Randazzo se acerca a Lavagna y tantea una nueva candidatura “peronista no kirchnerista”

Florencio Randazzo reactivó su twitter luego de un año y medio de ostracismo político. Su último posteo había sido para reenviar una foto suya con Alberto Fernández en un acto de campaña, 20 días antes de su triunfo electoral. Volvió a las redes para mostrarse junto a Roberto Lavagna, rival del ahora presidente en aquella contienda.

La imagen alimentó las versiones sobre una posible candidatura del ex ministro en una lista del peronismo disidente en la provincia de Buenos Aires que podría agrupar a la dirigencia que acompañó a Lavagna en las presidenciales.

Dos de ellos fueron la diputada Graciela Camaño y su ex compañero de fórmula Juan Manuel Urtubey, quienes presentaron una opción electoral de peronistas “no kirchneristas” y también tentaron a Randazzo.

Lavagna contó que en su encuentro profundizaron

“Las coincidencias en temas prioritarios para el país como el desarrollo, la producción, el sistema impositivo, y en poner la prioridad en GENERAR EMPLEO a través de las PYMES facilitándoles la posibilidad de incorporar trabajadores. Hoy más que nunca nos preocupa como parte de la sociedad que extrememos la seriedad y la eficiencia en la lucha contra la pandemia de Covid-19”.

“A pesar de las dificultades, tenemos una mirada optimista hacia el futuro, porque la Argentina es un país lleno de oportunidades para progresar y desarrollarse si la dirigencia política trabaja en solucionar los problemas de los ciudadanos. Consideramos imprescindible no “naturalizar” la pobreza y las fuertes inequidades sociales que se vienen agravando hace varios años”, completó su hilo de twitter.

Los lavagnistas aseguran que el economista no será candidato pero podrá en valor a los dirigentes que aún lo acompañan.

Un dato de color en 2019 compitió como candidato a gobernador el diputado Eduardo Bucca, quien obtuvo su banca en 2017 en la lista de Randazzo. Cerca del ex ministro no descartan que compita con amparo de Lavagna o de la dupla Camaño-Urtubey, pero aclaran que todo está por verse.

Tras aquella participación en la campaña electoral de 2019, Randazzo estaba en carpeta para volver al Gabinete, pero nunca recibió un llamado. Su ruptura con Cristina Kirchner en 2015 y la decisión de enfrenarla dos años más tarde no le jugó a favor.

Camaño tiene un partido inscripto, Tercera posición, y promete recolectar voces críticas al Gobierno de dirigentes peronistas para ofrecerles una lista en las legislativas de octubre. Claro que la más tentadora es Buenos Aires, donde con sólo 3 puntos se puede ganar alguna de las 35 bancas en juego. Randazzo y Lavagna superaron los 5 cuando pusieron su cara en los cuartos oscuros de la Provincia.

Otra opción es Emilio Monzó, un ex compañero de Randazzo de militancia peronista en la provincia de Buenos Aires que luego se mudó al PRO y acompañó a Mauricio Macri como presidente de la Cámara de Diputados.

Monzó anticipó su intención de competir en la interna de Juntos por el Cambio, pero el intendente de Vicente López Jorge Macri la advirtió que no será bienvenido, porque sus diputados afines armaron un bloque propio en la Legislatura bonaerense.

Por si acaso, presentó su propio sello, el partido del diálogo, y podría sumarlo a un frente del peronismo-“no K” si en el PRO no lo aceptan.

En el Gobierno hay voces que creen que un peronismo disidente puede ser útil para contener desencantados y evitar que migren a JxC. Pero los más prudentes prefieren mirar encuestas más cerca del cierre de listas para opinar. Mientras tanto, esa opción avanza. Y ya explora candidatos.

Esto podría interesarte:

Noticias virales:

Redacción

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Read Previous

Catamarca suspendió las clases presenciales por la segunda ola

Read Next

Elecciones 2021: Massa propone unificar las PASO y las generales