9.1 C
Bahía Blanca
jueves, mayo 23, 2024

La segunda etapa de la campaña de Massa: “El triunfo se construye desde cada una de las provincias”

La segunda etapa de la campaña de Unión por la Patria comenzó este fin de semana, cuando el candidato presidencial Sergio Massa se reunió con gobernadores, protagonizó un multitudinario acto en Tucumán y recibió a curas villeros. Este lunes trabajará junto a líderes sindicales para avanzar en la medida destinada a que los trabajadores dejen de pagar el impuesto a las Ganancias.

El ministro de Economía y candidato a presidente del peronismo recibirá este lunes a los principales dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) con quienes avanzará en elevar el monto del mínimo no imponible de Ganancias.

Massa se encontrará esta tarde en el Palacio de Hacienda con Héctor Daer, Hugo Moyano, Carlos Acuña, Sergio Palazzo, Guillermo Moser, Hugo Yasky, y otros referentes gremiales. Del encuentro también participará la ministra de Trabajo, Raquel "Kelly" Olmos.

El encuentro en el ministerio de Economía comenzará a las 5 de la tarde y será acompañado, en la calle, con una movilización de apoyo de los gremios. Los sindicatos convocaron a concentrarse en la Plaza de Mayo desde las 16.30, con la idea de que el pico de la movilización se produzca a las 18.00 horas.

En la actualidad pagan el impuesto los trabajadores con sueldos mayores a 700.875 pesos, que aportan entre el 5% y 35% de sus ingresos, según van subiendo en la escala.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

El mínimo no imponible, indican algunos trascendidos, pasaría ahora a ser de 2 millones de pesos. La cifra exacta no está confirmada, pero sí que el cambio buscará que la mayoría de los trabajadores dejen de abonar este impuesto.

Peronismo y Justicia Social

Este pasado fin de semana comenzó la nueva etapa de la campaña de UP rumbo a las elecciones generales de octubre. Durante el primer período post-PASO Massa debió calzarse el traje de ministro de Economía para resolver cuestiones centrales de la gestión, principalmente en medidas para paliar el impacto en los bolsillos de la devaluación impuesta por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora, con la mira puesta en las elecciones, Massa cenó con gobernadores, vicegobernadores, senadores, diputados y dirigentes gremiales y sociales en Tucumán, donde los líderes peronistas hicieron una autocrítica por el desempeño realizado en las elecciones PASO y prometieron asegurarle al ministro-candidato “un millón más de votos” en octubre.

Convencido de que podrán revertir el resultado de las primarias, Massa los exhortó a militar para frenar el avance del candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei: "Salgan a militar porque se quedan sin provincias", les dijo.

Durante la cena Massa pidió "perdón por los errores" del gobierno de Alberto Fernández y argumentó: "Nos pasamos los últimos años tratando de administrar una situación crítica, que empezó el día que Macri decidió contraer deuda con el FMI".

El ministro-candidato convocó a gobernadores y dirigentes a defender "lo que está en juego es mucho más que una elección". Para cumplir ese objetivo, llamó a "contarles a los argentinos cuál es la discusión de fondo". "Lo peor que nos puede pasar es que no hagamos el trabajo de contrastar los dos modelos", sintetizó.

La cena fue organizada por el gobernador tucumano Juan Manzur. El anfitrión fue uno de los cinco oradores de la noche. Además de Manzur, hablaron los gobernadores Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Axel Kicillof (Buenos Aires) y Alicia Kirchner (Santa Cruz). El cierre estuvo a cargo de Massa.

Massa no deja pasar oportunidad para decir que hubo funcionarios del gobierno que no estuvieron “a la altura” de la gestión. Una frase similar a la que esbozó Cristina Fernández de Kirchner en 2021 cuando hizo referencia a los “funcionarios que no funcionan”.

Fue Rodríguez Saá quien remarcó la necesidad de fortalecer el liderazgo de Massa en “la casa grande del peronismo”. “Lo del doble comando no va más”, explicó después el puntano, sin hacer nombres propios. Agregó que el peronismo debe poder dar respuestas concretas a los temas que planteó Milei en la campaña.

“Es cierto que hay uno que lidera, pero también hay que tener capacidad de construir un sueño colectivo”, dijo el candidato presidencial en respuesta al puntano.

Además, Massa aseguró que el peronismo está “competitivo” y para ganar las elecciones.

“Si cada uno de ustedes me ayuda, no tengo duda de que en octubre y noviembre vamos a ganar. Pero el triunfo no se construye desde la Nación, sino desde cada una de las provincias”, dijo.

El encuentro se celebró en el quincho de la casa de Manzur, donde estuvieron invitados los gobernadores Rodríguez Saá, Kicillof, Kirchner, Raúl Jalil (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Sergio Ziliotto (La Pampa); además de vicegobernadores y la plana mayor de la CGT, formada por Andrés Rodríguez, Héctor Daer, Gerardo Martínez, Pablo Moyano y Sergio Palazzo, Hugo Yasky, de la CTA; junto a los líderes del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y Fernando "Chino" Navarro.

También desembarcaron en Tucumán el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, la ministra Kelly Olmos (Trabajo) y sus pares Matías Lammens (Turismo y Deportes), Jaime Perczyk (Educación) y Victoria Tolosa Paz (Desarrollo Social) y los titulares del bloque de Diputados, Germán Martínez, y del Senado, José Mayans.

También se hicieron presentes el candidato a vicepresidente, Agustín Rossi, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, el diputado y titular del PJ bonaerense Máximo Kirchner.

Por su parte, durante el evento también se anunció que el comando de campaña que hasta ahora lideraba Eduardo "Wado" de Pedro -quien también estuvo en el encuentro- ahora será un triunvirato que integrarán el ministro del Interior, la titular de AySA, Malena Galmarini y el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos.

Los mandatarios provinciales aseguran que pueden sumar al menos un millón de votos a UP en octubre, y se muestran confiados de lograr retrotraer al menos 5 puntos de Javier Milei. De cumplirse esta apuesta, Massa entraría con relativa comodidad a una segunda vuelta electoral.

Massa suele poner como ejemplo la elección Martín Llaryora en Córdoba, que arrancó doce puntos abajo y terminó ganando.

Al día siguiente de la cena, Massa protagonizó el más multitudinario acto que realizara el peronismo en Tucumán desde 2018. Al Hipódromo de Tucumán se movilizaron columnas de distintas tribus peronistas que lograron aglomerar a más de 100 mil personas.

Allí, Massa se comprometió "a ser el presidente de los trabajadores en la Argentina".

"Voy a ser el presidente que le devuelva a nuestros trabajadores el poder de compra que han perdido en el salario, voy a ser el presidente que le devuelva a los trabajadores la dignidad de discutir y de lograr su mejor ingreso, no a partir de la receta que impone el Fondo Monetario Internacional sino de lo que decidamos en la paritaria libre en la Argentina".

Asimismo, el candidato se refirió a las pymes:

"Cada pyme, cada comercio, cada empresa que genera trabajo en la Argentina necesita de un presidente y de un gobierno presente, necesita de reglas de juego en las que se entienda que les tenemos que garantizar la competitividad y la posibilidad de vender su trabajo al mundo", sostuvo.

Sobre el final se refirió al reperfilamiento de los candidatos en las redes sociales y, en particular, a través de la aplicación Tik-Tok.

"Puede ser que no encuentren en mí al personaje simpático en TikTok que graba videos atrevidos, pero van a encontrar en mí un presidente que se rompe el alma laburando", dijo.

Con los curas villeros

Tras el acto en Tucumán, Massa visitó la Escuela y la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé, en la Villa 21-24 de Barracas, donde mantuvo un encuentro con curas de villas y barrios populares de Buenos Aires para analizar la situación social y trabajar en medidas para los sectores vulnerables.

El encuentro se realizó en el patio del colegio parroquial al que asisten más de 200 chicos diariamente, y fue organizado por el Padre José María "Pepe" Di Paola, que encabeza los Hogares de Cristo. También estuvieron presentes el Padre Toto, de Villa 21 y Zavaleta; el Padre Charly, de Villa Palito; el Padre Tano, de Puerta de Hierro, La Matanza; el Padre Tonga, de Ciudad Oculta y el Padre Leo, de Moreno.

Durante la charla, los sacerdotes les compartieron sus experiencias personales trabajando en los barrios y le expresaron a Massa la necesidad de llevar adelante políticas públicas centradas en los sectores más vulnerables.

La semana pasada, se realizó una misa organizada por el Padre Pepe en apoyo al Papa Francisco tras los agravios que el sumo pontífice había recibido de parte de Javier Milei.

"Es un ataque a la ley católica, a la doctrina social de la iglesia. Prácticamente dice que la doctrina social de la Iglesia es una mierda porque justamente apunta a la justicia social", cuestionó el sacerdote en diálogo con FM La Patriada respecto a los dichos de Milei

En varias ocasiones, tanto en declaraciones periodísticas o por medio de sus redes sociales, Milei llamó al Papa "jesuita que promueve el comunismo", "personaje impresentable y nefasto" o "representante del maligno en la Tierra".

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }