• 14 de agosto de 2022

Las internas en la UCR y en el PRO complican la convivencia en Juntos

La alianza Juntos por el Cambio (JxC) vive momentos de tensión que vienen pasando desapercibidos ante la interna en el oficialismo y la difícil situación económica. Por un lado, los radicales buscan ordenar su propia interna para disputarle la conducción de la coalición al PRO; y por el otro, una “peña peronista” en apoyo a Diego Santilli desnudó los cortocircuitos en el partido amarillo que busca volver a dominar el territorio bonaerense.

La cruzada radical

Envalentonados por el buen desempeño electoral de 2021, la Unión Cívica Radical (UCR) busca disputar la hegemonía de la alianza Juntos por el Cambio (JxC) contra el PRO, pero la multiplicidad de figuras con aspiraciones electorales y el intento de los “halcones” de correr hacia la derecha el debate plantea un doble desafío para el partido centenario: ordenar su interna y no dejarse arrastrar nuevamente por el partido amarillo.

El Presidente de la UCR a nivel nacional y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el diputado nacional Facundo Manes y el titular del radicalismo bonaerense, Maximiliano Abad, con quienes suele trabajar de manera coordinada el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdez, comparten un mismo objetivo: unificar la tropa boina blanca contra los demás socios de JxC y volver a ser gobierno en 2023.

En este objetivo, Morales y compañía tienen dos piedras en sus zapatos: Alfredo Cornejo y Martín Lousteau. Por un lado, Lousteau y su “Evolución UCR” representa el más organizado sector disidente dentro del radicalismo, que tensiona constantemente con la conducción oficialista de Morales. Pero quien por estas horas despierta mayores molestias es el senador mendocino Alfredo Cornejo.

Esta semana, Cornejo compartió una serie de eventos en el Conurbano bonaerense junto a Patricia Bullrich, presidenta del PRO y referenta del “ala dura” o “halcones” de la oposición. La actitud de la “fórmula halcón” de adelantarse a los demás candidatos a la hora de definir su posición en el escenario electoral quizás responda a la necesidad de revertir los números de las encuestas, en las que suelen aparecer como los peor ubicados.

Desde el entorno de la Presidenta del PRO comentaron que “es un radical y jefe del interbloque, se va a leer como una hipotética fórmula“, remarcando el carácter electoral de la visita de Cornejo.

Lo de Cornejo con Bullrich no cayó nada bien en el comando de campaña del radicalismo nacional y bonaerense. Los líderes boina blanca vienen sosteniendo que el mendocino lo único que hace es debilitar la representatividad radical frente al PRO siendo funcional al partido creado por Mauricio Macri.

¿Palomas vs Halcones?

En contraposición a la campaña de “fórmula halcón” de Bullrich y Cornejo, el gobernador jujeño afianza su acercamiento con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quien dan señales de unidad, buscando pactar un plan de gobierno “socialdemócrata“.

Desde fines de abril, Morales y Larreta son parte de un acuerdo que también suscribió Elisa Carrió. Primero impidieron la inclusión del diputado de ultraderecha Javier Milei a JxC, y ahora pactaron coincidencias para competir en las PASO y acelerar el cierre de una plataforma electoral antes de fin de año.

El gobernador jujeño y el alcalde porteño buscan tensionar JxC “hacia el centro”, sin romper la alianza. Ambos tienen aspiraciones presidenciales pero no descartan la idea de una eventual fórmula “palomaconjunta para enfrentar al “ala dura” de la coalición, representada por el dúo Bullrich-Cornejo.

Ambos somos candidatos a presidente y tenemos una idea parecida sobre un espacio de centro que se vaya ampliando”, aseguró Morales a la prensa durante una actividad con Rodríguez Larreta en julio. “Lo que nos une es la intención de formar un espacio de centro derecha que sea abierto para ampliarse”, completó en aquella oportunidad.

Las internas del PRO

Sin embargo, más allá de la actitud “rebelde” de Cornejo, la conducción oficial de la UCR ha logrado construir un importante consenso interno. El PRO y sus referentes no pueden decir lo mismo.

Esto se refleja en las actividades desarrolladas por Morales y Manes, de manera conjunta o por separado, en contraste con las de Bullrich. Mientras que los primeros siempre convocan a la totalidad de los referentes partidarios locales, la ex ministra de Seguridad solo trabaja con la parcialidad partidaria que la apoya.

En la provincia de Buenos Aires siempre aparece con “su” candidato a gobernador, Javier Iguacel -quien pasa más tiempo en recorridas que en la propia gestión municipal de Capitán Sarmiento-, y las localidades que visita sólo invita “a los propios”, como sucedió en Morón, donde la mayoría de los concejales del PRO estuvieron ausentes, incluido el exintendente y referente más importante, Ramiro Tagliaferro.

Los cortocircuitos por la “peña peronista”

Bullrich no es la única referenta del PRO con problemas internos: Larreta y Macri siguen sin lograr un entendimiento mutuo. La semana pasada se organizó en San Telmo una “peña peronista” de JxC, donde 70 invitados intentaron darle volumen político a la candidatura a gobernador bonaerense de Diego Santilli, pero el evento derivó en una tensión interna con el expresidente.

La convocatoria estuvo a cargo de Florencia Casamiquela, Guillermo Viñuales y Juan D´Amico, y el evento tuvo como “invitado estelar” al exgobernador Juan Manuel Urtubey. Fue la primera actividad pública de un espacio peronista que trabaja de lleno en la candidatura del ex vicejefe de gobierno porteño.

Durante su discurso, Urtubey apeló a su tradicional postura “anti-grieta”, criticando tanto a Cristina Fernández de Kirchner como a Mauricio Macri.

“Tenemos todos un origen peronista, venimos desde distintas terminales políticas y hacemos una evaluación muy crítica tanto del gobierno de Macri como el de Vidal en la provincia“, explicaron referentes de ese espacio afín al larretismo.

Los justicialistas aliados a Juntos remarcaron su preocupación por una eventual candidatura del ex presidente Macri. “su gestión es indefendible para nosotros y mide muy mal en el conurbano“.

En respuesta, los “halcones” del PRO encontraron la excusa perfecta para sentar su posición en la interna, en contra del armado de Santilli. Dos referentes de este sector que se expresaron al respecto fueron el diputado nacional Cristian Ritondo y el vicepresidente del bloque de JxC, Alex Campbell, quienes se refieron en muy duros términos contra la “peña”.

“Referentes vinculados a lo peor del FDT, que representan lo peor de la política, vienen a criticar al único gobierno que luchó contra las mafias y gestionó pensando en el futuro de los argentinos”, expresó Ritondo en su perfil de Twitter.

Redoblando la apuesta, Campbell recurrió al tradicional discurso de los “70 años de peronismo” como causa principal de los problemas del país:

VERGÜENZA debería darles antes de criticar a quien fue el mejor presidente @mauriciomacri y la mejor gobernadora @mariuvidal que junto a millones de argentinos trabajaron 4 años para sacar adelante lo que ustedes destrozaron en los últimos 70 años“, afirmó.

Luego trascendió que, tras la efusiva reacción “halcón”, un grupo de dirigentes del PRO que participó del encuentro fue a cenar con Macri para disculparse por la “peña peronista”.

De esa cena participaron Martiniano Molina (Quilmes), Pablo Alaniz (Florencio Varela), Lucas Delfino (Hurlingham) y Ezequiel Pazos (José C. Paz), Ramiro Tagliaferro (Morón), Guillermo Viñuales (Lomas) y Evert Van Tooren (Esteban Echeverría).

Convidame un Matecito

Esto podría interesarte:

Read Previous

D’onofrio aseguró que buscan reducir la brecha del costo del colectivo entre interior y AMBA

Read Next

Finalizaron las obras del Hospital de Día del Penna