• 5 de julio de 2022

Siguen declarando quienes pasaron por el Batallón de Comunicaciones 181

zona 5 megacausa

El pasado jueves se llevó adelante la duodécima audiencia en el marco del Juicio por Delitos de Lesa Humanidad conocido como Megacausa Zona 5. En esta ocasión, el Tribunal Oral Federal informó al inicio que se añadirán dos nuevas fechas extras para tomar declaración testimonial. Además, pudo escucharse el testimonio de cuatro personas.

La decisión de los Jueces del Tribunal, Ernesto Sebastián, Sebastián Foglia y Marcos Aguerrido responde al notable retraso en la toma de testimonios. En este contexto, las nuevas fechas serán lunes 13 de junio y el 4 de julio.

Prisión perpetua de por vida

En esta nueva fecha pudo escucharse el relato de cuatro personas. Dos de ellas pasaron por el centro clandestino que funcionó en el Batallón de Comunicaciones 181.

La estrategia de la fiscalía es avanzar de acuerdo a cada Centro Clandestino, unificando los relatos de quienes por allí pasaron. Luego del Batallón 181, seguirán con el Centro Clandestino La Escuelita y con la Cárcel de Villa Floresta.

El primero en declarar fue Luis Ángel Arroyuelo, quien era trabajador ferroviario y militante del Partido Comunista. Fue secuestrado por el Ejército el 24 de marzo a las 6 de la mañana en su domicilio en Villa Rosas, delante de su esposa y sus dos hijos. Luego, lo mantuvieron ocho meses secuestrado-detenido.

Ese día fue subido a un camión donde ya había otras personas secuestradas. Desde ahí, comenzó un raid por la ciudad, en el que se recogió a una gran cantidad de personas que fueron llevadas al V Cuerpo de Ejército.

Asimismo, fue alojado en la cuadra, que se empezó a llenar con el transcurso de las horas. En ese sitio fue interrogado sobre sus actividades, recibiendo -junto a todos los que se encontraban allí- maltratos y amenazas.

Luego de unos días lo llevaron a la cárcel de Villa Floresta, donde también el Ejercito les aplicaba maltratos. Al respecto, Arroyuelo recordó que “nos sacaban al pasillo, nos hacían tirar cuerpo a tierra y tiraban tiros para intimidar… Y te pisaban también”. “Lo que han hecho estos asesinos”, agregó.

Luis Ángel Arroyuelo

Por otro lado, entre las personas con las que que recuerda haber compartido cautiverio estaban Valemberg, Solari Yrigoyen, Amaya, dirigentes sindicales, los hermanos Bustos (quienes, recordó, habían sido muy torturados), entre otros.

Luego de 8 meses en la cárcel, fue trasladado a la DDI de Pueyrredón, donde lo liberan. Finalmente, la víctima contó que era compañero de trabajo del padre de Rubén Sampini (quien se encuentra desaparecido) y supo de los esfuerzos de sus familiares por encontrarlo.

“Yo no sé de qué manera van a poder defender a estos criminales, porque son tipos que tendrían que tener prisión perpetua de por vida, porque las cosas que hicieron no tienen nombre… Mataron a medio mundo, hicieron desaparecer, robaban a los niños… Lo que hicieron estos tipos no tiene perdón de Dios“.

Posteriormente, fue convocada a declarar Francisca Del Valle, esposa de Edmundo Joaquín Di Francisco, como testigo de la detención de su marido, quien no se encuentra en condiciones de afrontar la instancia jurídica.

Di Francisco pertenecía a la UOCRA al momento de los hechos, siendo compañero de Cruz (quien se encuentra fallecido) y de Coste (que ya declaro en otra audiencia). Además, pertenecía al sector de Rodolfo Ponce. Permaneció aproximadamente dos semanas en el Batallón y luego fue trasladado a la cárcel.

Según relató Del Valle, a la hora de realizar gestiones para dar con el paradero de su marido junto a las esposas de Coste y de Cruz, fueron a ver a un abogado, que se identificó como el abogado Néstor Luis Montezanti (imputado en la actualidad como miembro de la Triple A). Montezanti, según conto la mujer, intervino en favor de estos tres detenidos por el Ejército en 1976.

Vivir de prepo

Por último, declararon Domingo Wagner y su ex esposa, Rita Nuñez, con motivo del secuestro de Wagner en marzo de 1976. El declarante era trabajador del gremio de la alimentación y fue secuestrado por el Ejército en su domicilio.

La víctima fue raptada en su propio automóvil y movilizada hasta el V Cuerpo del Ejército, siendo alojado en el Batallón de comunicaciones 181 (en la cuadra de los soldados), sitio que conocía por haber realizado el Servicio Militar. Al percatarse de que el automóvil era un modelo nuevo, los captores se quedan con el vehículo para ser usado en beneficio propio.

Domingo Wagner

Además, detalló las condiciones paupérrimas en las que transitó esta etapa: con frio, vidrios rotos, baños en condiciones insalubres y muy mal alimentado. También reconoció a varios compañeros, como los hermanos Giorno, Valemberg, Quiroga (de la UOM), etc.

Al liberarlo, el Ejército le dio una certificación para que el declarante presente en su trabajo, que luego fue entregada al Tribunal como prueba. Por otro lado, el auto fue devuelto en muy malas condiciones y sin las patentes. “Seguramente lo usaron para hacer sus tropelías al auto“, observó.

Asimismo, explicó que un suboficial les comentó una mañana que los “de afuera la pasaron mal anoche”. También señaló que había comentarios de gente estaqueada, castigados, expuestos al frio extremo y la lluvia. “Se suponía que había otros lugares con gente”, añadió.

Tanto Wagner como su ex mujer relataron un episodio que vivieron junto a su hija, de muy corta edad, cuando los militares la llevaron al lugar de detención para que la vea su padre, mientras la madre la esperaba afuera.

La niña, que se encontraba en estado de shock según relató Nuñez, no pudo decirle su madre si había visto o no a su padre. El episodio deja en evidencia cómo estas situaciones de extrema vulnerabilidad y desesperación generadas por el Terrorismo de Estado avasallaban la vida y la integridad de familias enteras, incluyendo a los niños y niñas.

Que este juicio salga bien y vayan todos presos, que la paguen, porque esto no se puede hacer”, finalizó, “no se puede vivir de prepo y matar gente a mansalva, eso es imposible”.

Duodécima audiencia de la Megacausa Zona 5 (12 de mayo de 2022)

¿Cuándo siguen las audiencias?

Las audiencias continuarán el día jueves 19 de mayo desde las 9 horas, en la sede del Tribunal Oral de Chiclana y Lavalle. Los juicios son Orales y Públicos, y puede concurrir cualquier persona con su DNI.

Además, las audiencias también se emiten de manera virtual por el canal de Youtube de la subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Un juez que se confesó amigo de Garavano debe decidir sobre causas contra CFK

Read Next

Milei en la Feria del Libro: “No voy a pedir perdón por tener pene”