8 años de la primer sentencia de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

El 12 de septiembre del 2012, Bahía Blanca vivió un histórico día de justicia, al ser condenados 17 genocidas responsables de la actuación criminal en el ámbito del V Cuerpo de Ejército, en lo que fue la primer sentencia de Lesa Humanidad en la ciudad y luego de un largo recorrido.

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

El fallo en esta primera causa llegada a la justicia, denominada “Bayón, Juan Manuel y otros”, fue dictado por el Tribunal compuesto por los Jueces Jorge Ferro, Mario Triputti y Martin Bava y entre las penas impuestas, hubo 14 prisiones perpetuas y 3 condenas entre 17 y 18 años, por delitos aberrantes de Lesa Humanidad como secuestros, torturas, violaciones, asesinatos, desapariciones y robos de, al menos, dos bebes nacidos en cautiverio. Los imputados eran en su gran mayoría, altos mandos del ejército con actuación en el Comando V Cuerpo.

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

Este juicio, que comenzó el 28 de junio del año 2011, fue el primero en Bahía Blanca, luego de la nulidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y en el marco de una política de Estado comenzada en el año 2003 con la Presidencia de Néstor Kirchner, que puso especial énfasis en los Derechos Humanos, y que vino a responder las demandas históricas de Memoria, Verdad y Justicia realizada por Organismos, Familiares y sobrevivientes de la última dictadura genocida, como él mismo expreso aquel 2004 dentro del Ex centro Clandestino ESMA: “No es rencor ni odio lo que nos guía y me guía, es justicia y lucha contra la Impunidad”.

Los civiles participes

Mientras en el resto del país, los juzgamientos a genocidas comenzaron a partir del 2005, 2006, en Bahía Blanca, la suma de complejidades que atraviesa la sociedad bahiense, hizo que recién se pudiera iniciar en 2011, luego de recusamientos, apartamientos y dificultades varias que daban cuenta de los íntimos lazos entre los sistemas represivos de la dictadura, la justicia federal local y demás poderes civiles.

La sentencia incluyó el pedido de investigación de complicidad para el diario La Nueva Provincia, en representación de su único dueño vivo, Vicente Gonzalo Massot, dictaminando “extraer testimonio de las constancias respecto de las publicaciones que daba cuenta el diario La Nueva Provincia… a fin que se investigue la posible comisión de delitos de acción publica por parte de los directivos de dicho órgano de prensa en oportunidad de brindar información de supuestos enfrentamientos militares con presuntos elementos subversivos”.

Lo mismo se indicó con la participación del cura Aldo Vara, capellán del ejército, dejando abierta por primera vez en la historia bahiense, la investigación judicial del principal multimedio y de la Iglesia en complicidad con el Terrorismo de Estado.

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

El largo camino contra la Impunidad

El recorrido para llegar a esta primera sentencia, que luego le abrió la puerta a múltiples investigaciones y juzgamientos, fue dificultoso, lento, con obstáculos de parte del Poder Judicial, y para nada lineal.

Desde las primeras investigaciones recién llegada la dictadura, la conformación de la Conadep bahiense, el juicio a las juntas de 1985, pasando por los Juicios por la Verdad (no punibles) en 1999-2000, y un dificultoso proceso por lograr conformaciones judiciales acordes e imparciales ya anuladas las leyes de impunidad, la sentencia en 2012 llegó con un atraso de más de 30 años.

Este recorrido, así como encontró obstáculos de parte de operadores judiciales, contó con la presencia de muchos otros, que a la par de Organismos de DDHH y familiares fueron imprescindibles, como la actuación del ex Fiscal Hugo Omar Cañón, gran profesional y mejor ser humano.

Primer Sentencia Juicios de Lesa Humanidad en Bahía Blanca

La marca de la Memoria

Aun así, con retrasos, pero sin olvidos, esta primer sentencia se tornó histórica para todes quienes habían sufrido el horror del Terrorismo de Estado y también para toda la sociedad que acompaño ese proceso, quien apenas un mes antes, había asistido a la señalización del lugar donde ocurrieron la mayoría de los casos juzgados, el Centro Clandestino de Tortura y Exterminio “La Escuelita”.

Las penas impuestas ese 12 se septiembre del 2012, fueron acordes a las aberraciones cometidas, las peores que puede haber sufrido nuestra patria

Estas condenas buscaron reparar en parte, a lxs valientes sobrevivientes que allí se sentaron a contar los horrores padecidos, como también a tantos años de luchas y resistencias en la ciudad. La verdad ahora, se enmarcaba, al fin, en un ámbito judicial y no solo en el relato de las víctimas y sus familiares, quebrando la impunidad para siempre.

Por la Memoria de los que Desaparecidxs, por el recuerdo de los familiares que no llegaron a ver justicia, por los niños y niñas robados que aún faltan recuperar, por la Memoria histórica de todo un pueblo, es que esta primer sentencia quedará grabada como una Marca en el cuerpo real de muchas y muchos, pero también como una Marca de Memoria en el cuerpo social bahiense.

El proceso de Memoria, Verdad y Justicia de los Organismos de DDHH y las políticas que lo acompañan, que concluyó en este juicio y en todos los juicios a los genocidas, llevan implícito, una visión de País, de Estado y de Sociedad más justa, donde predominen la igualdad y la justicia social, y donde la violación a los Derechos Humanos no encuentre lugar, para que como afirma el subcomandante Marcos “Nunca Más la estupidez se permita democratizar el miedo y la muerte”.

También podría interesarte

Alejandra Santucho

Integrante Agrupacion H.I.J.O.S. Bahia Blanca.

Read Previous

Guzmán presentará el próximo martes el proyecto de Presupuesto 2021 en la Cámara de Diputados

Read Next

Tarjeta Alimentar: ¿cuándo se paga en septiembre?