14.2 C
Bahía Blanca
lunes, mayo 20, 2024

Se tensan las negociaciones con el FMI y Massa retrasa los pagos de la deuda

Las negociaciones entre el equipo económico argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) atraviesan por un momento de tensión. El ministro de Economía, Sergio Massa, busca coordinar una estrategia común junto a Egipto al tiempo que decide retrasar los pagos de la deuda.

La línea del organismo de crédito sigue insistiendo con la necesidad de llevar adelante medidas de austeridad y ajuste, en tanto que el ministro y precandidato presidencial no está dispuesto poner en juego la actividad económica.

Nuevamente se pospuso el viaje de la delegación de Economía a Washington. Los trascendidos son que el organismo se niega a anticipar desembolsos y sólo estaría dispuesto a girar a la Argentina apenas unos mil millones de dólares.

Pese a que la renegociación contaría -supuestamente- con el respaldo de la Casa Blanca, no queda claro porque el organismo se niega a cerrar el acuerdo con la Argentina. Todo indica que el staff del organismo y la resistencia de un grupo de países europeos, traban el acuerdo.

Según reveló el ex directivo del Fondo, Claudio Loser, los funcionarios del FMI serían renuentes a anticipar desembolsos y permitir que una parte de los fondos se usen para intervenir en el mercado cambiario.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

La política fiscal es otro de los temas controvertidos. Los técnicos no aceptan la petición del equipo económico de elevar en el orden del 2,5% del PIB la meta del déficit fiscal para el año. Por el contrario, habían planteado la necesidad de una reducción a 1,6% del desequilibrio primario.

La solución a la cual estarían arribando sería intermedia: mantener el 1,9% estipulado en el acuerdo, a pesar de que la sequía también tuvo impacto en los ingresos fiscales.

Esta meta de 1,9% -de por si exigente-, implica una fuerte restricción del gasto público que resulta difícil de cumplir en medio de un proceso electoral, presunción que comparte el organismo multilateral.

En ese marco de extrema tensión, Massa mantuvo un encuentro de manera virtual este jueves con su par de Finanzas egipcio Mohamed Maait con quien habló sobre mejorar los mecanismos de negociación con el FMI.

El peso que tienen los dos países como deudores del Fondo Monetario se puede graficar en números: mientras el organismo tiene en la actualidad créditos vigentes por poco menos de USD 150.000 millones, Argentina y Egipto son los dos mayores deudores ante el FMI y concentran el 40% de los préstamos vigentes.

Con lo cual, una cesación de pagos coordinada de las deudas contraídas pueden llevar al organismo a una situación muy delicada. Que se agravaría si se suma Ucrania, otro país de relación complicada con el organismo que preside Kristalina Georgieva, siendo el tercer estado más deudor.

"Respecto al sistema financiero internacional, ambos Ministros destacaron la necesidad de promover soluciones creativas e inteligentes para enfrentar los desafíos económicos de las naciones de ingresos medios, asegurando el desarrollo inclusivo y sostenible", señaló la información oficial sobre el encuentro, del que también participó el embajador Gustavo Martínez Pandiani, asesor internacional de Massa.

Pero lo más interesante vino a continuación:

"Cabe destacar que tanto Egipto como la Argentina mantienen conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para consolidar programas que garanticen el sendero de estabilidad macroeconómica, sin descuidar el impulso al desarrollo local y el bienestar de los ciudadanos".

Para concluir que en la conversación, Massa y Maait coincidieron "en la necesidad de que los organismos internacionales de crédito tengan una política específica para países de renta media los cuales, en base al funcionamiento actual, quedan postergados en la distribución".

Otros temas en la agenda fueron la relación con el bloque de los BRICS y su banco de desarrollo, una entidad a la que la Argentina espera poder ingresar como socio en las próximas semanas.

Además, Massa y Maait avanzaron con la promoción del intercambio comercial sin usar dólares –algo sobre lo que el Poder Ejecutivo nacional tiene especial interés ante la escasez de reservas y en el marco del aumento del uso de yuanes para las importaciones desde China– y el “el desarrollo de instrumentos para fortalecer el vínculo económico bilateral”. Así, la Argentina puede proveer a Egipto de la agroindustria y del lado egipcio ofrecer petroquímicos y fertilizantes.

En tanto, el Ministerio de Economía anunció que decidió retrasar los pagos de tres vencimientos de la deuda con el Fondo, que da una suma cercana a los 2.600 millones de dólares, para fin de mes con el objetivo de ganar tiempo.

El primer vencimiento, por 1.200 millones, era este viernes y el segundo y tercer vencimiento, que totalizan unos 1.400 millones, estaban previstos para el 14 y 28. De esta forma, los tres pagos serán abonados el 31 de julio.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }