15.5 C
Bahía Blanca
lunes, marzo 4, 2024

Con los intendentes en contra, Scioli y Aníbal Fernández judicializarán la discusión por el reglamento electoral

La precandidatura presidencial de Daniel Scioli está encontrando notables obstáculos para terminar de armar su estructura propia de cara a las PASO 2023. Mientras los intendentes bonaerenses salieron en coro a pedir por lista de unidad, en CABA el ex gobernador terminó eligiendo a Nito Artaza como candidato, a falta de otra figura que lo quiera acompañar. En tanto, la sociedad Scioli-Fernández encontró su primer desencuentro. La única salida que encontró el ex motonauta es recurrir al Poder Judicial.

La obstinación de Alberto Fernández por imponer la proliferación de candidaturas en las PASO 2023 terminó dando lugar a una postulación sin consenso de Daniel Scioli, quien ahora enfrenta serios problemas justamente por su condición de minoría.

En pocas palabras, son pocos los referentes que optarían por acompañar al exmotonauta, enfrentándose a los socios mayoritarios de Unión por la Patria (UP).

Prueba de ello fue el contundente mensaje enviado este martes por un numeroso grupo de intendentes del conurbano bonaerense norte.

Los intendentes de la primera sección electoral -Conurbano Norte- publicaron una solicitada que tiene la firma de 20 jefes comunales entre los que se incluyen Fernando Moreira de San Martín, hombre de Gabriel Katopodis y Juanchi Zabaleta, intendente de Hurlingham.

VOS PODÉS HACER TU APORTE
Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestro medio y porque buscás fuentes de información alternativas a los medios corporativos que expresen otras voces. Ayudanos a construir más y mejor periodismo.

Colaborar

Allí, los caciques peronistas salieron en bloque a rechazar la candidatura de Scioli que busca forzar una primaria, contra la opinión mayoritaria del peronismo.

En el texto, plantearon:

"De no lograr la unidad en las listas provinciales y nacionales, no seremos funcionales a esas divisiones y acompañaremos en nuestros distritos a las lista que representen el proyecto que queremos para nuestros vecinos y no iremos en ambas".

Esta última frase revela un alineamiento con la estrategia del PJ bonaerense, que advirtió a Scioli y Victoria Tolosa Paz que si insistían en ir a primarias la interna sería con "lista completa". Por sus dificultades para conseguir candidatos y avales, Scioli pretendía compartir las boletas del candidato a gobernador y los intendentes.

En pocas palabras, Scioli quiere aún que los intendentes impulsen su boleta porque sabe que, aunque de forma milagrosa consiga 135 candidatos para los municipios de la provincia, difícilmente estos tengan chances electorales contra los jefes comunales ya instalados.

"Es momento de construir unidad de concepción y acción, en lugar de impulsar las PASO en todas las instancias", agregaron los jefes comunales.

"Desde nuestros distintos roles y responsabilidades, queremos colaborar a la racionalidad y razonabilidad que las circunstancias demandan y ser parte de la construcción colectiva de este nuevo proceso político", concluyeron.

Firmaron el texto Alberto Descalzo (Ituzaingó), Ariel Sujarchuk (Escobar), Federico Achával (Pilar), Fernando Moreira (San Martín), Gustavo Menéndez (Merlo / de licencia), Karina Menéndez (Merlo), Javier Osuna (General Las Heras), Juan Andreotti (San Fernando), Juani Ustarroz (Mercedes), Leo Boto (Luján), Leo Nardini (Malvinas Argentinas / de licencia), Noelia Correa (Malvinas Argentinas), Lucas Ghi (Morón), Mariel Fernández (Moreno), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Mauro García (General Rodríguez), Facundo Diz (Navarro) y Santiago Maggiotti (Navarro / de licencia).

Por el lado de la Tercera Sección, el intendente en uso de licencia y Jefe de Gabinete de la provincia, Martín Insaurralde aseguró que "queremos lista de Unidad y si hay PASO vamos solo con la lista de Cristina".

En la misma se expresó el diputado provincial e intendente en uso de licencia de Almirante Brown, Mariano Cascallares, Marisa Fassi, intendenta de Cañuelas, Gaston Granados, Jefe comunal de Ezeiza, el mandatario de San Vicente, Nicolas Mantegaza y el de Punta Indio, Hernan Y Zurieta. Del interior bonaerense también se anotó el intendente de Pehuajó Pablo Zurro.

Un radical para CABA

Si la PBA es un dolor de cabeza para Scioli, la Capital Federal no es asunto sencillo tampoco.

Con los postulantes más competitivos dentro del armado de kirchnerismo y el massismo, el embajador en Brasil apeló humorista, productor teatral y ex senador radical Nito Artaza como candidato a Jefe de Gobierno porteño.

"Yo veo que la elección de la Ciudad se va a definir entre tres radicales: (Leandro) Santoro, que está en el Frente de Todos; (Martín) Lousteau, que estuvo en el Frente de Todos y es el autor de la 125, y yo, que tengo origen radical", analizó Artaza.

"Querido Nito, valoro tu vocación de servicio, tu amor por la Ciudad de Buenos Aires y tu decisión política de ser candidato a Jefe de Gobierno. ¡Todo mi aliento y apoyo!", escribió Scioli para explicitar su adhesión a la candidatura del humorista.

¿Alberto le suelta la mano a Scioli?

El ex motonauta enfrenta dificultades para sumar referentes a su espacio, como ya quedó señalado. Y para sumar mayor complejidad, ahora parece soltarle la mano quien propició su candidatura: Alberto Fernández.

Sucede que el presidente le puso un límite a su acompañamiento a la candidatura presidencial de Scioli: rechazó de plano repartir cargos como parte de los cierres distritales que ensaya el comando de la campaña del ex motonauta.

Si bien el Jefe de Estado propicia de manera bastante obvia el lanzamiento de Scioli como manera de forzar unas primarias en el peronismo, repartir cargos para sostener ese armado es un paso que por ahora no está dispuesto a dar. La movida, aunque inmoral, era de las pocas cartas que maneja el espacio de Scioli-Tolosa Paz para seducir referentes que lo apoyen en los distritos contra la mayoría peronista. ¿El comienzo del fin del alberto-sciolismo?

La judicialización de la política

Sabiéndose impotente para torcer la voluntad de la mayoría peronista, el espacio alberto-sciolista (o lo que queda de él) planea recurrir al Poder Judicial este miércoles para impugnar el reglamento electoral de UP.

Atento a esa disposición, hoy el ministro de Seguridad y apoderado legal de Scioli, Aníbal Fernández, confirmó en Twitter que judicializarán la discusión, linkeando una noticia que advertía esta situación. En declaraciones radiales el ministro afirmó:

"Soy un peronista hasta la médula (sic). Y cuando las cosas no me causan gracia como lo que sucede con La Cámpora y se los apaña, entonces me quejo. Y en este caso nosotros dijimos que vamos a hacer el planteo ante las trabas que nos están poniendo. Porque Daniel Scioli va a competir. Nosotros hoy vamos a presentar un escrito ante la Justicia Electoral Federal y ante la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires".

En concreto, el escrito preparado por Fernández se presentará ante el Juzgado Federal de Ramos Padilla y ante la Junta Electoral bonaerense. Confirman así lo dicho por Cristina Fernández de Kirchner y el PJ provincial: en rigor, el alberto-sciolismo está dispuesto a abrir la puerta para que el mismo poder judicial que proscribió a CFK y no investigó su atentado sea el que decida el futuro partidario del peronismo.

La hipocresía de Guzmán

En tanto, UP sumó un nuevo episodio de su novela tras una polémica columna de opinión del ex ministro de Economía albertista Martín Guzmán, quien se adjudicó a sí mismo el Gaseoducto Néstor Kirchner.

"Como ministro de Economía de la Nación, siguiendo la decisión del presidente Alberto Fernández, di inicio a este proyecto transformador para el sector energético de la Argentina", afirmó Guzmán en una columna de opinión, en la que calificó al gasoducto que permitirá extraer el gas de Vaca Muerta, como "el suceso de mayor envergadura para el desarrollo energético de la Argentina desde la recuperación de YPF".

El texto fue leído por el entorno de Sergio Massa como una provocación en tono electoralista dirigida directamente al ministro de Economía. No es un secreto que Guzmán integra la mesa chica de Scioli, como su principal asesor económico.

La secretaría de Energía, Flavia Royón calificó de "cinismo" los dichos del ex titular del Palacio de Hacienda "que tuvo cajoneado el proyecto durante toda su gestión".

En rigor de verdad, Martin Guzmán fue quien presentó el proyecto del gasoducto Nestor Kirchner, pero 84 días después no se había firmado ningún contrato de obra, que ya contaba con el financiamieto obtenido mediante el aporte de las grandes fortunas aplicado por única vez durante la pandemia.

Su freno a la obra fue leída como parte de la interna que mantenía con los funcionarios kirchneristas del área energética, como Agustín Geréz.

En contraposición, al asumir el ministerio de Economía, Sergio Massa logró alinear las áreas de Energía y fijó un cronograma de habilitaciones, procesos licitatorios y adjudicación de obra, estudios de impactos ambientales, coordinación con gobiernos provinciales y relación con las contratistas, que permitieron que en menos de 10 meses se construyeran 576 km de caño para transportar el gas de Vaca Muerta hacia el centro del país.

Podría interesarte:

Las últimas noticias

Latest Posts

.links span { display:none }