35.5 C
Bahía Blanca
martes, febrero 20, 2024

Pablo Moyano no renuncia y se queda en la CGT

El líder sindical camionero Pablo Moyano finalmente continuará como co-secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), luego de que esta mañana trascendiera su intención de renunciar  y de retirarse de la central obrera. La decisión final de Moyano se deriva del pedido del Frente Sindical.

Esta mañana, se supo que Moyano tenía el plan de hacer explícitas sus diferencias al presentar por escrito una carta de renuncia al Consejo Directivo de la CGT. Allí, expresaría sus diferencias con Héctor Daer y Carlos Acuña, pero también con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, con quien nunca tuvo buen vínculo.

No obstante, con el correr de las horas la situación se fue enfriando a medida distintos dirigentes intentaron que Moyano desista de la idea de renunciar, entre ellos, su propio padre, Hugo Moyano.

La previa de la ruptura que no fue

En la noche de este lunes, el presidente Alberto Fernández compartió una cena con la “mesa chica” de la CGT en la quinta de Olivos, pero la convocatoria dejó afuera al camionero y en su entorno hablaban de un fastidio creciente.

Se trató de un encuentro planificado por el propio mandatario para recobrar protagonismo y sondear entre la dirigencia sindical la oportunidad para lanzar un posible bono salarial de fin de año dirigido a trabajadores del sector privado.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

La cena de anoche tenía como invitados a Daer, Acuña y a los “independientes” Gerardo Martínez (albañiles, Uocra), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Andrés Rodríguez, adjunto de CGT y secretario general de los estatales de UPCN.

Alberto Fernandez junto a Hector Daer y Carlos Acuña, dirigentes de la CGT

La disputa de fondo

Pese al secretismo que rodeó toda la reunión trascendió que la central sindical le insistió al mandatario con la necesidad de fortalecer la herramienta de las paritarias por encima de cualquier otra para administrar la crisis inflacionaria entre los trabajadores.

No obstante, entre la dirigencia hay mayor permeabilidad que meses atrás a la eventual implementación de un bono salarial de fin de año, no remunerativo y por única vez, de modo tal que su interferencia sobre las negociaciones paritarias sería mínima.

La discusión dentro del Gobierno gira en torno a si lo que se aplica antes de fin de año es un bono o una suma fija. Desde el sector mayoritario de la CGT, sin embargo, rechazan la segunda opción y por eso el gobierno optaría por entregar un bono.

Pablo Moyano, en tanto, en reiteradas ocasiones se mostró a favor de la suma fija. Varias veces dijo "estoy totalmente de acuerdo y no voy a impedir que un trabajador que tenga salario bajo tenga la posibilidad de cobrar un bono o una suma fija".

El otro dato saliente de la reunión de anoche era la ausencia de Moyano y otros dirigentes de su sector, como también los de la Corriente Federal (CFT) que encabeza el bancario Sergio Palazzo.

Aunque es sabida la cercanía de Alberto con Daer, las reglas de etiqueta de la política y, sobre todo, del sindicalismo, indican que una conducción colegiada debe estar presente completa ante el llamado del Presidente.

Al enterarse de que se quedó afuera del convite, en el entorno del camionero ya no ocultaban su fastidio. Algunos incluso adelantaban la posibilidad de un portazo en la CGT. Algo que efectivamente sucedió en la mañana de este martes.

La CTA, en tanto, tampoco fue invitada a la cena. Para la CTA de los Trabajadores sería bueno que el gobierno implemente una suma fija, algo que rechazan desde algunos sectores de la CGT, como el que representan Daer y Acuña. Ambos triunviros reniegan de la suma fija porque argumentan que ese mecanismo achataría la pirámide salarial y consideran que perjudicaría a las paritarias sectoriales.

El conflicto con los trabajadores del neumático

Esta cena entre el gobierno y la CGT se dio en un escenario de tensión por la huelga que se desarrolla frente al ministerio de Trabajo que conduce Claudio Moroni por parte de los trabajadores del neumático, nucleados en el sindicato SUTNA que, sin embargo, no forma parte de la CGT.

En ese sector, como en tantos otros, los salarios están quedando por debajo de la inflación y por eso la revisión de los acuerdos paritarios también fue parte del menú entre los sindicalistas y el Presidente.

Las negociaciones en el Ministerio de Trabajo con el Sutna pasó a cuarto intermedio hasta el miércoles, mientras el gremio continúa con las medidas de fuerza y un paro por tiempo indeterminado.

El conflicto entre el gremio y los fabricantes locales de neumáticos por demandas salariales y mejoras laborales incluye el bloqueo algunas plantas y la decisión de las tres principales compañías de suspender temporariamente la producción en el país.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }