del jueves pasado, la Vicepresidenta sostuvo una reunión parlamentaria en su despacho, donde expresó sus reparos con respecto a la decisión, aunque prefirió no confrontar.

En este contexto, manifestó que no estaba de acuerdo con las sumas y luego se retiró sin intentar persuadir a los jefes de las bancadas de cambiar su posición.

Así, se despegó de la resolución. En este caso, y a diferencia de lo ocurrido en febrero, evitó las discusiones con Javier Milei.

Cabe señalar que si hubieran enganchado la paritaria de febrero, los sueldos de los Senadores habrían subido de 1,7 millones a 3,4 millones. Sin embargo, agregaron 1,3 millones de pesos para equiparar sus dietas a las de los funcionarios del Presidente.

¿Qué ocurrirá en Diputados?

Ahora los cuestionamientos están puestos en Menem, que había acatado sin chistar la demanda de Milei en febrero y ahora es apuntado por las bancadas aliadas, que le achacan el haber cedido a la sobreactuación del Presidente.

Las idas y vueltas del libertario vienen horadando su imagen como enemigo de la casta, que construyó en su discurso electoral y con la que justifica sus ajustes a las distintas dependencias del Estado.

Uno de los diputados oficialistas comentó que "Javier vende ese discurso, pero cobra con aumento y desde la semana pasada pasa lo mismo con los senadores". "Los únicos que quedamos colgando somos nosotros", agregó.

La bancada oficialista no cree que Menem otorgue el aumento, pero el titular de la cámara baja anticipó que subiría las dietas a cambio de que voten la nueva ley bases.

La oferta a los bloques opositores es leída como una falta de respeto para los oficialistas, cuya bancada viene de sufrir la ruptura con el sector embanderado en Oscar Zago. Ahora son 38, mientras que el nuevo espacio reúne a 3 legisladores.

La discusión de la ley ómnibus

Así, la posible suba de las dietas en la Cámara de Diputados estará sujeta a las negociaciones que surjan con los demás jefes de bloque de cara a la nueva discusión por la ley ómnibus.

El oficialismo pretende llegar al recinto antes del 1 de mayo, día internacional del trabajador, cuando la CGT y las dos CTA tienen agendada una masiva movilización.

En este contexto, a pesar de lo apretado de la agenda oficialista, en La Libertad Avanza confían en que el tratamiento será más fluido que en la ocasión anterior. Así, dictaminarían sobre la ley bases el miércoles y sobre el paquete impositivo el jueves.

Sin embargo, la oposición colaboracionista se muestra cauta. Aún no está confirmado el envío de fondos a cajas jubilatorias por parte de la ANSES, y tampoco hay respuesta sobre los 30 fondos fiduciarios que el Gobierno pretende achicar.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }