17.1 C
Bahía Blanca
miércoles, abril 24, 2024

Javier Milei aspira a ganar en primera vuelta y evitar un difícil balotaje

Apelando a las cábalas y la superstición, Javier Milei repetirá el escenario del cierre de campaña y el búnker de las PASO para intentar ganar en primera vuelta y evitar así un balotaje, en el que su techo electoral podría privarlo de acceder a la presidencia.

La racionalidad y estabilidad psico-emocional del candidato presidencial de La Libertad Avanza fue materia de debate durante toda la campaña electoral. Milei ha sido cuestionado por sus adversarios por diversos hechos que podrían cuestionar su cordura, como llamar a sus seguidores como "la Fuerzas del Cielo" o asegurar que se comunica con su fallecido perro Conan.

En otra muestra de su predilección por las supersticiones, Milei ahora apela a la cábala para afrontar la próxima cita electoral. El economista esperará los resultados de las elecciones en el Hotel Libertador, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, el mismo lugar en el que celebró su inesperado triunfo en las primarias.

Su obsesión es consagrarse en primera vuelta y este lunes aseguró que está "a pocos puntos" de lograrlo.

"Estamos a pocos puntos de ganar en primera vuelta y para lograrlo necesitamos el apoyo de todos los que quieren un cambio", afirmó Milei este lunes tras encabezar una caravana proselitista.

Evitar el ballotage se convirtió en una obsesión de Javier Milei: El argumento que se repite en la tropa libertaria es que, si bien tienen un consolidado piso electoral del 30%, diversos analistas consideran que también tiene un marcado techo que le impediría ganar en una segunda vuelta, tras tres semanas de proselitismo a la defensiva.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

De esta forma, apuntar a ganar en primera vuelta es un signo más de debilidad que de fortaleza. El equipo libertario asegura que están en 36 o 37 puntos para el 22-O, y ahora anhelan llegar a los 40 puntos y sacarle 10 de ventaja al segundo para consagrarse sin esperar un ballotage, una instancia que no les da seguridad.

Además del búnker, Milei repetirá escenario final preelectoral: Este miércoles cerrará su campaña en el Movistar Arena, el estadio cerrado ubicado en Villa Crespo, donde también dio su último discurso antes de la votación de agosto.

Objetivo: Buenos Aires

En su cruzada por ganar en primera vuelta, Milei necesita crecer en la provincia de Buenos Aires (donde salió tercero) si quiere superar este domingo la barrera de los 40 puntos y por eso concentró allí la mayoría de sus caravanas.

Apuesta a que la boleta de su candidata a gobernadora, Carolina Píparo, se acerque lo máximo posible al gobernador y aspirante de Unión por la Patria, Axel Kicillof, quien es el claro favorito para el domingo.

"En la provincia de Buenos Aires tenemos la chance histórica de ganarle al kirchnerismo y sacarlos para siempre", dijo Milei.

La coparticipación y las violaciones

En pos de generar la mayor centralidad mediática posible de cara a las elecciones, Milei no escatima en recursos para provocar polémicas declaraciones que lo tengan en el centro de la agenda.

Esta vez el exabrupto llegó al ser consultado sobre la coparticipación, es decir, el sistema de reparto de ingresos del Gobierno nacional para las distintas jurisdicciones del país y que tiene en vigencia más de 30 años. En su respuesta, increíblemente, comparó ese esquema con la violación a mujeres.

Consultado sobre el esquema de coparticipación, Milei aseguró durante una entrevista en TN: “A ver… y, pero, digamos, y qué, digamos, o sea, ¿a usted le parece que es, digamos, o sea, un equilibro realizable?”.

En este punto, ya empezó a hilar un poco más las palabras y continuó:

“Suponga que usted tiene una, digamos, o sea, usted tiene una hija y de repente hay alguien que tiene una adicción a tener violación a mujeres, o sea, y su hija es víctima, entonces, ¿qué va a decir?”.

A lo que continuó: “Y no, bueno, pero es una solución más radicalizada. No. Hay que terminar. Hay que terminar. Hay que terminar con el sistema de coparticipación. Hay que barrerlo. Hay que terminar con esto”.

No es la primera vez que Milei compara el rol del Estado con el de violadores o pedófilos con parábolas de mal gusto y poco claras.

Un ejemplo claro fue cuando meses atrás tuvo una de las afirmaciones más polémicas: “Acá el punto es el siguiente. Reconocer quién es nuestro verdadero enemigo. Nuestro verdadero enemigo es el Estado. El Estado es el pedófilo en el jardín de infantes, con los nenes encadenados y bañados en vaselina”.

La trampa de la dolarización: la deuda

Lo cierto es que mientras el candidato libertario gana minutos de aire con sus comparaciones de violaciones sexuales o con sus cábalas electorales, hay otros elementos de sus propuestas que prefiere mantener en reserva, así sea por estrategia o incluso quizás por genuina ignorancia.

En esa categoría se enmarca el proyecto más mentado por Milei, la dolarización, sobre la cual afirmó tener "cinco formas de aplicarla", aunque jamás especificó ninguna.

Si bien frecuentemente se habla del costo devaluatorio, inflacionario y salarial de la dolarización, también lleva aparejado otro problema: el de la necesaria emisión de deuda, según señaló un informe privado de la consultora Aurum.

En resumen, para dolarizar es necesario sí o sí que Argentina consiga dólares. Esto se debe a que las reservas netas actuales del Banco Central son negativas en aproximadamente 10 mil millones de dólares. Por lo tanto, ni siquiera a un tipo de cambio altísimo podría dolarizarse.

La cifra total de dólares necesarios para dolarizar la economía surgen de sumar las reservas netas del BCRA (hoy negativas) y las Leliq, letras emitidas por la entidad monetaria -en posesión de los bancos- que también constituyen su pasivo. El sector privado entiende que de esta cuenta resulta que para la dolarización son necesarios aproximadamente 36 mil millones de dólares.

Sin embargo, esta cifra queda diminuta al lado de la deuda que debería emitir Argentina para poder aplicar el proyecto de Milei.

El informe de Aurum calculó la emisión de deuda necesaria hoy en día para conseguir los 36 mil millones de dólares que hacen falta para dolarizar, en función del valor de mercado de la deuda actual.

Para ello tomó como parámetro el GD30, es decir el principal bono utilizado hoy en día por el Estado para colocar deuda en el exterior.

Dado que el valor real actual del GD30 es de 0,315 (o sea, un 31,5% de su valor nominal), serían necesarios 116.496 millones de dólares de deuda emitida para conseguir en los hechos esos 36 mil millones de dólares.

En pocas palabras, la dolarización no sólo licuaría los bolsillos de la población, sino que también endeudaría al país por cifras inconmensurables.

Aunque el candidato presidencial de LLA dijo que puede "conseguir rápido los fondos", nunca ofreció pruebas sobre cuáles serían las fuentes de financiación concretas. Especialmente cuando la comunidad internacional desconfía de su plan.

¿Randazzo ministro... de Milei?

Quizás la desconfianza internacional sea uno de los motivos que impulsa a LLA a buscar tejer redes de contacto con otras fuerzas políticas nacionales.

En ese sentido, en horas recientes trascendió que Florencio Randazzo, candidato a vicepresidente de Juan Schiaretti, podría ser un futuro ministro de un hipotético gobierno libertario.

"Creo que Schiaretti puede tener una actitud de colaboración", dijo Victoria Villarruel, la candidata a vicepresidenta de Milei, quien no sólo evitó confrontar con el gobernador cordobés sino que lo colocó en la categoría de aquellos con los que los libertarios podrán dialogar si llegan al poder en diciembre.

"No lo conozco más allá de los debates presidenciales y a Florencio Randazzo un poquito más de Diputados. Pero creo que va a quedar en claro quiénes defienden el sistema democrático y quiénes lo combaten", agregó Villarruel en el programa de televisión Voz y Voto.

Si se confirman los coqueteos de Randazzo con LLA, sería un giro importante en la carrera política del chivilcoyano. El diputado fue concejal del PJ en su natal Chivilcoy, dos veces legislador bonaerense, ministro de Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires y ministro de Cristina Kirchner en Nación, época en la que incluso tuvo varios cruces con el actual gobernador cordobés.

Quince años después, ahora como candidato a vicepresidente de Schiaretti, el ex ministro de Transporte encarna el ala más visiblemente dialoguista con Milei.

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }