15.5 C
Bahía Blanca
lunes, marzo 4, 2024

El "Plan Motosierra": ¿En qué consisten las propuestas de Javier Milei en caso de ser presidente?

Javier Milei se alzó como el candidato más votado en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con el 30% de los votos. El libertario "anti casta política", que reivindica abiertamente los gobiernos de Carlos Saúl Menem y Mauricio Macri, propone lo que llama el "Plan Motosierra". ¿En qué consiste y qué resultados podría traer?

Milei planea una reforma extrema del Estado, las leyes y el entramado social bajo lo que él denominó coloquialmente como "Plan Motosierra", sugiriendo lo que será un fuerte recorte del ámbito público, reduciendo al Estado a su mínima expresión posible.

Más allá de los nombres llamativos, la plataforma electoral de Milei reconoce que "la reforma integral que se necesita costará, según lo proyectado desde La Libertad Avanza (partido de Milei), 35 años, en tres etapas sucesivas".

En concreto, se trataría de casi 9 mandatos consecutivos de gobierno, algo que -casi- nunca ocurrió para cualquier fuerza política en un país democrático.

A continuación, repasamos los ejes centrales del "Plan Motosierra".

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Eliminación de la obra pública

Milei promete un recorte abrupto –“Eliminar de cuajo”, dijo– de la obra pública para pasar a un sistema de iniciativa privada como en Chile. El libertario considera que este es punto es uno de los que demostraría que el gasto de la política provoca los “problemas” que vive el país. “Proponemos que el ajuste lo pague la política” y no los "ciudadanos de bien", dice el candidato.

Este punto lo había adelanto la semana pasada en su cuenta de Twitter, donde detalló cómo se manejará la obra pública. Milei propuso "un régimen de iniciativa privada a la chilena donde el riesgo es asumido por los empresarios y la obra es pagada por los usuarios".

Es decir, que los ciudadanos dejarían de gozar del desarrollo urbano y social para tener que pagar por él. Si no cuentan con los ingresos para pagarlo, entonces no se realizará.

Pero además, esta propuesta encierra un problema: la destrucción inmediata de miles de puestos de trabajo. En la Argentina la obra pública es una de las principales actividades que impulsa la creación directa e indirecta de puestos de trabajo. Sólo en el 2022, la obra pública creó 3 mil empleos.

Este mismo punto engloba la eliminación las transferencias discrecionales dentro del sector público que propone Milei. Cabe resaltar que estas transferencias son uno de los mecanismos de los que gozan los distritos menos enriquecidos para lograr un desarrollo equitativo y federal del país.

Ocho ministerios

En su plan de Gobierno contempla la eliminación de once ministerios para volver al número histórico de ocho carteras.

Si llega a la presidencia, sólo conservará Economía, Justicia, Interior, Seguridad, Defensa, Relaciones Exteriores e Infraestructura. El único ministerio que crearía es el de Capital Humano, que absorbería Salud, Desarrollo Social, Trabajo y Educación.

Fin de la Coparticipación y los subsidios y la venta de tierras a extranjeros

En relación al ítem anterior, Milei propone terminar con el régimen de coparticipación federal, que reparte los recursos de la Nación entre todas las provincias. Llamativamente, en las PASO, Milei ganó en 16 provincias que dependen casi exclusivamente de la coparticipación para mantener los niveles de ingresos y empleos.

Le quiero devolver la autonomía a las provincias, quiero avanzar en la eliminación del sistema de coparticipación”, señaló el candidato este lunes. Para ellos habló de un sistema de administración de los recursos en base a los ingresos recaudados para repartir en los distritos. “Gastás en función de lo que recaudás”, definió.

Si esta iniciativa se concreta, significaría que los distritos más ricos podrían desarrollarse mientras que aquellos con menor población o recursos se empobrecerían aún más, fomentando el desarrollo desigual del país, la migración interna, la desaparición de pueblos y el hacinamiento en las ciudades, causando así problemas habitacionales, de empleo y ambientales.

En otra propuesta que parece ir en tándem con la anterior, LLA propone liberal la extranjerización de la tierra: "Derogar la Ley de Tierras para que cualquier persona, nacional o extranjera, tenga libre acceso a la propiedad de la tierra".

En tanto, mientras estas propuestas podría desbordar las ciudades, Milei busca la eliminación total de los subsidios a los servicios básicos (agua, electricidad y gas). Esta medida aumentaría exponencialmente lo que toda la población paga por los servicios, algunos volviéndolos impagables y por lo tanto restrictivos.

Sin embargo, en una clara contradicción, LLA también pretende "no disminuir la calidad y la cantidad" de los servicios. Sin embargo, sin la intervención del Estado, parece imposible garantizar este punto.

En el plano fiscal, Milei también propone la eliminación de las retenciones y el impuesto rural.

Privatizaciones masivas

"Terminemos con esta joda, con este oxímoron: no tiene que existir esta fuente de choreo. Hay que dejar todo en manos del sector privado", así defiende Milei su idea de privatizar todo lo que esté en manos del Estado.

Entre los objetivos a privatizar está la totalidad de las empresas públicas y menciona especialmente a Télam, TV Pública, INCAA, INADI y "todos los demás organismos que se utilizan como refugio de ñoquis de la política".

“A Aerolíneas Argentinas le doy un año de working capital y después queda para los empleados”, dijo sobre la aerolínea de bandera. Además planteó: "El gas y el agua tienen que volver a manos privadas", remarcó.

En cuanto a YPF, Milei fue claro: "Sigo pensando en la privatización de YPF, igual eso va a durar un tiempo”, aclaró. Según el candidato presidencial, el procedimiento para esa transición a una eventual privatización de la empresa petrolera del Estado será paulatino.

Vamos a usar YPF mientras que la reconstruimos y el caso de ENARSA para mejorar la transición para limpiar el desastre que hicieron los kirchneristas estos últimos 20 años”, expresó.

Salud y Educación

Entre los objetivos a recortar, se encuentran ámbitos que -según todas las encuestas- la mayoría de la población se niega a privatizar: la Salud y la Educación:

Sobre la salud, pretende arancelar todos los servicios, eliminando así el derecho garantizado por la Constitución a la sanidad:

"Descentralizar las derivaciones hospitalarias, arancelar todas las prestaciones y auto gestionar el servicio de salud en trabajos compartidos con la salud privada", dice la plataforma.

En el rubro de Educación toma el modelo trumpista de las escuelas vouchers. "Un modelo de libre elección y competencia mediante el uso del sistema de vouchers, para que los argentinos tengan educación sin costo pero puedan elegir en qué institución se desarrollarán sus hijos", señala la propuesta.

Al respecto, el Observatorio Hacer Educación, dependiente de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), difundió un informe que analiza la propuesta de Milei y abre preocupantes interrogantes.

El informe advierte que el modelo de financiamiento planteado por Milei podría afectar el cumplimiento de la obligatoriedad educativa y aumentar la desigualdad, ya que las escuelas menos rentables, por estar ubicadas en lugares remotos o contar con poca matrícula, correrían el riesgo de desaparecer.

En la Argentina existen dos tipos de escuela según su gestión: estatal o privada, pero –de acuerdo con el Observatorio Hacer Educación– solo el 22% pertenecen al último grupo y su oferta se concentra en los grandes centros urbanos.

En cambio, apenas existen en las zonas rurales, donde prevalecen las escuelas con matrículas pequeñas y rentabilidad casi nula.

“¿Seguirían existiendo estas escuelas si su financiamiento se basara solamente en la lógica de los vouchers, es decir, en la cantidad de estudiantes que asisten a la institución? Los proveedores podrían mostrarse reacios a ofrecer sus servicios a ciertas poblaciones de difícil acceso. En ese caso, ¿dónde se educarían los niños, niñas y jóvenes de esos pueblos y parajes de nuestras provincias? ¿Qué efecto tendría en la población rural? ¿Deberían migrar? ¿Se concentraría en las ya abarrotadas ciudades? Estas son algunas de las preocupaciones que surgen cuando hablamos de subsidiar la demanda”, plantea el documento.

Pero además, la propuesta de Milei encuentra otro obstáculo: es imposible de realizar.

Hoy un Presidente no puede establecer un sistema de vouchers educativos porque según la Constitución de 1853 (con sus reformas de 1860 y 1994) la educación depende de cada una las provincias, no del gobierno nacional.

Es decir, para instalar un sistema de libre elección de escuelas se debería modificar el artículo quinto de la Constitución Nacional, desempoderar a las provincias, nacionalizar la educación y cambiar el esquema de coparticipación federal de impuestos.

Es decir, es incompatible el sistema de vouchers con la supuesta "devolución de las autonomías provinciales" que dice proponer Milei. O agranda el Estado Nacional (e implementa el sistema) o no lo puede cumplir.

Planes sociales

En su plataforma electoral, LLA había aclarado que entre sus propuestas de segunda generación, a mediano plazo, "comenzarán a eliminarse de forma progresiva los planes sociales a medida que se generen otros ingresos como consecuencia de la creación de puestos de trabajo en el sector privado, liquidación del Banco Central de la República Argentina, estableciendo un sistema de banca Simons, con encajes al 100% para depósitos a la vista".

Estos empleos que el espacio augura que crearían se generarían a través de la reducción drástica del gasto público y la reforma laboral, fórmulas intentadas en el pasado que no dieron resultado. Respecto a los planes sociales, no aclaró qué sucedería en caso de que no se generaran esos puestos de trabajo.

Reforma laboral: pagarás tu despido

Un punto importante de la plataforma tiene que ver con la reforma laboral en base al modelo del convenio de la UOCRA, donde los trabajadores aportan a un especie de fondo de desempleo para cuando estén sin trabajo. Es decir, el trabajador deberá pagar de su bolsillo cuando lo despidan.

Un dato llamativo, es que propone que la quita de derecho no sea "retroactiva". Es decir, que apenas la implemente, los jóvenes que se incorporen al mundo del trabajo no gozarán de la misma protección y derechos que quienes ya tenían un trabajo previo.

Justicia

En el capítulo destinado a la Justicia es igual de radical. Propone darle la autarquía económica total al Poder Judicial -hoy tienen que negociar las partidas con el Ministerio de Economía- y cubrir las vacantes en la Corte Suprema y la Procuración con jueces y fiscales de carrera.

También modificar el Consejo de la Magistratura para reducir al mínimo la incidencia de la política.

Sin embargo, Milei busca eliminar el "garantismo" para "quien las haga, las pague". Sin embargo, lo que no dice, es que esto implica modificar desde el Poder Ejecutivo el criterio de funcionamiento del Poder Judicial. Algo que, por la división republicana de poderes, no puede hacer. Las leyes se modifican a partir del debate parlamentario. Y Milei tendría una minoría parlamentaria que le impediría avanzar en tales reformas.

Eliminación del Banco Central y dolarización

El punto de su propuesta que causa más revuelo y genera inquietud hasta en Wall Street es la eliminación del Banco Central "para terminar con la Inflación para siempre".

"Los políticos argentinos han demostrado que si tienen la posibilidad de emitir pesos para financiar sus gastos exorbitantes lo harán", dice el programa de gobierno de Milei. "No hay otra alternativa para terminar con la inflación para siempre que no sea la eliminación del Banco Central como agente de emisión monetaria", agrega.

No obstante, cabe resaltar que en la actualidad hay sólo 10 países que no cuentan con un banco central. Estos países son: Andorra, los Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall, Islas de Man, Kiribati, Mónaco, Nauru, Tuvalu, Palaos y Panamá.

La mayoría de estos países son paraísos fiscales con escasa población, y algunos de ellos sin moneda propia.

En ese sentido, la más polémica de las propuestas es la dolarización total de la economía. Milei afirma que puede dolarizar al país con la actual cotización de la divisa norteamericana.

Sin embargo, diversos especialistas refutan esta idea, afirmando que para dolarizar el país se debería realizar una mega devaluación que destruiría la capacidad adquisitiva de toda la población, llevando al dólar a valer entre 5 mil y 10 mil pesos.

Cárceles y dictadura

Finalmente, entre los puntos más polémicos -pero menos conocidos- se destaca la reforma del sistema penitenciario, avanzando hacia la semi-privatización de las cárceles, avanzando hacia gestiones público-privadas.

Y por último, un proyecto que ataca el corazón mismo de la convivencia democrática y la supremacía civil sobre las Fuerzas Armadas: la fusión de la Defensa Nacional y la Seguridad Interior.

La Constitución Nacional divide y diferencia claramente las tareas de Seguridad Interior (orientada a la Policías provinciales, Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria) y la Defensa Nacional (Fuerzas Armadas).

Esta división tajante se estableció con el regreso de la democracia para evitar la intervención militar en la vida política del país. De concretarse, abriría la puerta a eventuales golpes de Estado legitimados por la Ley. Sin embargo, nuevamente, esto requeriría una reforma constitucional que Milei no está en condiciones de asegurar.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }