24.1 C
Bahía Blanca
jueves, enero 26, 2023

Morales y Manes acordaron que la UCR definirá su candidato presidencial en una «interna abierta»

Las últimas noticias

El presidente de la UCR Gerardo Morales y el diputado nacional Facundo Manes se mostraron juntos en Formosa, donde acordaron que el radicalismo irá a las PASO 2023 con un único candidato que definirán en una interna abierta.

Luego del desencuentro que los dos referentes radicales protagonizaron a raíz de las críticas del neurocientífico a Mauricio Macri, el gobernador jujeño y el diputado se reencontraron en la provincia de Formosa para apoyar al ex juez federal, Fernando Carbajal, candidato radical dispuesto a disputarle la gobernación a Gildo Insfrán.

Tiempo atrás, Manes había acusado al ex presidente de haber instalado el “populismo institucional” y también repudió sus actos de espionaje ilegal durante su Gobierno.

«Me parece que eso es un exceso, se trata de una acusación infundada que no podemos dejar pasar”, había respondido Morales, molesto por las declaraciones del neurólogo.

Reencontrados en Formosa, los correligionarios se sacaron varias fotos junto a Carbajal y compartieron una cena en la casa del dirigente formoseño Martín Hernández.

La «interna abierta»

Allí, según trascendió, Morales propuso que los radicales tengan un «candidato único» de cara a las futuras elecciones presidenciales de 2023, y que para ello el mecanismo para definirlo sea «una interna abierta en febrero o marzo, en la que movilicemos el partido y rescatemos nuestra historia democrática».

Para sorpresa de todos los comensales, Manes aceptó la propuesta entusiasmado y sellaron el pacto con un simple apretón de manos.

La propuesta -seguramente- será convalidada por el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR). En concreto: se realizaría en febrero o marzo y podrían participar afiliados al partido e independientes, para que el candidato triunfante vaya luego a las primarias de agosto de la alianza Juntos por el Cambio.

En este acuerdo, el claro favorito es Morales, quien cuenta con el apoyo del aparato radical, un dato de suma relevancia para una elección no obligatoria.

Mientras tanto, Manes confía en su capital político, que consiste sobretodo en la simpatías que despierta entre independientes no afiliados.

Además, quien pierda la interna tendrá posibilidad de incorporarse a alguna lista en junio y llegar al Congreso u a otro cargo ejecutivo, una opción con la que no cuentan los derrotados en las PASO.

No es un ítem menor, sobre todo para Manes que hace semanas es mencionado como un posible candidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires, luego de que el titular del radicalismo bonaerense, Maximiliano Abad, lanzara su pre-candidatura a gobernador.

Macri, el límite

El ganador de la interna radical se presentará a la disputa de Juntos por el Cambio en agosto, aunque con un límite: los radicales no apoyarán una nueva candidatura presidencial de Mauricio Macri, con quien Morales y Manes rompieron todo diálogo.

De esta manera, si el fundador del PRO se decide a jugar por su «segundo tiempo», Juntos por el Cambio se afrontaría a un escenario de ruptura.

Sin embargo, Morales y Manes sí están dispuestos a participar en una interna con los otros candidatos amarillos, como Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

Sin embargo, desde los cuarteles del PRO saben perfectamente que si el partido de Macri se presenta dividido perderá votos ante un candidato radical único en las primarias obligatorias.

A pesar del acuerdo Morales-Manes, hay un tercero en discordia: Martín Lousteau, que ya dejó trascender que si Macri es candidato quiere disputarle la candidatura presidencial en las primarias.

El acuerdo de Manes y Morales no puede impedir que cualquier radical que junte los 2 mil avales necesarios y se presente directamente en las primarias obligatorias.

Las definiciones de Morales en Formosa

Tras arribar a la provincia norteña, Morales lanzó alguna de sus primeras definiciones:

«El modelo de los planes no va más. Hay que poner todos esos recursos en activar la economía para que los que hoy son beneficiarios de planes sociales tengan trabajo digno. Ese es el desafío central que tenemos. Hay que generar una nueva matriz de producción en la República Argentina que vaya acompañada de un cambio en el modelo educativo«.

Con la mirada en las elecciones del 2023, el gobernador de Jujuy sostuvo además que el radicalismo es «una fuerza política con un alto grado de responsabilidad institucional en la gestión de Cambiemos» y dijo que «no se va a volver a ocupar un rol secundario» dentro de la alianza opositora.

«Pretendemos gobernar la Republica Argentina. Yo voy a ser candidato a presidente y haremos un lanzamiento en el mes de febrero«, ratificó el precandidato en diálogo con Télam.

«Hoy tenemos un radicalismo mucho más fuerte que además aporta la mayor cantidad de candidatos emergentes. Estamos frente a un radicalismo que está mucho más fortalecido que no va a tener un rol secundario«, concluyó Morales.

Personas mencionadas en esta nota:

Latest Posts