Mauricio Macri avaló la misoginia del diputado Iglesias

Finalmente, Mauricio Macri se volvió a alejar de la realidad y salió a defender las declaraciones misóginas del diputado Fernando Iglesias luego de sumarse a la extensa y paranoica defensa que el exsubsecretario de Comunicación Estratégica de la Jefatura de Gabinete, Hernán Iglesias Illa, hizo de la violencia machista detentada por el candidato porteño.

Con total impunidad y mientras sigue paseando por Europa, el expresidente compartió en su cuenta oficial de Twitter una extensa nota de su exfuncionario en la que, lejos de bajar el tono, defendió con uñas y dientes la desubicación y la violencia que puso a Iglesias en el centro de la discusión luego de cargar violentamente contra la actriz Florencia Peña sin haber analizado las razones que tuvo la conductora para reunirse con Alberto Fernández durante la cuarentena estricta.

“15 diputadas oficialistas pidieron la expulsión de su colega Fernando Iglesias por haber dicho cosas que no había dicho(sic), subidas a un tren de inexactitudes y exageraciones habitual en el oficialismo”, comenzó reclamando Hernán Iglesias Illa bastante ajeno a la realidad.

Como la megalomanía y la paranoia escalan abruptamente en los referentes macristas, acusaron al sistema completo de la oposición de no apoyar la violencia machista encarnizada por Fernando Iglesias.

Avaladas esta vez (y no por primera vez) por la gran mayoría de los medios, incluidos los opositores, que por pereza o inercia aceptaron la narrativa kirchnerista, y convalidadas incluso por candidatos de las listas opositoras”, criticó.

“Esta es la lección que tiene que quedar más clara de lo que pasó en la última semana: no el análisis minucioso de los dichos de Fernando Iglesias sino la confirmación de la estrategia de contraataque kirchnerista”, reflexionó Iglesias Illa.

En la misma línea que los diputados Iglesias y Waldo Wolff, el exfuncionario quiso sentirse parte del poder nuevamente, pero la única herramienta con la que contó fue la de la violencia machista.

“En las redes, especialmente entre tuiteros opositores, la noticia fue recibida con esa mezcla de bronca y excitación que es medio inevitable, y una primera hipótesis fue que Pacchi y otras mujeres incluidas, como Stefanía Domínguez, habían ido a Olivos en su calidad de, cómo decirlo, acompañantes íntimas del Presidente. Esto no hay que negarlo”.

Más adelante, el macrista redobló la apuesta y decidió revictimizar a Florencia Peña luego de tener que cargar con una embestida de violencia después de que los diputados la insultaran en Twitter.

No conforme con volver a exponerla, Hernán Iglesias Illa sacó de la galera una de las actitudes más nefastas distinguibles dentro del machismo en los medios de comunicación y una que el Grupo Clarín no se cansa de hacer uso: responsabilizar a la víctima del ultraje que padece.

“¿Cómo se convirtió Florencia Peña en protagonista mediática del caso? Lo decidió ella misma, al hacer un descargo el lunes 2 de agosto en Flor de equipo, su programa en Telefe. Ahí explicó que había ido a Olivos para hablar sobre el momento difícil que estaban pasando los actores (tan difícil como el del resto de la economía, que en aquel trimestre cayó 30 %) y dejó una frase inolvidable (“no soy la petera del Presidente”), con la que obviamente titularon todos los portales.

¿Quién le había dicho petera? Algún tuitero, imagino. Un tuitero desagradable, machirulo o chambón, como queramos verlo, pero al que Peña debería ignorar, no sólo porque con su descargo hizo famosa la acusación contra ella sino también porque si todos protestáramos por lo que nos dicen en Twitter estaríamos todo el tiempo protestando”, lanzó el también periodista.

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

Llegan 400 mil segundas dosis de la Sputnik V y 204 mil de Astrazeneca

Read Next

Manuela Castañeira: “No corremos dentro del FIT por Nicolás del Caño, que se negó a la unidad”