11.9 C
Bahía Blanca
miércoles, mayo 29, 2024

Lula Da Silva intervendrá ante el FMI para que "le quite el cuchillo de la garganta" a la Argentina

Tras una extensa reunión con Alberto Fernández en el Palacio de la Alvorada, el presidente brasileño Lula da Silva aseguró que intercederá ante el FMI para ayudar a Argentina a renegociar el acuerdo por la descomunal deuda contraída por Mauricio Macri. "Somos solidarios con la lucha del Gobierno argentino", dijo.

En el marco de su visita oficial a Brasil para analizar la marcha de los acuerdos bilaterales firmados en enero pasado, Fernández mantuvo este martes una extensa reunión con su par Lula Da Silva, tras la cual ambos mandatarios realizaron una declaración conjunta desde el Palacio de la Alvorada.

Tras la cumbre, Lula volvió a manifestar el respaldo de Brasil a la Argentina en las negociaciones con el Fondo.

"Tengo la intención de conversar, a través de mi ministro de Hacienda, con el FMI para quitarle el cuchillo del cuello a la Argentina", lanzó el presidente de Brasil.

Sobre este aspecto, Lula puso la lupa sobre el carácter político del préstamo del Fondo, cuyo único objetivo real era ayudar a Mauricio Macri a ganar las elecciones de 2019, que igualmente las perdió.

"El FMI sabe cómo se endeudó Argentina, sabe a quién le prestó el dinero, por tanto no puede seguir presionando a un país que solo quiere crecer, generar empleos y mejorar la vida del pueblo".

En otro pasaje de su discurso, el líder del Partido de los Trabajadores sostuvo:

"Debemos ayudar a los empresarios brasileños que exportan a Argentina a financiar las exportaciones brasileñas, como hace China con los productos chinos. Estamos discutiendo para encontrar una forma".

"Haremos todo lo que esté en nuestro alcance, dentro de nuestras posibilidades, para que Argentina vuelva a ser una economía próspera en América del Sur", concluyó Da Silva.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Antes de concluir, el líder petista reveló que en su reciente viaje a China dialogó con Dilma Rousseff, flamante presidenta del Banco de los BRICS, para ayudar a la Argentina. Ante este pedido, Rouseff le explicó que el organismo no puede ayudar a un país que no está afiliado a los BRICS.

Tras partir de Shanghai, Da Silva se reunión con el presidente chino, Xi Jinping, en Beijing y le extendió el pedido de auxilio para Argentina.

"Le dije que él debería ayudar a Argentina, que Argentina es un socio muy importante para Brasil", afirmó.

Acto seguido, contó que habló con Rouseff por teléfono antes del encuentro con Fernández y que la exmandataria le contó que Xi envió al ministro de Exteriores de China a Shanghai a conversar con ella.

"Llegaron a la conclusión de que, para poder ayudar, se debe cambiar un artículo; que los ministros de Hacienda de los países miembros cambien un artículo para poder crear un fondo para ayudar a los países. No sé dónde estará Haddad ahora, no sé que programación tiene, pero esta reunión de los BRICS será el 29 de este mes", dijo.

La gestión de Massa

La próxima semana, los gobiernos argentino y brasilero avanzaran con las tratativas para alcanzar el mentado acuerdo. Los equipos del ministro de Economía Sergio Massa, y su par brasilero Fernando Haddad trabajarán en conjunto para ultimar detalles del plan para desdolarizar el comercio bilateral entre ambos países.

Los créditos buscarán financiar a las empresas exportadoras de Brasil a un mayor plazo, para intentar aliviar más de u$s1.000 millones mensuales en importaciones desde ese país.

Se trató de una cumbre de alto nivel político y económico. Por la comitiva argentina también participaron el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli; el canciller, Santiago Cafiero; y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

Por la comitiva de Brasil, estuvieron presentes el viceministro de Economía, Gabriel Galípolo; el canciller, Mauro Vieira; y el asesor especial en asuntos internacionales de Lula, Celso Amorim.

En la reunión ampliada se sumaron el vicepresidente, Geraldo Alckmin, quien también es ministro de Industria y Desarrollo, y el titular del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), Aloizio Mercadante.

Las gestiones de Massa en Brasil postergaron el encuentro que tiene pendiente con sindicatos, movimientos sociales y empresarios para llegar un acuerdo de precios y salarios por 90 días.

La presencia de Alberto Fernández

A su turno tras la cumbre con Lula, Alberto Fernández agradeció "el apoyo explícito" del presidente del país vecino.

"Han tomado la decisión de ayudar a que las empresas de Brasil sigan exportando a la Argentina. Nos pidieron que hagamos algunos deberes, que ya hemos hecho, que tienen que ver con las garantías necesarias para que Brasil pueda favorecer esos créditos", comentó.

Por otra parte, el presidente valoró el apoyo de Brasil en las negociaciones con el FMI:

"Estamos renegociando el programa que comprometimos en su momento, porque objetivamente las condiciones cambiaron, no solo por la guerra, sino por la sequía. Saber que contamos con el apoyo de Brasil, con el apoyo de Lula, es para nosotros muy importante".

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }