José Marcilese: “fue un gesto de soberanía decirle a una potencia extranjera, tienen que necesariamente negociar y atenerse a la legislación”

Manuel Larravide la batalla de la vuelta del obligado

El investigador e historiador José Marcilese participó de una entrevista en El Ágora en Radio Nacional.

En conversación con Juan Ignacio Guarino y Victoria Aure, se refirió a la Batalla de la Vuelta de Obligado y a su ocultamiento en la historia oficial argentina.

Frases textuales

La Batalla de la Vuelta de Obligado

“Todavía no era Argentina. Era una Confederación de Estados Provinciales. La Provincia de Buenos Aires, que era el estado más poderoso indudablemente de todo ese conjunto de estados, era un territorio totalmente diferente al actual. Buena parte del actual territorio Argentino estaba ocupado por poblaciones indígenas que eran los originarios pobladores de todo el territorio. Situación que se mantendría hasta la llamada campaña del desierto, que fue una campaña de exterminio”.

“En 1845, los demás Gobernadores le habían delegado a Rosas la administración de las Relaciones Exteriores del conjunto de Provincias de la Confederación. En ese contexto, una flota Anglofrancesa, intentó surcar el Paraná básicamente con intenciones comerciales”.

“Lo que buscaban era comerciar, río arriba, con las diferentes provincias e introducir productos, básicamente manufacturas textiles, y poder comprar productos en el territorio, sin pasar por la acción de la aduana de Buenos Aires. Esto claramente afectaba los intereses del conjunto de las provincias y sobre todo de Buenos Aires que era la que tenía la potestad del control de la aduana, lo que entraba y lo que salía del conjunto de los estados provinciales, esa primitiva confederación Argentina”.

“Esto no fue tolerado por Rosas, y en este gesto de soberanía, de decirle a una potencia extranjera, tienen que necesariamente negociar y atenerse a las consecuencias de la legislación o de las normativas que rigen en este territorio, es que Rosas envía a Lucio Mansilla para que establezca una batería en un recodo del Paraná, en la zona del actual distrito de San Pedro, y que al mismo tiempo establezca una suerte de barrera, de botes y cadenas…algunas cadenas en estos días con la bajante fuerte del Paraná se pueden ver”.

“Indudablemente era una flota militar moderna en los términos de la época, un conjunto importante de navíos comerciales, pero también navíos de guerra. La pequeña batería que arma Mansilla en esta zona, no pudo resistir el cañoneo, y la flota remontó el Paraná efectivamente hacia el norte, pero fue hostigada permanentemente y no pudo concretar su intención de establecer relaciones comerciales”.

“Rompieron esa suerte de bloqueo pero en la práctica después nunca pudieron concretar lo que venían a hacer que era vender y comprar sin restricciones ni controles. De manera que es visto en la actualidad como un gesto de soberanía”.

Su reconocimiento en la historia argentina

“En el año 74 José María Rosa presenta en la legislatura nacional un proyecto de Ley promovido por el Revisionismo Histórico. Proyecto de, por un lado establecer el día de la soberanía como feriado, y por otro lado repatriar los restos de Rosas. Esos son los dos objetivos”.

“En el caos del 74/75 todos los objetivos quedan medio en suspenso. La vuelta de los restos de Rosas no se concretan. Pero se establece por primera vez, en ese año, se aprueba la conmemoración, la oficilalización de esta fecha, como una fecha a conmemorar aprobada por el Congreso de la Nación, y se aprueba la repatriación de los restos de Rosas, que recién van a venir mucho tiempo después”.

“El 76 obviamente interrumpe todos estos proyectos. Son retomados en el 2010 durante el Gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner) y se le da el carácter de día feriado. Hay una revalorización de toda esta tradición revisionista de la Historia Argentina”.

¿Qué significa para la historia argentina?

“Es un gesto de soberanía, de independencia, de autonomía, el de Rosas. Que es un gesto voluntariamente olvidado. Siempre la historia se construye desde el presente, hecha desde el presente y de los intereses del presente”.

“Durante muchísimos años los intereses del presente fueron intereses que tienen que ver con NO reivindicar esa acción, ese día, ese gesto del 20 de noviembre de 1845. Esa voluntad de soberanía, si la trasladamos en el tiempo, poco tenía que ver con la ingerencia que Inglaterra tuvo durante 50 años en la economía Argentina”.

“De manera que vale recordar el revisionismo, los años 30 y la aparición de estos revisionistas en el plano de la historiografía, cómo el momento donde se empieza a repensar ese pasado y por eso se recupera el 20 de noviembre cómo el día de la soberanía nacional”.

Esto podría interesarte:

Noticias virales:

Redacción

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Read Previous

Nuevo aumento a las Asignaciones y a los Jubilados y Pensionados en diciembre

Read Next

¿Una viajera del tiempo en La Mesa de los que Saben?