Comuníquese con nosotros

Noticias de Bahía Blanca – El Ágora Digital

Se parte el peronismo córdobes: Schiaretti apoya a Macri pero los intendentes delasotistas van con Alberto

Nacionales

Se parte el peronismo córdobes: Schiaretti apoya a Macri pero los intendentes delasotistas van con Alberto

Hace no mucho tiempo, cuando Juan Schiaretti se abrazó con Mauricio Macri en Casa Rosada tras su triunfo, Roberto Lavagna eligió definirlo como un “peronista zigzagueante”. Esto se comprueba ahora al impulsar una boleta corta de diputados nacionales, sin candidato a presidente, con la intención de que sus militantes la repartan junto con la de Mauricio-Pichetto.

“Hacemos por Córdoba” llevará entonces una boleta corta que incluirá solamente el tramo de diputados nacionales, en tanto Córdoba este año renueva 9 de las 18 bancas en la Cámara Baja. Esto a su vez, garantiza libertad para que su electorado elija entre las fórmulas Fernández-Fernández, Macri-Pichetto o incluso, Lavagna-Urtubey. Si bien Schiaretti aún hoy mantiene una buena relación política con Urtubey, no tiene mucha simpatía por Lavagna a raíz de las críticas que le propinara tras la elección y su visita a Casa Rosada.

Desde la gobernación cordobesa incluso se agrandan y dicen que “Alternativa Federal no tiene candidato a presidente pero sí puso dos de los tres candidatos a vicepresidente de las fórmulas más competitivas”.

Sin embargo, más allá de esa estrambótica explicación, la idea es fundamentar el no apoyo a Urtubey aduciendo que apoyarían por igual la fórmula de Cambiemos y la de Consenso Federal, porque en ambas los candidatos a vicepresidente son de Alternativa Federal.

El presidente del bloque de legisladores del peronismo cordobés, Carlos Gutiérrez, la mano derecha de Schiarreti, fundamentó la decisión en el “cordobesismo”:

“Hemos inscripto la alianza Hacemos por Córdoba, entendiendo que hoy más que nunca tenemos que asegurar diputados que defiendan los intereses de la provincia. Además hemos ratificado nuestra pertenencia a Alternativa Federal porque estamos convencidos que la grieta de esta Argentina que parece bipolar por momentos, no va a resolver el problema de los argentinos. Y después del 10 de diciembre si no se logran acuerdos de fondo para comenzar a caminar un rumbo distinto, en el Congreso se va a trasladar la búsqueda de esos consensos; y por lo tanto cobra más importancia que nunca, que Córdoba tenga en nuestro caso, los mejores hombres y mujeres que nos representen en la Cámara”

Concretamente, el PJ cordobés pone dos bancas en juego: la de la legisladora electa y ex pareja de De la Sota, Adriana Nazario, y la del vicepresidente nacional de la Democracia Cristiana, el delasotista Juan Brügge.

Schiareti comparte con Macri, en gran parte, un perfil de votante conservador pero también recibió un espaldarazo del kirchnerismo, que por orden de Cristina no presentó su lista lo que benefició al gobernadora mediterráneo.

Es sabido que los números de “Hacemos por Córdoba” tanto en las PASO de agosto como en las generales de octubre no llegarán al 54% de las provinciales de mayo y su apuesta política es lograr cuatro escaños en Diputados, o al menos, tres en una “mala” elección. El mismo Gutiérrez suena como cabeza de lista de Hacemos por Córdoba, así también como Carlos Massei, otro de los principales armadores de Juan Schiaretti y el cordobesismo.

Sin embargo, en el interior de la provincia, el grueso de los intendentes proviene del delasotismo y desaprueba el acercamiento de Schiaretti a Macri y en su momento, festejaron la reelección del gobernador como un golpe al presidente.

Uno de las voces más díscolas es la de la Carlos Caserio, presidente del PJ Cordobés y virtual reemplazante de la presidencia del bloque que Pichetto abandonó tras su paso a Cambiemos. Caserio es un político diestro que siempre mantuvo aceitadas relaciones tanto con De la Sota como con Schiaretti, y posee una importante llegada a los intendentes.

Caserio mismo se reunió tanto con Massa como con Alberto y les refirió que la molestia de los intendentes delasotistas por la táctica de Schiaretti, así como su voluntad de tomar el camino de la unidad junto a Alberto y Cristina. Además, hacen su propio análisis: “de Alternativa Federal, tanto Pichetto como Urtubey y Massa se acomodaron e hicieron negocio, pero Schiaretti se quedó sólo y ahora lo único que le queda es buscar un puñado de diputados. Su poder se diluyó en un mes.”

Portal online de actualidad política, desde Bahía Blanca para toda la Provincia de Buenos Aires, la Nación Argentina y el mundo. Líder bahiense en periodismo ciudadano.

Comentarios

Más en Nacionales

Arriba