15.5 C
Bahía Blanca
lunes, marzo 4, 2024

Así celebraba La Nueva Provincia el inicio de la Guerra de Malvinas

La mención de la ciudad de Bahía Blanca lamentablmente remite a gran cantidad de argentinas y argentinos a lo largo y a lo ancho del país al Terrorismo de Estado y a la complicidad del monopólico periódico La Nueva Provincia, que incluso en democracia mantuvo su línea editorial intacta.

Reproducimos la edición del 2 de abril de 1982 del pasquín de la Armada, que la festejaba la Guerra de Malvinas al tiempo que intentaba esconder debajo de la alfombra las violaciones a los derechos humanos realizados por la Dictadura, en un editorial de puño y letra del genocida Vicente Massot.

Efectivamente, tras la muerte del genocida Emilio Massera, en noviembre de 2010, el pasquín castrense reivindicaba la figura del dictador, lamentándose que:

"La muerte del almirante Massera ha despertado la ira de quienes no saben perdonar y el odio de los que no pueden olvidar. Unos y otros parecen no darse cuenta que prolongan así la pasada guerra civil. Massera, cargado de años y con la experiencia de su derrota política a cuestas, hacía ya tiempo que había dado por terminada dicha contienda. En ello demostró un espíritu abierto a la reconciliación y ajeno a todo sectarismo, que lo honra".

Como muestra vale un botón (nunca mejor utilizada la expresión). El periódico de la Armada utilizaba áun en 2010 la figura de "guerra civil" para no hablar de Terrorismo de Estado, y presentaba al genocida Massera como como una suerte de "dialoguista" al que no se lo reconoce como tal, justamente por la falta de "olvido" y "perdón".

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

La familia Massot, dueños del períódico, se encontraban en su salsa; Diana Julio de Massot y sus hijos Federico y Vicente Massot, estaban a cargo de la dirección, aunque formalmente la viuda de Massot era quien figuraba como directora.

No obstante, el infame editorial del 2 de abril de 1982 fue escrito por el "colorado", Vicente Gonzalo María Massot, con una retórica ultra galtierista en la que llegaba a hablar del "anacronismo colonial" del Gran Bretaña.

"Nada ni nadie podrá restarle méritos a esta empresa que ratifica plenamente la patriótica voluntad y vocación de servicio de las Fuerzas Armadas, cualesquiera sean sus errores en otros aspectos" comenzaba Massot su editorial. 74 días después finalizaba la Guerra y comenzaba el proceso de desmalvinización y el ocultamiento de nuestros combatientes.

Tampoco está de más recordar que los "errores en otros aspectos" de la dictadura fueron en realidad un plan sistemático de genocidio, que dejó 30 mil argentinas y argentinos desaparecidos, y también de apropiación de bebés, donde las víctimas se cuentan de a cientos.

En ese momento no "importaba", porque era todo "jubilo" y "algarabía". Fueron las sirenas de La Nueva Provincia las encargadas de transmitirle las "buenas nuevas" a la ciudadanía bahiense.

La Nueva Provincia no fue aliado de la Dictadura, fue el mismo "proceso de reorganización nacional" actuando en el plano comunicacional. No hubo alianza, hubo "consubstanciación", por expresarlo con la retórica que el periódico gustaba utilizar.

El entonces Viceministro de Defensa, Vicente Massot, durante una recorrida en la Base Baterías de Punta Alta

Massot nunca se desdijo de su nazionalismo explicíto e incluso llegó a ser Viceministro de Defensa en tiempos de Carlos Saúl Menem, llevado por el ex jefe de Redacción de Clarín, otro aliado de la dictadura.  Finalmente Massot tuvo que renunciar al cargo en 1993, tras reivindicar la dictadura y sus métodos, es decir, la tortura.

Actuamente Vicente Massot se encuentra imputado por delitos de lesa humanidad, en el marco del secuestro y asesinato de dos trabajadores del periódico, Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich.

No obstante, la Corte Suprema de Justicia no ha hecho otra cosa que planchar la causa para asegurarle la impunidad biológica al genocida bahiense, que hasta hace pocos condicionaba (¿y conducía?) el grueso de una clase política bahiense, disciplinada por las operaciones de prensa del "Diario del Sur Argentino".

Quien ha continuado su legado en política es su sobrino, Nicolás Massot, exjefe de bloque de diputados nacionales del PRO, que en un debate en referencia a la legalización de la interrupción del embarazo manifestó que "ni en dictadura nos animamos a tanto".

La Nueva Provincia: la edición del 2 de abril de 1982

La Nueva Provincia Malvinas

La Nueva Provincia Malvinas

Podría interesarte:
Personas mencionadas en esta nota:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }